La Rioja
img
Etiquetas de los Posts ‘

Septiembre

Septiembre: a por el curso, navegantes!
Mercedes Garcia-Laso 05-09-2016 | 7:33 | 0

Septiembre. Algunos se irán ahora de vacaciones pero para la mayoría empieza el curso… y eso que en Logroño con los San Mateos hasta octubre estamos a medio gas;)

¿A ti te mola este mes (por lo que tiene de “comienzo”, por lo de retomar un orden, por eso de ir a la librería a comprar los cuadernos, etc.) o eres de los que sufren el mal llamado síndrome post-vacacional?

Digo lo de “mal llamado” porque… ya nos vale poner etiquetas a todo! ¡y más aun, etiquetas que patologizan, o al menos problematizan, algo que es completamente normal! Porque normal es, y muy normal además, la pereza que nos da a la mayoría volver a tener que responder a las demandas del otro (es decir, madrugar, correr, hacer cosas que no me gustan o no me apetecen en ese momento etc.), sumándole además el echarnos de nuevo a las espaldas las preocupaciones que durante el kit-kat del verano habíamos dejado aparcadas.

Ay, cuántos de vosotros habéis deseado en estas temporadas, al sonar el despertador, esconderos bajo las sábanas deseando simplemente desaparecer como por arte de magia? A mí, al menos, me pasa a menudo, jeje;)

Luego se pasa. Pero si dispones de unos minutos en un lugar tranquilo y quieres este año salir un  poco de lo de siempre, TE PROPONGO TRES PREGUNTAS para que escribas (o dibujes, o lo que sea) lo que te surja:

1º) Que te ha ayudado otros septiembres? (como muchas veces digo “repite, lo que te ha servido; y no repitas, lo que no te ha servido”;))

2º) Respecto a qué actividades apuntarse este año, qué objetivos marcarte y demás, cierra los ojos, inspira dos veces profundamente y después observa, sin intentar modificar nada, como el aire entra y sale por las fosas nasales. También puedes salir a dar un paseo, regar tus plantitas o cualquier otra actividad que te ayude a conectar contigo mismo. Una vez, ahí, en esa relativa calma interior, mira qué necesita tu cuerpo y qué siente ante las diferentes opciones que la mente planteaba.

No quieras respuestas, simplemente estate atento. Suele pasar que es posteriormente a este ejercicio cuando aparecen las señales. Y el captarlas requiere “intención sin expectativas” y “espacio” (es decir, si tu mente no para ni un momento con la agenda repleta, es imposible que repare en lo sutil de la voz interior –y por eso, si te das cuenta, es en la ducha o medio dormido cuando a veces te das cuenta de cosas importantes).

Menos es más, recuerda. Y si observamos a plantas y animales, podemos aprender tanto de ellos…

3º) Por último, ¿y si tuvieras un ratico semanal para ti, para poner consciencia en tu vivir, para conectar con la calma y coger desde ahí perspectiva?

Si sientes ese deseo, lo difícil será hacerlo “sagrado” en tu agenda (y lo digo por experiencia). Puede ser escribir, dibujar, un paseo o cualquier cosa que nos sirva para no dejarnos arrastrar totalmente por nuestros automatismos. Y así avanzar, poco a poco, en el ir sintiendo cada vez más profundo que lo más valioso no es lo que tienes, o lo que haces, o lo que los demás piensan de ti… lo más valioso eres tú mismo intrínsecamente como ser único en el universo (suena muy new-age, lo sé, pero seguro que, por ejemplo, los montañeros me pilláis evocando lo que hace que el monte os guste tanto… y me viene también la cita de Saramago “dentro de nosotros existe algo que no tiene nombre y eso es lo que realmente somos”).

A por septiembre, navegantes!

~Mercedes García-Laso, tu psicólogo en Logroño para atravesar tormentas.

(Ilustración de Sara Fratini)

 

Ver Post >
Organizándome mis extra-escolares… ufff!
Mercedes Garcia-Laso 02-09-2015 | 7:46 | 0

Desayunando he ojeado el post de Rosa Useleti (una preciosidad reversible con la topé este verano) y he pensado escribir en el espejo del baño con un pintalabios, que no tengo, su mensaje ¡porque se me olvida, se me olvida, se me olvida!

Os copio mi particular resumen:

<septiembre es especial, por muchos motivos… entre otras cosas porque percibo en el ambiente (y sobre todo a través del facebook y el mail) que ¡hay que hacer algo!

Hay que hacer bajar los kilos de más del verano, hay que apuntarse al gimnasio, hay que volver a ver a los amigos, hay que reservar plaza en un curso que me han dicho que es buenísimo, hay que leerse el libro tal, hay que formarse, hay que, hay que, hay que… ¡Ay!, qué susto, digo yo.

Mi truco: Observo, respiro, respiro, respiro y decido. No se me ocurre mejor forma de seguir afinando mi brújula, MI CUERPO.

Lucia Znamirowski

Esta “sencilla” y a menudo olvidada pauta es la guía para que tu cuerpo decida qué necesitas para este curso escolar (a corto plazo) y para la vida. Tu cuerpo sabe dónde está el norte, el sur, el este y el oeste. No hay más. Para los intensos, estudiosos, intrépidos, escépticos….quizá es poco, pero ahí está el reto que me/os lanzo.>>

Y es que según mi vivencia nuestro mayor problema es que no nos escuchamos… y nos dejamos llevar por inercias, automatismos, exigencias o modelos externos de cuya influencia sobre nosotros ni siquiera somos conscientes.

Aunque, mejor expresado, diría que no sabemos escucharnos pues esto, en realidad, es un proceso en el que, como diría Rosa, vamos afinando cada vez más y más.

El cuerpo es esencial en ello pero hay otros “esenciales”… y a cada persona le puede servir más alguno en particular… os remito, por lo tanto, a la etiqueta “escúchate” de este blog para que investiguéis.

Daros un tiempo, un espacio … respirad, observad… y si así os surge, preguntadme vía e-mail por mis espacios individuales y grupales de aprendizaje de la escucha.

Apasionante se vuelve la vida en el camino de la escucha… ya veréis;)

~ Mercedes García Laso, tu psicólogo en Logroño para atravesar tormentas.

Ver Post >
Sobre el autor Mercedes Garcia-Laso
Psicóloga clínica, experta en pequeñas y grandes dificultades: en terapia su escucha hace ver. Nº1 en el PIR; discapacidad ≥65%; libro #Minimapas para Tormentas. Garcialaso.com.