La Rioja
img
Autor: abogadosmediadoreslandaocon_8733
¿Hay alguien al otro lado?

El post de esta semana está en conexión con una noticia acerca de lo que ocurre en nuestras escuelas e institutos y que está generando cada vez más conflictos entre los menores, con algunos desenlaces dramáticos, en muchos casos. En concreto nos referimos a la puesta en funcionamiento desde el día 1 de noviembre de un teléfono gratuito (900 018018) que ofrece ayuda a quién sufre acoso escolar o bullying. Este acoso puede ser  físico o psicológico y se realiza de forma continuada a un alumno por uno o varios compañeros.

Si pensamos un momento …¿Por qué  surge esta necesidad de implantar teléfono?. ¿Qué es lo primero que ofrece esta herramienta?. ¿ Para qué?.

 Las respuestas se nos disparan rápido. Los niños o jóvenes lo pueden ver como algo muy positivo porque pensarán “alguien me va a escuchar”, ya que en muchas ocasiones no lo contarán por miedo, vergüenza, etc… cual sucede con el teléfono de víctimas de la violencia de género. Necesitan contarlo. Es primordial que ellos sientan y piensen que alguien comprende lo que están viviendo, como primer paso para la búsqueda del fin del acoso.

Además  de facilitar teléfonos de ayuda, que nos parece un gran paso, también hay otras alternativas que pueden gestionar y encontrar soluciones a que el acoso escolar disminuya y no siga sumando más víctimas.

Nos referimos a la mediación escolar. Es una práctica que debiera ser incorporada en todos los centros escolares, ya que la misma ofrece:

1. Un espacio para escuchar  a los protagonistas del problema.

2. La capacidad empática de los mediadores transmite cercanía  que facilita la comunicación de la situación.

3. Es muy importante el apoyo y la intervención con los iguales, gestionar y reconducir habilidades sociales como la asertividad, implicar al resto de los niños o jóvenes, que son parte de la solución del conflicto.

4. Trabajar en las sesiones cómo gestionar las emociones, identificar y expresar sus sentimientos.

5. Es necesario intervenir con todos los protagonistas de la historia, agresores y víctimas, toda vez que el problema no se resuelve si sólo se interviene unidireccionalmente.

6. Es primordial recordar que el acoso escolar transciende del centro, llega a través de la red (whatsapp, chats, redes sociales, correos electrónicos, etc…), lo que se llama ciberacoso, sin que las víctimas puedan desconectar de la situación de acoso, por eso no lo solucionaremos con un cambio de escolarización.

La mediación es una alternativa que tiene muchos beneficios emocionales y ayuda de manera eficaz a que los protagonistas puedan ser escuchados y proponer y elegir sus soluciones, no las generales sino las que ellos necesitan, adaptándose a su situación.

Ayuda a que se involucren todos los intervinientes del conflicto: compañeros, profesores, familiares, etc…  Se amplía el foco de atención de lo que sucede y se escucha a  los protagonistas del conflicto.

Fomenta la comprensión de  los diferentes contextos que están ocurriendo y generando los problemas personales y sociales.

Se apuesta por la educación emocional en los contextos escolares.

Para concluir os remitimos a la campaña publicitaria de la Fundación Mediara, cuyo eslogan es “Del dialógo nace la solución”.

Si te ha gustado, compártelo. Gracias

Silvia Landa Ocón  (638-32-07-38)

Inmaculada Aragón Corvera (627-93-48-90)

Ver Post >
El mediador y su caja de herramientas

Comenzamos la semana hablando de la formación y de la función de los mediadores en el proceso de mediación. En muchas ocasiones hemos escuchado la expresión que “tal persona” ha mediado en un conflicto familiar o entre vecinos por ejemplo, refiriéndonos a veces a la figura del “hombre bueno” como una persona conciliadora. Sin duda algunas personas por su forma de ser y de comunicarse pueden facilitar una posible solución, pero no estamos hablando propiamente de mediadores, como profesionales, que han de tener una serie de conocimientos y habilidades.

Por ello, en este post nos referiremos a la figura del mediador profesional y a algunas de las herramientas o cuestiones que todo profesional ha de conocer.

El mediador:

Formación:

El mediador deberá estar en posesión de título oficial universitario o de formación profesional superior y contar con formación específica para ejercer la mediación, que se adquirirá mediante la realización de uno o varios cursos específicos impartidos por instituciones debidamente acreditadas. Deberá contar con formación específica para ejercer la actividad de mediación, que se podrá adquirir en uno o varios cursos y deberá permitirle el dominio de las técnicas de la mediación y el desarrollo del procedimiento de acuerdo con los principios y garantías que establece la ley, en especial respecto a los asuntos que no puedan someterse a mediación, el respeto a los derechos y legítimas expectativas de terceros, así como la responsabilidad del mediador.

En concreto deberá contar con conocimientos y habilidades suficientes para el ejercicio profesional de mediación, comprendiendo, como mínimo, en relación con el ámbito de especialización en el que presten sus servicios, el marco jurídico, los aspectos psicológicos, de ética de la mediación, de procesos y de técnicas de comunicación, negociación y de resolución de conflictos.

Habilidades:

Identificar emociones.
Gestionar la resolución de los conflictos.
Facilitar la comunicación.
Escuchar activamente.
Ofrecer información neutral.
Reconducir los desequilibrios de poder.
Cualidades personales:
Honesto.
Paciente y persistente.
Sensible y respetuoso.
Sentido del humor.
No directivo, pero sí dinámico y persuasivo.
Utilizar un lenguaje sencillo.
Imparcial.
Digno de confianza.
Creativo.
Caja de herramientas:

Como casi todos los profesionales, el mediador lleva a sus sesiones una caja repleta de herramientas que podemos concretar en habilidades de comunicación, técnicas de negociación y resolución de conflictos.

Ha de conocer los distintos estilos de comunicación (agresivo, pasivo o asertivo); la importancia de tener en cuenta no solo las palabras sino también el lenguaje no verbal (aquello que “decimos” con nuestros gestos, posturas corporales, etc…).

Tiene que trabajar la empatía (capacidad de ponernos en la situación o en la piel de otra persona), la asertividad (defender nuestros derechos sin ofender), las distintas formas de realizar una escucha activa (formular preguntas abiertas, cerradas, exploratorias, etc, en función de cada momento), etc…

 

Saber descubrir los intereses de las partes, enfocar a futuro, fragmentar el conflicto, ser agente de la realidad, etc…

En definitiva habilidades que le permitan tender puentes entre las partes, llevando a éstas de la confrontación a la colaboración y con ello a una solución satisfactoria para todos.

Si te ha gustado compártelo. Gracias.

Silvia Landa Ocón  (638-32-07-38)

Inmaculada Aragón Corvera (627-93-48-90)

 

 

Ver Post >
En mediación ganan todos

Continuamos nuestro blog esta semana hablando de manera más concreta de la mediación y trasladando la respuesta que damos a la mayoría de las personas que nos preguntan: ¿Cómo me puede ayudar la mediación a resolver mi conflicto?.

Aunque el conflicto no se elimina, sí se transforma a lo largo de las sesiones. Las personas son conscientes de que no se elimina por sí solo, sino que buscan y encuentran nuevas y diferentes soluciones.

La mediación es una  manera de observar de forma diferente la realidad y logra ampliar la capacidad de reflexionar y valorar otras alternativas a las tradicionales, tendiendo a dar respuesta a las necesidades e intereses, motivaciones, deseos e inquietudes de las personas envueltas en un problema.

Cuando surge una discrepancia o desacuerdo entre varias personas o grupos es porque piensan que sus posiciones o necesidades son incompatibles y solo hay una solución: “la suya”.


Aquí entran en juego las reglas diferentes de la mediación.

¿Cómo lo logramos?.  A lo largo de las diferentes sesiones que se distribuyen de la siguiente manera:

1.-Sesión Informativa: para explicar brevemente en qué consiste la mediación: confidencialidad de los datos, voluntariedad, beneficios y ventajas, duración de las sesiones, coste emocional y  económico que la diferencia de la vía judicial, finalidad y validez de los compromisos y acuerdos que se realicen en la mediación.

2.- Sesiones individuales: Importantísimas porque los mediadores tenemos la oportunidad de escuchar el punto de vista de la situación para cada persona o grupo implicado.

Se hace en principio una sesión individual con cada uno. Aquí es el momento en el que las personas transmiten la narrativa de su problema, sus  propuestas, sus posiciones, etc.., es decir, su manera de vivenciar el problema. Nos la cuenta y expone en primera persona que está atravesando por una situación que quiere que se resuelva de manera rápida y eficaz.

3.- Sesiones conjuntas: es en este espacio donde los mediadores añadimos el punto en común que les ha traído a la mediación y se pone sobre la mesa después de que han sido escuchados por nosotras de manera individual.

Ahora estaremos presentes en dicha sesión todos a la vez para que se puedan escuchar y hablar entre ellos, facilitando la comunicación y el diálogo para desde este momento poder trabajar los intereses comunes que existen.                   .

Si utilizamos una metáfora diríamos que, como los sastres, en nuestro caso modistas, nos adaptamos a la situación, haciendo un traje a medida,  atendiendo a la flexibilidad que supone el proceso de mediación, dialogando, conversando en un espacio neutral e imparcial que les permite encontrar unos intereses comunes y ayudar a resolver el desacuerdo, terminando el proceso de manera satisfactoria para todos, porque en mediación todos han de salir ganando.

4.- Sesión del acuerdo: los protagonistas del conflicto junto a las mediadoras  van sopesando la viabilidad y la capacidad de dar y recibir, escuchar, aceptar y establecer aquellos compromisos que se escriben en un acuerdo elegido libremente y pactado entre las personas.

La experiencia nos demuestra  que cuando hacemos  algo que no nos obligan y aceptamos voluntariamente, la realizamos satisfechos y felices porque así lo hemos decidido y salimos con el traje que hemos elegido, nadie impone los compromisos a firmar finalizada la sesión.

Así ocurre con los acuerdos en mediación, las soluciones y las formas de llevarlos a cabo los han elegido, valorado y decidido las personas. Vienen con un conflicto individual y terminan con una solución conjunta satisfactoria y beneficiosa para todos.

Esperamos que os sirva este post para conocer más acerca de la mediación y entender que en la realidad, lo esencial es invisible a los ojos. Subirnos a un globo que nos permite ver nuevos lugares que desde el suelo no apreciamos.

Si te ha gustado compártelo. Gracias.

Silvia Landa Ocón  (638-32-07-38)

Inmaculada Aragón Corvera (627-93-48-90)

Ver Post >
Bienvenidos al blog

Hoy iniciamos un nuevo proyecto, en esta ocasión como colaboradoras en el Diario La Rioja, a través de un blog llamado “hablando se entiende la gente”, que afrontamos con gran ilusión.

Empezamos por presentarnos. Somos Silvia Landa Ocón e Inmaculada Aragón Corvera, abogada y  psicóloga respectivamente, siendo ambas mediadoras. Ofrecemos asesoramiento jurídico e intervención psicológica, así como una gestión inter-disciplinar en la prevención, gestión y resolución de conflictos realizada a través de la mediación.

Queremos por medio de este blog dar a conocer la mediación en nuestra comunidad. Es una alternativa que permite resolver los conflictos ante los que nos enfrentamos en nuestras vidas, de manera pacífica y dialogada, en la que todos los implicados salen ganando, haciendo real el dicho “hablando se entiende la gente”, de ahí el título de nuestro blog.

Los conflictos son inherentes al ser humano. Surgen en distintos ámbitos de nuestra vida, en la esfera personal (divorcios, separaciones, herencias, etc…), en la empresa (conflictos entre socios, condiciones de trabajo y relaciones con otros compañeros de trabajo, etc…) o en la convivencia diaria (en la comunidad de propietarios, centro escolar, etc…).

Seguramente si os preguntamos nos diréis que ante un conflicto habrá que ir al juzgado, y sin duda es una opción. En este caso, será un juez quien decidirá la solución, atendiendo a las normas jurídicas que se encuentran en vigor. Es decir, que se dará una respuesta estrictamente legal.

Será el método más adecuado en muchos asuntos, pero queremos presentaros otras opciones, para aquellos conflictos donde la vía judicial puede suponer más un inconveniente que un beneficio.

Entre ellos, repartir la herencia con nuestros familiares, gestionar el divorcio cuando hay hijos en común, con los acreedores, con los compañeros de trabajo, con los socios, con los vecinos, etc… ya que en todos estos casos, y en tantos otros, no es tan importante la respuesta que da la ley, como mantener la relación (familiar, personal, económica, etc…) o que el conflicto no trascienda.

¿Qué es la mediación y los A.D.R.?

Son  métodos que se han denominado alternativos de resolución de conflictos, frente al más extendido, es decir, al judicial.

Dentro de estos métodos alternativos se encuentran: la negociación, el arbitraje, la conciliación y la mediación.

Aunque os presentaremos todos ellos, para que conozcáis cómo funciona cada uno y lo que ofrece, nos centraremos en la mediación, que podemos definir como el método de resolución de conflictos en el que dos o más personas en conflicto intentan voluntariamente alcanzar por si mismas un acuerdo con la ayuda de un mediador, todo ello en un espacio de respeto y confidencialidad.

El objetivo del blog será hablar del abanico de opciones de resolución de los conflictos. Las características,  ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos, los ámbitos en los que puede ser favorable la mediación, las formas de gestionar las diferencias, los estilos y habilidades de comunicación, la función de los mediadores, los efectos del acuerdo de mediación, etc… todo ello desde lo teórico, pero sobre todo desde la práctica. Con ejemplos cotidianos, cercanos a nuestro día a día y aquellos que aparecen en los medios de comunicación, en los que la mediación es la mejor vía o que pudiera serlo.

Deseamos que el blog sea de vuestro interés, que nace como un espacio de diálogo con el lector.  Por ello, os invitamos desde este primer artículo, a que nos enviéis vuestras dudas, consultas, etc… sobre la materia, para resolver vuestras inquietudes o dudas, que servirán para que el blog sea un espacio más dinámico entre todos.

Queridos lectores sólo nos resta decir: ¡bienvenidos!

Silvia Landa Ocón  (638-32-07-38)

Inmaculada Aragón Corvera (627-93-48-90)

 

Ver Post >
Somos Silvia Landa Ocón e Inmaculada Aragón Corvera, abogada y psicóloga respectivamente, ambas mediadoras, que trabajamos en equipo para ayudar a quienes tienen un conflicto a alcanzar una solución de forma dialogada y beneficiosa para todos. Apostamos por la mediación.