La Rioja

img
Quién soy? Qué quiero? (1º esencial)
img
Mercedes Garcia-Laso | 24-11-2016 | 06:57

En determinados momentos nos sentimos perdidos… te ha pasado alguna vez? Genera mucho malestar, verdad? Pero a la vez es una gran oportunidad porque se nos cuestionan nuestros modos de funcionar hasta ese momento, abriéndose entonces, si nos atrevemos, nuevas y apasionantes posibilidades, que nunca habríamos ni imaginado. 

De pequeña tenia otro cuerpo, otra manera d pensar…. Entonces, quién soy yo? En este mini-mapa os hablaré de un concepto que para mí experimentarlo, vivirlo en el cuerpo, no pensarlo en la mente, ha marcado un punto de inflexión.

Además luego resulta que tanto desde tradiciones espirituales hasta, por ejemplo, las científicas terapias cognitivo-conductuales de tercera generación, pasando por filósofos y hombres de artes han explorado eso mismo como clave de libertad y felicidad humana (felicidad entendida como “ir a favor de la vida”). Empecemos entonces!

Puedo decir que… aunque pueda sonar muy extraño y heavy… que yo soy simplemente un espacio donde, como burbujeos en la lava, van sucediendo cosas… y van apareciendo y desapareciendo pensamientos, emociones, dolores, relaciones, crisis, enfermedades, cambios corporales, vivencias, buenos y malos ratos, aprendizajes, proyectos, cafés que me voy preparando… y cada burbuja emerge, se queda un rato y vuelve de nuevo al magma donde se formó.

Esto que os digo, por supuesto, requiere todo un camino de ir vivenciándolo (que es lo esencial porque si no, queda en el terreno de las creencias y/o lo intelectual) pero puedes experimentar un atisbo si haces dos o tres respiraciones profundas y atiendes a ese minúsculo espacio que separa dos pensamientos… eso eres tú.

“¿Quién te sostiene?”, preguntaba Reb Asri a Reb Dabban. “El vacío”, le respondió éste. Y agregó: “¿Acaso no sostiene al universo?” ~ Edmond Jabès.

Todo lo demás son sucesos. Los patrones de nuestro cuerpo y mente se conforman por interacción de genética y ambiente… conformando características físicas y psicológicas: Uno puede tener un metabolismo lento y ser pesimista. Su cerebro tendrá por tanto una tendencia a fabricar pensamientos negativos, de la misma manera que su tejido adiposo una tendencia a crecer. Además estás tendencias incluyen una manera de ver el mundo y moverse por él que promueve la auto-conservación de dichas tendencias. Con lo que, con un poco de perspectiva, podemos ver que la vida de cada cual es en el fondo una repetición una y otra vez de la misma historia.

Aquí es donde conectar con el silencio que somos nos permite una transformación. Y lo hace de dos maneras:

1. Permite  relativizar lo que nos sucede, coger un poco de aire al saber que todo pasa y conectar con una sensación profunda como de calma, como de confianza.

Esto, sin saberlo, lo hacemos todos cuando, por ejemplo, nos piramos a dar una larga caminata por el monte cuando creemos que ya no podemos más con el estrés del trabajo.

Si nos vamos adentrando en esta la vivencia, podremos conectar cada vez  más  con la  especie de certeza de la que hablaba la cita de arriba… sirviéndonos esto de refugio y de sostén para aventurarnos fuera de nuestra zona de confort e iniciar el viaje del  auto-conocimiento, el viaje del héroe.

2. Además desde este vacío, desde este lugar neutral, de silenciosa aceptación de todo, de observación sin juicio ni intención, podemos ver nuestras identificaciones (lo que yo soy -lo que creo que soy, mejor dicho-, lo que a mí me gusta, lo que yo quiero) y nuestra particular manera de ver el mundo (ver el #minimapa “gafas y mapas”) como un producto de nuestra historia. Y a la vez ir sacando a la luz todo aquello que habíamos negado, reprimido: ejemplo, si yo me considero esplendido, tendré muy en el inconsciente mi parte tacaña… que por tanto me saldrá viéndola en los demás, o como sentimientos o actos que no entiendo; además de no poder sacar provecho a los beneficios que sin duda me proporcionaría explorar conscientemente esta parte.

Otro día os hablaré más del inconsciente (es decir, de esto que os acabo de nombrar en el párrafo anterior). Para el mini-mapa de hoy me vale con deciros que se expresa en el cuerpo, los sueños, síntomas, actos que no coinciden con lo que queríamos hacer (olvidos inoportunos, lapsus…), en lo que vemos en un objeto artístico o en los demás, en nuestras reacciones desproporcionadas o irracionales etc. Por tanto éstos son los medios para conocer nuestras gafas, nuestros mapas implícitos y nuestras diferentes partes y conflictos, que desde el lugar del observador silencioso podemos ir poniendo sobre el tapete, explorando y viendo que son sólo “objetos”.

La vivencia del silencio nos facilita como he dicho este segundo punto (desde el silencio  puedo observar mi parte extrovertida y mi parte introvertida; y anclado ahí podré sacar una u otra según la circunstancia, y no según mi tendencia automática como hago siempre). Pero además según vaya avanzando en el autoconocimiento y conociendo y atravesando mis heridas, más y más auténticamente podré vivir ese silencio.

A veces me repito un poco en ciertos mini-mapas, ya podéis perdonar. Además me suele pasar en los que, como éste, me salen un tanto crípticos. Sorry, de nuevo. De todas maneras confío en que podáis destilar alguna lucecilla que os sirva.

-¿Quien soy? Un territorio apasionante que explorar. Deja a un lado lo que crees que eres y en tu vida se abrirá la magia.

-¿Qué quiero? No hay ningún deseo que te pertenezca como no hay ninguna palabra que te represente, todo ello te viene de los otros (de tu historia, del entorno en el que has vivido, de la publicidad…). Así que no es pensar qué quiero, sino concienciarlo… abandonar la creencia de que sabemos lo que queremos y permanecer muy atentos al momento presente, como en  el surf… escuchar las sutilezas de mi voz interior, afinar desde dónde actúo y dejarme fluir a favor de la vida (una pista, por ejemplo, es observar, cuando sin darme cuenta, estoy comiendo sano, durmiendo bien).

~Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño para atravesar tormentas.

Sobre el autor Mercedes Garcia-Laso
Psicóloga clínica especializada en psicoterapia para pequeñas y grandes dificultades (garcialaso.com).