La Rioja
img
Autor: abogadosmediadoreslandaocon_8733
Asignatura pendiente: “la cesta de los libros y algo más”

Leemos los derechos de los niños y encontramos uno relacionado con el derecho a tener una educación y los padres entonces obligación a garantizarla.

Pero si pensamos en la palabra educación hasta dónde abarca el significado de esta palabra…

Cuando en mediación familiar abordamos en una sesión este aspecto con los padres, caemos en la cuenta del  amplio abanico de necesidades e intereses que se quieren cubrir.

Es algo más allá de afrontar los gastos de matrícula, de libros, etc…

Son numerosas las  decisiones que necesitan del consentimiento y del acuerdo de ambos progenitores. Educar en valores desde la familia, va más allá de comprar un uniforme a medias.

El bienestar integral de los menores podría ir desde acordar tipo de guardería, clases de refuerzo escolar, los ciclos formativos, a gastos  de tratamientos médicos, o a cómo van a disfrutar de su tiempo de ocio y tiempo libre: deportes variados, campamentos, excursiones,etc…

img-20171029-wa0017

Aquí hay que contemplar la compatibilidad de los tiempos para que ambos progenitores puedan acompañar y/o  ver, aplaudir y recoger a sus hijos de los entrenamientos, exhibiciones,etc…en los que participen.

Aquí entre en acción el papel tan importante que tiene la empatía, habilidad social que se necesita tanto  en mediación. Es una de las maneras de entender los sentimientos de los demás y ayudar a tener una mirada diferente ante los conflictos.

El efecto boomerang que pueden producir los padres en los hijos es mayor del que se piensa, porque con su estilo de actuar en las decisiones cotidianas, los menores observan y escuchan cómo son capaces sus padres de dialogar o no, para ponerse de acuerdo  en las necesidades que se van marcando en sus etapas y desarrollos evolutivos, y si ello no añade un estrés añadido a poderlas realizar( sin sentirse los menores en medio de batallas) les ayuda a mejorar y resolver sus problemas en sus círculos sociales.

Por el contrario, se podría suceder un bucle entre conflicto familiar sin resolver, producir fracaso escolar, absentismo, malas notas, baja motivación, depresión, estrés, ansiedad, baja tolerancia a la frustración, problemas de auto-control, y toda una seria de síntomas emocionales que desembocan en dificultades de adaptación del menor a la situación del divorcio/separación de sus padres.

Educar la mente sin educar el corazón, no es educar en absoluto” Aristóteles

Los efectos positivos serían entre otros:

Aumentar sus habilidades sociales  resolución en conflictos en sus relaciones interpersonales asertivamente.

Mejorar su adaptación a los cambios de manera positiva, como nuevas oportunidades, retos escolares, sociales y sobre todo a diferentes situaciones familiares.

Capacidad para auto motivarse, tener mayor control de sus emociones, adquirir competencias de inteligencia emocional.

No iniciarse en el consumo de drogas, alcohol, tabaco, etc…

No presentar problemas en desordenes de la alimentación, y otro tipos de conductas.

“No somos responsables de las emociones, pero sí de lo que hacemos con ellas”

                         JORGE BUCAY

 

 

 

Ver Post >
Estoy pensando en divorciarme: ¿qué debo saber?

Buenos días a todos los lectores del Diario La Rioja. Aunque parece que fue ayer, el blog está de aniversario, así que estamos de celebración. Qué mejor forma de hacerlo que con una nueva entrada.

En nuestra labor diaria como mediadoras, es habitual encontrarnos con parejas que  nos preguntan sobre los pasos a dar ante la separación o el divorcio, por ello aquí trataremos de responder a algunas de ellas.

Algunas de las preguntas más habituales que surgen son:

¿Dónde tengo que ir para solicitar la separación o el divorcio? . Y ¿para regular los aspectos económicos y personales en las parejas de hecho cuando hay hijos en común?

La respuesta es al Juzgado, ya que si hay hijos menores o hijos mayores incapacitados habrá de resolverse en virtud de una resolución judicial. Allí donde no existan aquéllos, también será posible acudir al Notario.

22ebe1f4cc88b52e266dca161545b213

¿Cómo puedo gestionarlo?

Las formas de hacerlo son básicamente dos:

a).- De manera contenciosa, por medio de demanda y contestación a la misma, conlleva  celebración de juicio, y la decisión por el juez que es quién lo  recoge en sentencia.

b).- De mutuo acuerdo,  las decisiones sobre cómo va a funcionar en adelante la familia son tomadas por las propias partes.

¿Qué profesionales he de contratar?

Necesariamente el procedimiento ha de ir firmado por abogado y procurador de los tribunales. Ahora bien, de hacerse de forma contenciosa, cada parte deberá contratar a sus profesionales, mientras que si es de mutuo acuerdo, únicamente será necesario un abogado y un procurador, por lo que el coste económico será notablemente inferior.

¿Qué cuestiones se deben recoger en el posible acuerdo, denominado convenio regulador?

El contenido de la propuesta de convenio regulador ha de contener los extremos que se mencionan en el artículo 90 del Código Civil y que son:

a).-  El cuidado de los hijos sujetos a la patria potestad de ambos, el ejercicio de ésta y, en su caso, el régimen de comunicación y estancia de los hijos con el progenitor que no viva habitualmente con ellos.

b).- Si se considera necesario, el régimen de visitas y comunicación de los nietos con sus abuelos, teniendo en cuenta, siempre, el interés de aquéllos.

c).- La atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar.

d).-  La contribución a las cargas del matrimonio y alimentos, así como sus bases de actualización y garantías en su caso.

e).- La liquidación, cuando proceda, del régimen económico del matrimonio.

f).-  La pensión (compensatoria) que conforme al artículo 97 correspondiere satisfacer, en su caso, a uno de los cónyuges.

Si es muy difícil comunicarse con la otra parte, ¿qué opciones existen para evitar ir a juicio?

En estos casos podrá acudirse a un proceso de mediación. Es un medio alternativo para resolver conflictos, en el que el mediador, profesional cualificado e imparcial, ayudará  a las partes a alcanzar acuerdos, equilibrados y sostenibles en el tiempo, en el que todas las partes se muestren conformes y satisfechas.

¿Qué otros beneficios se obtienen con la mediación?

Todo proceso de separación/divorcio conlleva sentimientos enfrentados entre las partes que en los primeros momentos dificultan la capacidad de dialogar.

En el espacio de las sesiones de mediación se ayuda a gestionar y expresar emociones tales como la rabia, tristeza, momentos de estrés personal y familiar que se  acompañan de sentimientos de dolor, de culpa, de enfado, de impotencia, etc….

Durante las sesiones se permite reconducir la búsqueda de los intereses comunes y no perder el punto de mira de que ellos, las partes envueltas en esa crisis, son quienes adquieren la oportunidad de dirigir su presente y futuro próximo.

Resulta esencial hacer ver a las partes que deben y pueden trabajar conjuntamente para favorecer que los hijos vivan la separación como un tiempo de nueva convivencia con ambos progenitores, en donde es clave que se transmita que los dos padres seguirán ejerciendo su rol paterno y primará el bienestar emocional de los hijos.

Se darán, si se precisan, las pautas de cómo comunicar a los menores los cambios que van a producirse en sus vidas, domicilio familiar, visitas, etc… ayudando a aquéllos a una mejor adaptación ante el conflicto.

Los acuerdos alcanzados han de reflejar el conocimiento que tienen de sus hijos y dar respuestas a sus necesidades e intereses.

El diálogo se encamina a lograr soluciones y compromisos en  todos los puntos que requiere un convenio regulador, con la ventaja de quienes deciden el cómo y el cuándo son las partes que se separan, como pareja, pero no de su rol de padres.

Si estás pasando por este momento y podemos ayudarte, llámanos y hablamos.

Si te ha resultado interesante, COMPÁRTELO. Gracias.

Silvia Landa Ocón  (638-32-07-38)

Inmaculada Aragón Corvera (627-93-48-90)

Ver Post >
Desayuno de trabajo en la FER: ¿Por qué apostar por la mediación en la empresa?

Retomamos de nuevo la actividad del blog, tras un paréntesis, para invitar a las empresas riojanas a acudir al desayuno de trabajo que se celebrará en la sede de la Federación de Empresarios de La Rioja, sita en la Calle Hermanos Moroy, 8 de Logroño (La Rioja), el día 10 de julio, entre las 9:30 y las 11:00 horas,  titulado ¿Por qué apostar por la mediación en la empresa?, en el intervendrá como ponente, Silvia Landa Ocón, 50% del equipo del blog, junto a Elena Sáenz de Jubera Higuero.

presentacion-fer-2017-pptx

Será, sin duda, una buena ocasión para conocer:

¿Qué es la mediación?. Explicaré en qué consiste y la distinguiré de otras formas de resolver los conflictos, como la vía judicial o el arbitraje, seguramente más conocidas.

¿Qué beneficios puede ofrecer la mediación cuando surge un conflicto en la empresa?.

¿En qué materias puede ser útil?.

¿Cómo y quién/quiénes puede solicitar una mediación?.

¿Cómo se lleva a cabo el proceso de mediación?.

¿Tiene la misma eficacia el acuerdo de mediación que una sentencia judicial?.

Si no conoces las respuestas a estas preguntas, y otras tantas, que seguro surgirán durante el desayuno, seguro que te interesa acudir. Si es así, te esperamos allí.

Si te ha interesado, COMPÁRTELO. GRACIAS

Silvia Landa Ocón  (638-32-07-38)

Inmaculada Aragón Corvera (627-93-48-90)

Ver Post >
Cuando el jefe es mi padre: conflictos en las empresas familiares

En la actualidad hay una gran mayoría de negocios en los que trabajan varios miembros de la familia. Son los conocidos como “Empresas Familiares”.

¿Qué les hace ser diferentes de otras empresas?.

Que a la normativa existente para un correcto régimen interno se suma como elemento muy importante que no se perjudiquen las relaciones familiares que unen a esos trabajadores tras acabar la jornada laboral, ya que tras la misma siguen siendo padre, madre, hijos, hermanos, cuñados…

Hay que saber conciliar trabajo y familia para no dañar al negocio, pero sobre todo para que no repercuta de forma negativa en las relaciones interpersonales.

 

En ocasiones, los conflictos comerciales se unen a los interpersonales, traspasando la puerta de la empresa y se manifiestan en el hogar, si no hay una correcta expresión de emociones y sentimientos.

En la toma de decisiones tan importante como es la sucesión en la gerencia pueden llevar latentes sentimientos  y emociones que contemplen enfrentamiento manifiesto de atender respuestas de lazos sanguíneos.

Lo que en ocasiones puede parecer justo para equilibrar afectivamente no coincide con la perspectiva de los implicados. Recordamos el ejemplo de un clásico del cine “Sabrina”, donde el hermano mayor dedicado desde siempre a la empresa y en un giro se plantea que sea después el menor el que se ocupe de dirigir la misma.

Esto ocurre de manera similar en algunas situaciones donde se encuentran intereses que confrontan que se va a priorizar el orden de la familia o buscar beneficios mayores a favor del negocio.Y si entran  a trabajar  también parientes políticos como  los cuñados…hilar correctamente la comunicación de decisiones  que pueden traspasar el malestar emocional al clan familiar al completo.

La mediación en la empresa familiar tiene varias ventajas a decir:

Permitir que se busquen soluciones  lejos de enfrentamientos judiciales que les distancien en las relaciones familiares,  en dirección contraria de la confrontación se buscará en el espacio de la mediación la capacidad de empatizar con las posturas de los demás para solventar las diferencias en busca de favorecer los dos intereses comunes, cuales son el negocio y la familia.

Se ahorra tiempo,en buscar soluciones a los conflictos, concepto muy importante en estas situaciones para evitar distanciamiento entre la familia..

Que mejor frase para terminar esta entrada que de la película “El Padrino”:

Te diré algo que aprendí de mi padre: intenta pensar como piensan los que te rodean.Con esta base Todo es Posible.

 

Si te ha gustado compártelo. Gracias.

 

Silvia Landa Ocón  (638-32-07-38)

Inmaculada Aragón Corvera (627-93-48-90)

 

Ver Post >
No hagamos del reparto de la herencia una guerra

Los repartos de las herencias son un buen caldo de cultivo de conflictos, donde por desgracia muchos familiares pierden las relaciones familiares como consecuencia de la gestión de la herencia.

 

Si es desagradable, en general, tener que acudir a los juzgados para ventilar cuestiones económicas, mucho más lo es cuando la persona o personas frente a las que se litiga son familia directa (pensemos por ejemplo en hermanos o hijos).

 

En estos asuntos es más que aconsejable tratar de resolver la cuestión, sin que se tengan que ver dañadas las relaciones familiares y el juzgado quizás lo que hace es precisamente eso. Se ocupará de la aplicación estricta de la norma o de la ley, pero no de la parte personal o emocional que subyace al conflicto. Por ello, si estamos en esta tesitura, demos una opción a la solución del mismo a través de la mediación y si no es posible siempre se podrá acudir al juzgado.

 

La mediación será un espacio para facilitar que se logre un acuerdo de manera justa y equitativa para todos los implicados, en el que ninguna parte pierde, consiguiendo todos los familiares afectados percibir la herencia sin dividir al clan familiar. Ello es así, ya la que la mediación lejos de buscar el enfrentamiento de intereses individuales favorece  la continuidad de las relaciones intra – familiares y la búsqueda de puntos de unión o de acuerdo.

Por otro lado, y desde una visión práctica, el tiempo invertido será siempre más rápido que el ámbito judicial, lo que contribuye a un menor desgate psicológico de las personas.

 

Si lo que pretendemos es evitar conflictos a las personas que queremos, podemos adoptar una posición activa. Así al hacer nuestro testamento podemos incorporar cláusulas que digan qué hacer en caso de que surjan diferencias entre los mismos, tratando de evitar en todo caso la vía judicial. Dentro de aquéllas están las cláusulas de mediación o en su caso, de forma escalonada, el arbitraje, como vías para resolver los hipotéticos conflictos que puedan surgir en el reparto, penalizando de alguna manera el incumplimiento de la misma, claro incentivo a que se intente alcanzar un acuerdo.

 

El coste de la inclusión de dicha cláusula (escalonada o no) en el testamento es mínimo y puede facilitar el camino a los herederos, en caso de no alcanzarse un acuerdo por si solos.
Al acudir al Notario o al Abogado para hacer la minuta del testamento pregunten por esta fórmula y soliciten su inclusión. Cuesta poco, y no hacerlo, puede salir caro.

 

Si te ha gustado compártelo. Gracias.

 

Silvia Landa Ocón  (638-32-07-38)

Inmaculada Aragón Corvera (627-93-48-90)

Ver Post >
Somos Silvia Landa Ocón e Inmaculada Aragón Corvera, abogada y psicóloga respectivamente, ambas mediadoras, que trabajamos en equipo para ayudar a quienes tienen un conflicto a alcanzar una solución de forma dialogada y beneficiosa para todos. Apostamos por la mediación.