La Rioja
img
Etiquetas de los Posts ‘

Creatividad

En la Semana del Libro… Prueba este ejercicio de las Páginas Matutinas ¡y verás como todos somos creativos!
Mercedes Garcia-Laso 24-04-2017 | 9:37 | 0

En la semana del libro, os voy a proponer un sencillo ejercicio que encontré hace poco y me encantó porque concretiza lo que yo he podido experimentar durante estos últimos años.

Yo, que soy más de experimentar que de leer, comencé a escribir como una especie de disciplina de auto-cuidado ante algo que para mí era muy difícil: parar e intentar poner palabras a lo que me pasaba por dentro. Y mira tú por donde, que esos párrafos deslabazados y caóticos, además de ayudarme a nivel personal un montón, generaron la semilla de lo que luego ha sido el libro Minimapas para Tormentas ¡cuando jamás había ni imaginado escribir un libro! ¡y ya va por la 2ª edicion!

Por otra parte, con mis pacientes-clientes también suelo utilizar la técnica de la escritura automática, que es en la que, en realidad, se basa este ejercicio llamado las “páginas matutinas” del libro El Camino del Artista. Otro día os hablaré más de otros aspectos de la escritura automática y de otras potencialidades del hecho de escribir. Hoy no me enrollo más y os dejo ya mi particular resumen de la técnica de las páginas matutinas, que sirve tanto para desarrollar nuestra creatividad como para nuestro crecimiento personal.

Feliz Semana del Libro, navegantes! (P.D.: podéis leer más en “Eres creatividad”, “Niño interior”).

(De la escritura automática a firmar ejemplares en el Corte Inglés por el #DiaDelLibro2017, jeje)

Las páginas matutinas consisten en:

Todos los días, nada más levantarte de la cama, escribe tres páginas manuscritas de estricto flujo de conciencia. Por ejemplo: «Dios mío, ha amanecido de nuevo. No tengo nada que contar, nada que decir. Tengo que lavar las cortinas. ¿Recogí ayer la ropa de la tintorería? Bla, bla, bla…».  Nadie podrá leerlas. Tampoco tú durante las siguientes ocho semanas, más o menos.

Las páginas matutinas no pueden hacerse mal!

-Estas divagaciones diarias no pretenden ser arte, sino desaguar el cerebro. Por tanto, incluiremos todo por nimio, tonto, estúpido o raro que pueda parecer.

-Con frecuencia estás páginas matutinas son negativas, fragmentarias, autocompasivas, repetitivas, forzadas, infantiles, malhumoradas, sosas y hasta ridículas. ¡No importa! Todos aquellos enfados, preocupaciones, miserias que vuelcas al papel por las mañanas son precisamente las cosas que se interponen entre tú y tu creatividad.

-Si vas todos los días directamente de la cama a la página, aprenderás a evitar a tu “censor interior”, que es esa voz perfeccionista que nos critica todo el rato. Márcate esta regla: recuerda siempre que las opiniones negativas de tu Censor no son la verdad. Esto hay que practicarlo: ni hay una forma incorrecta de escribir las páginas matutinas, ni cuenta la opinión del Censor. Es decir, deja que él siga con su palabrería y que tu mano corra por la página. Puedes escribir también sus pensamientos, si quieres, y observar cómo disfruta lanzándose a la yugular de tu creatividad. Su aspiración es atraparte.

Busca una caricatura para tu Censor Interior.

Sólo identificando al Censor como el nimio y sibilino personaje que es, lograrás despojarlo de buena parte del poder que ejerce sobre ti y sobre tu creatividad. Elije un personaje (como la Srta. Rotenmeyer, por ejemplo); o createlo; o pega en el lugar donde escribas una foto poco favorecedora de tu padre, madre o aquel que haya sido responsable de introducir al Censor en tu psique. La idea es dejar de escuchar la voz del Censor como si fuera la de la razón y aprender a oírla como el mecanismo represor que en realidad es. Las páginas matutinas también te ayudarán a ello.

Las páginas matutinas son innegociables.

Si no sabes qué poner, entonces escribe “No sé qué escribir” y hazlo hasta que hayas llenado tres páginas.

Jamás te las saltarás o las reducirás, independientemente de tu estado de ánimo o de las cosas desagradables que te diga tu Censor.

Siempre pensamos que debemos tener el humor adecuado para escribir, pero no es así. Las páginas matutinas te demostrarán que tu estado de ánimo no importa.  Con ellas dejarás de juzgarte y te pondrás a escribir. Tu artista es un niño, necesita alimentarse y estas páginas matutinas son su alimento.

-Con frecuencia las personas más resistentes a las páginas matutinas acaban por ser los que más las aprecian. La desgana y la pregunta “¿para qué sirve esto?” no son más que miedo. Vuelca tus miedos en la página.

¿Por qué hay que escribir las páginas matutinas?

-La autora del libro, Julia Cameron, dice: Las páginas matutinas nos llevan al otro lado de nuestros miedos, de nuestra negatividad, de nuestros altibajos. Sobre todo nos alejan de nuestro Censor. Y mandan al cerebro lógico al banquillo para que juegue el cerebro artístico” (en otro minimapa os cuento lo que diferencia a estos dos cerebros).

-“Son una vía válida que induce a la introspección y nos ayuda a hacer cambios reales en nuestras vidas.  (…) Son el camino para llegar a una firme y clara conciencia de uno mismo, la pista que seguimos por nuestro interior hasta encontrarnos con nuestra creatividad y sabiduría.”

-“Cuando estoy atascada en una situación dolorosa o con un problema que no sé cómo resolver, recurro a las páginas y les pido consejo. Para ello escribo «PJ», las iniciales de «Pequeña Julia», y hago mi consulta. Espero entonces la respuesta y la escribo.

‘Cuanto más escuchas a tu sabiduría interior, más la fortaleces, como si fuera una habilidad o un músculo’. Robbie Gass.

-“Los abogados que las escriben aseguran que les vuelven más eficaces ante los Tribunales; y los bailarines, que mejoran su equilibrio, y no sólo su equilibrio emocional. Es decir cualquiera se puede beneficiar de ellas”

Y si pruebas a ver en qué te ayudan a ti?  ;)

(Mercedes GarcíaLaso, tu psicólogo en Logroño y autora del libro Minimapas para Tormentas, 2ª edición).

Dibujo que ilustra la esencia de las páginas matutinas.

(Ilustración de http://gabirubi.blogspot.com.es)

Ver Post >
Eres creatividad y la vida arte (mi resumen en 5 puntos)
Mercedes Garcia-Laso 18-05-2016 | 9:23 | 0

Otra de las claves que he descubierto en mis viajes (dejando aparte, bueno, quizás no, que he tenido que ser muy creativa para, por ejemplo, llegar a vivir sola) es que la vida es arte. Me explico: en mi sentir, la existencia es simplemente un algo que se va creando minuto a minuto y es ese proceso de “ir creando” lo que es realmente la vida (no el resultado final ni tampoco los resultados parciales). Y esto para mí ha sido un “click” fundamental a la hora de afrontar el día a día, descubriendo su magia y belleza escondidas.

1. Todos sabéis lo que es el proceso artístico, verdad? Os pongo ejemplos: prepararme la comida con una nevera escuálida; customizarme una camiseta vieja; elaborar una lista de reproducción para una fiesta; inventarme juegos y cuentos con los críos; envolver un regalo; redactar un whatsapp especial; crear un proyecto, una actividad; mejorar o arreglar, lo ya existente; escribir, dibujar, fotos etc. Pues bien, vivir es eso, es el proceso artístico por excelencia, es el crear mi particular y único camino, paso a paso, suspiro a supiro.

2. Hay, no obstante dos maneras de entenderlo, que comparten el mismo fondo, pero que hay personas y temporadas más tendentes a una u a otra.

2.1. Una la vamos a etiquetar como “arte activo” y correspondería más a lo que la mayoría entendemos como “creativo”. La explica muy bien David Testal en el siguiente párrafo: “Nuestra percepción personal de la realidad es nuestra principal obra de arte, es el mundo que creamos para vivir en él. Por definición, entonces, estar vivo es ya ser un artista. Y eso implica una responsabilidad de la que no podemos huir, puesto que la representación transforma lo representado. Al crear algo, plantamos una semilla en el imaginario colectivo y creamos futuros posibles. De inmediato todo ello está a disposición de cualquiera. Sabiendo esto, cada uno decide en qué dirección quiere crear, a qué mundo quiere contribuir. ¿Quieres sólo quejarte, denunciar, desmontar lo que no te gusta, o quieres plantar bosques en el desierto? ¿Quieres sólo describir el muro, o quieres construir una puerta en él?”

2.2. Y la otra la nombro como “arte contemplativo” y se refiere más al arte de surfear, en vez de marcar rumbos; y al arte de percibir la belleza y la magia, descubriéndolas en vez de construirlas. Hablaba yo de ella, en otro lugar, con la siguiente metáfora: “Vivir es bailar con la existencia. La danza es escucha… escucha de mí, de mi compañero y fundamentalmente de ese algo que nos engloba a ambos. Mi compañero puede ser otra(s) persona(s) y/o la música (o cualquier otro “otro”, como tal vez un bosque)… él hace algo a lo que yo respondo, que a su vez influye en el siguiente movimiento… y si me dejo, me podré dar cuenta de que he conectado con un flujo impersonal donde “sujeto-objeto” desaparece. / No es ya pensar qué quiero, sino contemplar, concienciar, el flujo del deseo, el flujo de la vida en mí.”

La primera correspondería, simplificando, a la imagen que se suele mandar en Nochevieja de “libro en blanco con 365 páginas: comienza una buena historia”. La segunda enfatiza más el “leer” que el “escribir” (en línea, por ejemplo, con la siguiente frase de Miller: “descifrar el inconsciente… ese libro con tirada de un solo ejemplar cuyo texto virtual llevas por todas partes y en el que está escrito el guión de tu vida, o al menos su hilo conductor”). Una me sugiere que me vaya creando unas mejores gafas; y la otra que vaya conociendo los filtros de las que ya tengo. El resultado parecido, siempre que respetemos nuestra tendencia intrínseca y seamos flexibles en la dialéctica. Tres libros, de lo más distinto, me vienen al respecto: “Biografía del silencio” (Pablo d’Ors), “Si fueses pájaro lo entenderías” (David Testal), “El camino del artista” (Julia Cameron).

3. En el fondo, el verdadero arte es alquimia (cada hacer en el mundo externo puede llevar a un cambio interno) y al vez co-creación (mi mundo interno interactúa con el tuyo y crea algo nuevo afuera –y también adentro, claro). Y así es como realmente podemos abrir puertas tanto dentro como fuera y hacer de la vida un lugar más habitable para uno mismo y el otro.

4. Por eso os sugiero que probéis a conectar más con vuestro artista interior y a jugar: Suelta la idea de llegar a ser “no se qué”; o de tener que hacer o ser “no sé cuantos”. Un artista no tiene expectativas, sólo se deja fluir en el proceso que creación.

5. Y para acabar os voy a dejar  unas citas que muestran la naturaleza de lo artístico (aunque hablen sólo de la poesía) pues es esencial tenerlo siempre presente:

“Toda poesía interrumpe el estado cotidiano, la vida ordinaria, casi como la ensoñación, para renovarnos, y así mantener siempre despierta la conciencia de vivir.” Novalis.

“La poesía viene de un lugar que nadie controla, que nadie conquista” Leonard Cohen.

“La palabra poética es un lenguaje de la emoción, no es palabra que traduce la emoción. La palabra que se trasciende para ir más allá de su significado y expresar lo que la simple palabra no puede. (…) Hallar nuestro propio verbo mágico, nuestra propia palabra poética que se trasciende a sí misma para acercarnos un poquito más desde nuestro yo a nuestra alma, a esa que está como semilla – también como herida – y que para crecer necesita agua y fértil tierra. (Jaume Cardona).

RESERVÉMONOS EN NUESTRAS APRETADAS AGENDAS espacios para reconectar con nuestro artista y la magia entrará en nuestras vidas! (Nota: similar pero en naif lo podéis leer en “Reconectando con nuestro niño interior”;))

~Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño para atravesar tormentas.

Ver Post >
Reconectando con nuestro niño interior
Mercedes Garcia-Laso 15-07-2015 | 8:23 | 0

Arte-trasteando es una etiqueta que creé en mi otro blog para incluir una tímida miscelánea entorno a lo artístico. Algo en mí tira hacia ahí pero todavía no he conseguido rescatar a esa pequeña que inventaba juegos… y en estos días estoy sintiendo como un compromiso firme de ir hacia ella.

He decido, por tanto, aprovechar la relentificación del ritmo en verano y mis vacaciones (que hasta el 8 no comienzan, por cierto, ggrrr) para profundizar en esta llamada y, por ejemplo, dar una pausa de mes y algo a los #minimapas ¡Y qué mejor que dedicar este “punto y seguido” precisamente a un esbozo para los que también queráis enriquecer estas semanas estivales reconectando con vuestro niño interior! Así que allá va:

Observad a los críos, por favor! Juego, curiosidad, diversión, alegría, placer, magia, misterio… ¿Dónde quedó todo esto en nuestras vidas???

Vivimos tiranizados por los “tengo que”; el pavor a lo desconocido, a la incertidumbre; la obsesión por llegar a determinado objetivo; por la rigidez de cómo han de ser las cosas… etc.

Atrévete simplemente a disfrutar del proceso sin importarte a dónde llegues. Esta es mi propuesta para este verano… ya sea pintando, escribiendo, bailando, cocinando, caminando por el bosque o haciendo surf. Adéntrate en el misterio del no-saber, del no-saber lo que va a ocurrir y… saborea la magia.

Deja que lo que vas viviendo, creando, te hable. Escucha las sensaciones, y quizá alguna idea despistada… que la curiosidad te guie… y poco a poco reconectarás con tu niño juguetón y con eso que en el fondo tú sabes que te hace bien.

Jugar y crear abre puertas inimaginables.

Resérvate ratos para escribir sin pensar, pintarrujear, bailar sola, enguarrarte en los charcos de lluvia… ratos para ser un niño.

Regálate otros para conectar con la curiosidad y los sentidos: da una vuelta por una exposición escondida, por una tienda de discos de segunda mano, prueba una receta etíope, un nuevo incienso o… ¿te has bañado alguna vez de noche en el mar?

Y busca también momentos de no-hacer, de ensimismamiento: cada uno sabemos lo que nos hace “conectar” (un paseo, una música…) y explora además otros (como un juego, a ver qué pasa)

Por último, puedes llevar siempre un cuaderno… tu cuaderno de viaje… como el de aquellos exploradores de territorios vírgenes…

Atento a cada momento… 
y sabrás que la vida es juego y magia.

~ Mercedes García Laso, tu psicólogo en Logroño para atravesar tormentas.

Ver Post >
Sobre el autor Mercedes Garcia-Laso
Psicóloga clínica, experta en pequeñas y grandes dificultades: en terapia su escucha hace ver. Nº1 en el PIR; discapacidad ≥65%; libro #Minimapas para Tormentas. Garcialaso.com.