La Rioja
img
Categoría: Sin categoría
Cuando el jefe es mi padre: conflictos en las empresas familiares

En la actualidad hay una gran mayoría de negocios en los que trabajan varios miembros de la familia. Son los conocidos como “Empresas Familiares”.

¿Qué les hace ser diferentes de otras empresas?.

Que a la normativa existente para un correcto régimen interno se suma como elemento muy importante que no se perjudiquen las relaciones familiares que unen a esos trabajadores tras acabar la jornada laboral, ya que tras la misma siguen siendo padre, madre, hijos, hermanos, cuñados…

Hay que saber conciliar trabajo y familia para no dañar al negocio, pero sobre todo para que no repercuta de forma negativa en las relaciones interpersonales.

 

En ocasiones, los conflictos comerciales se unen a los interpersonales, traspasando la puerta de la empresa y se manifiestan en el hogar, si no hay una correcta expresión de emociones y sentimientos.

En la toma de decisiones tan importante como es la sucesión en la gerencia pueden llevar latentes sentimientos  y emociones que contemplen enfrentamiento manifiesto de atender respuestas de lazos sanguíneos.

Lo que en ocasiones puede parecer justo para equilibrar afectivamente no coincide con la perspectiva de los implicados. Recordamos el ejemplo de un clásico del cine “Sabrina”, donde el hermano mayor dedicado desde siempre a la empresa y en un giro se plantea que sea después el menor el que se ocupe de dirigir la misma.

Esto ocurre de manera similar en algunas situaciones donde se encuentran intereses que confrontan que se va a priorizar el orden de la familia o buscar beneficios mayores a favor del negocio.Y si entran  a trabajar  también parientes políticos como  los cuñados…hilar correctamente la comunicación de decisiones  que pueden traspasar el malestar emocional al clan familiar al completo.

La mediación en la empresa familiar tiene varias ventajas a decir:

Permitir que se busquen soluciones  lejos de enfrentamientos judiciales que les distancien en las relaciones familiares,  en dirección contraria de la confrontación se buscará en el espacio de la mediación la capacidad de empatizar con las posturas de los demás para solventar las diferencias en busca de favorecer los dos intereses comunes, cuales son el negocio y la familia.

Se ahorra tiempo,en buscar soluciones a los conflictos, concepto muy importante en estas situaciones para evitar distanciamiento entre la familia..

Que mejor frase para terminar esta entrada que de la película “El Padrino”:

Te diré algo que aprendí de mi padre: intenta pensar como piensan los que te rodean.Con esta base Todo es Posible.

 

Si te ha gustado compártelo. Gracias.

 

Silvia Landa Ocón  (638-32-07-38)

Inmaculada Aragón Corvera (627-93-48-90)

 

Ver Post >
No hagamos del reparto de la herencia una guerra

Los repartos de las herencias son un buen caldo de cultivo de conflictos, donde por desgracia muchos familiares pierden las relaciones familiares como consecuencia de la gestión de la herencia.

 

Si es desagradable, en general, tener que acudir a los juzgados para ventilar cuestiones económicas, mucho más lo es cuando la persona o personas frente a las que se litiga son familia directa (pensemos por ejemplo en hermanos o hijos).

 

En estos asuntos es más que aconsejable tratar de resolver la cuestión, sin que se tengan que ver dañadas las relaciones familiares y el juzgado quizás lo que hace es precisamente eso. Se ocupará de la aplicación estricta de la norma o de la ley, pero no de la parte personal o emocional que subyace al conflicto. Por ello, si estamos en esta tesitura, demos una opción a la solución del mismo a través de la mediación y si no es posible siempre se podrá acudir al juzgado.

 

La mediación será un espacio para facilitar que se logre un acuerdo de manera justa y equitativa para todos los implicados, en el que ninguna parte pierde, consiguiendo todos los familiares afectados percibir la herencia sin dividir al clan familiar. Ello es así, ya la que la mediación lejos de buscar el enfrentamiento de intereses individuales favorece  la continuidad de las relaciones intra – familiares y la búsqueda de puntos de unión o de acuerdo.

Por otro lado, y desde una visión práctica, el tiempo invertido será siempre más rápido que el ámbito judicial, lo que contribuye a un menor desgate psicológico de las personas.

 

Si lo que pretendemos es evitar conflictos a las personas que queremos, podemos adoptar una posición activa. Así al hacer nuestro testamento podemos incorporar cláusulas que digan qué hacer en caso de que surjan diferencias entre los mismos, tratando de evitar en todo caso la vía judicial. Dentro de aquéllas están las cláusulas de mediación o en su caso, de forma escalonada, el arbitraje, como vías para resolver los hipotéticos conflictos que puedan surgir en el reparto, penalizando de alguna manera el incumplimiento de la misma, claro incentivo a que se intente alcanzar un acuerdo.

 

El coste de la inclusión de dicha cláusula (escalonada o no) en el testamento es mínimo y puede facilitar el camino a los herederos, en caso de no alcanzarse un acuerdo por si solos.
Al acudir al Notario o al Abogado para hacer la minuta del testamento pregunten por esta fórmula y soliciten su inclusión. Cuesta poco, y no hacerlo, puede salir caro.

 

Si te ha gustado compártelo. Gracias.

 

Silvia Landa Ocón  (638-32-07-38)

Inmaculada Aragón Corvera (627-93-48-90)

Ver Post >
Esta casa es una ruina

Coincidiendo con el  Día Europeo de la Mediación, 21 de enero, en conmemoración de la Recomendación del Consejo de Europa, que pretende instituir, promover y reforzar la mediación, como medio alternativo de resolución de conflictos (A.D.R.) aprovechamos estas líneas para exponer que también pueden resolverse por esta vía conflictos  de que se dan en el contexto comunitario, como son los conflictos entre vecinos, ya sea por tema de ruidos, impagos de cuotas de comunidad, dificultades inherentes a la convivencia diaria, problemas con el inquilino, etc…que de no abordarse supondrán mayores dificultades en la convivencia y normal desarrollo de la comunidad de propietarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La solicitud del inicio de la mediación puede partir de una petición individual, ya sea de un propietario o de un vecino y a nivel colectivo, a través de la administración de fincas o presidente de la comunidad vecinal, en función del conflicto existente.

 

El desarrollo de la misma se llevará a cabo con la participación voluntaria de las personas afectadas por la situación o por el representante de las mismas, desarrollándose a lo largo de varias sesiones o reuniones, individuales y conjuntas, con el objetivo de lograr un acuerdo.

 

Invitamos a quienes atraviesan alguna de estas situaciones a acudir a una sesión informativa gratuita, para conocer las características del proceso, los principios que lo inspiran y las ventajas que ofrece frente a otras opciones.

 

Podemos destacar las siguientes ventajas:

 

§  Ayuda a crear una nueva definición del conflicto para construir un presente y un futuro alternativo, donde se da respuesta a las nuevas necesidades y a los intereses comunes de todos.

§  Se reconstruyen las posiciones para lograr acuerdos, conociendo cada uno el punto de vista del otro, en un espacio neutral, que posibilita que ambas partes ganen, frente a la vía judicial, en la que se da la situación de un ganador y un perdedor.

§  Se mejora el diálogo y la comunicación entre las partes, a través de la escucha empática.

§  Se legitiman los deseos, las preocupaciones de todos y por eso las decisiones alcanzadas son tomadas con total autonomía.

§   El tiempo de resolución en mediación será notablemente inferior al judicial, en caso de acudirse a un proceso contencioso.

§  El coste económico será igualmente menor al contencioso, ya que permite alcanzar un acuerdo entre 4 ó 6 sesiones aproximadamente.

§ Asimismo en los acuerdos alcanzados habrá un reconocimiento y una revalorización de todos los implicados, donde será más fácil el cumplimiento posterior, al haberse alcanzado de forma voluntaria y consensuada.

 

Feliz Día de la Mediación

 

Si te ha gustado compártelo. Gracias.

 

Silvia Landa Ocón  (638-32-07-38)

Inmaculada Aragón Corvera (627-93-48-90)

Ver Post >
Feliz Navidad y próspero año nuevo

Estimados Amigos :

Os queremos desear ¡¡¡ feliz Navidad y un próspero año nuevo ¡!!.

 

Escuchar: que se posibiliten encuentros con aquellas personas con las que se han tenido desencuentros o malos entendidos. Que la palabra se haga eco en vuestras relaciones y os den la oportunidad de hablar y escuchar.

Dialogar: consiguiendo que veáis los puntos que os unen y os acercan,, rompiendo las distancias.

Empatizar: ser capaces de ponernos en la situación de los demás, lo que facilitará y hará más fácil comprender a la otra persona. Con ello se lograrán nuevas soluciones a problemas que existían por no mirar más allá de uno mismo.

Oportunidades: para recuperar  y reconducir  las relaciones, familiares, sociales, laborales, etc…

Aprendizaje: para ser capaces de gestionar los conflictos de manera positiva que permitan solucionarlos, no dejarlos olvidados o aplazados.

Creatividad: para  proponer  y encontrar nuevas soluciones, ideas diferentes, enfoques alternativos que permitan nuevas oportunidades y opciones para lograr transformar los problemas en soluciones.

Tiempo de calidad: para poder dedicarlo a quienes queremos y a quienes nos necesitan.

Felicidad y Alegría por lograr nuevos retos, metas….

 

Si te ha gustado compártelo. Gracias.

 

Silvia Landa Ocón  (638-32-07-38)

Inmaculada Aragón Corvera (627-93-48-90)

 

Ver Post >
El espíritu de la familia

El mes de Diciembre nos remueve a todos sentimientos y emociones que nos recuerdan más los valores familiares, y bien sea por añoranza, por los recuerdos de nuestra  infancia , ese eslogan de “vuelve a casa por Navidad” se hace presente en nosotros de diferente manera, porque todos tenemos momentos que nos llevan a instantes vividos rodeados de nuestras familias, y por supuesto en esos recuerdos están nuestros abuelos.

Casualmente este año, la lotería ha elegido como protagonista de su anuncio a una abuela que inspira en todo un pueblo ganas de hacerla feliz, de que se sienta especial por la atención y muestras de cariño de todos.  Este spot publicitario nos hace reflexionar sobre la importancia de la familia, y del lugar que ocupan nuestros mayores.

¿Qué ocurre cuándo algunos de nuestros familiares empiezan a tener dependencias,  demencias seniles, enfermedades físicas y mentales…?. ¿ Cómo afecta estos cambios a las dinámicas de las familias?

Al  transformarse las circunstancias personales de ellos, se producen cambios  inherentes en las dinámicas de muchas familias, al hacerse mayores y dependientes surgen nuevos problemas y hay que intentar buscar cómo conciliar soluciones y respuestas que favorezcan la implicación y oportunidad de facilitar los correctos cuidados entre todos.

Surgen nuevos desafíos, compaginar trabajo y cuidado de los padres, madres, abuelos que precisan atenciones especiales, hay que reorganizar a los miembros de las familias para que puedan encontrar las mejores formas de atender y dar respuesta a las necesidades e inquietudes entre todos.

En muchos casos los hijos, por distintos motivos (distancia, tiempo, capacidad económica, etc…) pueden tener un compromiso desigual respecto a los cuidados de sus progenitores, así como proponer respuestas diferentes ante los cuidados de los mismos.

Desde quien puede acudir a visitarlos de forma casi diaria, a quien no; algunos apuestan por ingresos en centros geriátricos y otros, por el contrario, entienden mejor que sus padres permanezcan en su propio domicilio, con o sin ayuda de una persona interna que colabore en sus cuidados personales y de mantenimiento del hogar.

Cuando surgen estas preocupaciones, y a veces desavenencias en el núcleo familiar, el recurso de la mediación puede ser una buena herramienta para respetar y atender a los cuidados de nuestros mayores, por su propia familia o recursos acordados entre todos en un espacio que apuesta por el diálogo.

Esta fórmula fomenta el mantenimiento de los lazos familiares, contemplando y dando una respuesta individualizada a las circunstancias familiares, tanto de nuestros mayores como de sus cuidadores.

 

Beneficio para el cuidador

 

Participa en la toma de las decisiones.

Asume libremente sus responsabilidades.

Cumplimiento de los compromisos asumidos.

Implicación de todos los miembros de la familia.

Mantenimiento de las relaciones familiares.

 

Beneficio para el familiar

 

Responde a sus necesidades.

Beneficios emocionales.

Atención individualizada.

Implicación de todos los miembros de la familia.

Respuesta más próxima en el tiempo.

 

Si te ha gustado compártelo. Gracias.

 

Silvia Landa Ocón  (638-32-07-38)

Inmaculada Aragón Corvera (627-93-48-90)

 

 

 

 

Ver Post >
Mediación en accidentes de tráfico

El día 11 de noviembre de 2016 se celebró en el Colegio de Economistas de La Rioja una jornada sobre la mediación en los accidentes de tráfico, en las que tuve ocasión  de participar como ponente (Silvia Landa Ocón), explicando las claves de la misma en este ámbito.

Aprovechando este evento, así como que ayer fue el día mundial en recuerdo a las víctimas de tráfico, nuestro post de hoy se ocupará de este ámbito y de las ventajas que puede ofrecer a quienes se encuentren lesionados o afectados por un accidente de circulación.

 

Desde la modificación del Código Penal, que despenalizó las faltas y la nueva Ley (35/2015) que se ocupa del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, también conocida como la Ley del baremo de los accidentes de tráfico, se ha incorporado la opción de acudir a mediación, tratando de evitar, en la medida de lo posible, la vía judicial.

Lo primero de todo, será acudir a un centro médico para tratar las lesiones consecuencia del mismo y hacerse con la mayor prueba posible, por si no fuera viable el acuerdo con la compañía aseguradora.

El perjudicado o lesionado deberá realizar una reclamación extrajudicial a la aseguradora, indicando los datos del siniestro, informes médicos, etc…y solicitando el abono de una indemnización que repare los daños ocasionados, sean lesiones, secuelas, daños materiales, etc,…

De existir una controversia o una discrepancia entre el lesionado o el perjudicado por el accidente con la compañía aseguradora, aquél podrá solicitar el inicio de un proceso de mediación en el plazo de dos meses desde que la aseguradora haga la oferta (propuesta de cantidad de indemnización) o la respuesta motivada (negación de responsabilidad y por tanto no hay propuesta de indemnización). Para ello, el lesionado/perjudicado deberá contactar con un mediador o un equipo de mediadores inter-disciplinar, como es nuestro caso.

El mediador contactará con la aseguradora y el conductor del vehículo y les invitará a acudir a una sesión informativa, donde les explicará en qué consiste la mediación, la validez del acuerdo (en caso de alcanzarse), el coste de las sesiones, el proceso, la duración, la forma del acuerdo, el papel del mediador, etc…

Tras informar a todas las partes e iniciar el proceso de mediación, con su consentimiento, comenzarán las sesiones, con el objeto de alcanzar un acuerdo que versará sobre las cuestiones previamente discutidas y que se desarrollará de una forma flexible y ágil, no debiendo superar el plazo de tres meses.

Es evidente que en caso de alcanzarse un acuerdo, todas las partes salen ganando. En concreto y si lo comparamos con la vía judicial, vemos que presenta las siguientes ventajas:

—Menor coste económico.
◦Perjudicado/aseguradora
◦Justicia
◦Economía del país
—Ahorra tiempo. Antes se percibe la indemnización.
—Menor coste emocional. Las víctimas y lesionados no han de tener que pasar por el juzgado, con la situación de estrés que ello provoca.
—Sin ganadores ni vencidos.
—Excelencia: reputación o imagen de marca para las aseguradoras.
—Flexibilidad y traje a medida.
—Certidumbre del resultado.
—Soluciones duraderas.
Si te ha interesado, compártelo, GRACIAS.
Silvia Landa Ocón  (638-32-07-38)

Inmaculada Aragón Corvera (627-93-48-90)

Ver Post >
Somos Silvia Landa Ocón e Inmaculada Aragón Corvera, abogada y psicóloga respectivamente, ambas mediadoras, que trabajamos en equipo para ayudar a quienes tienen un conflicto a alcanzar una solución de forma dialogada y beneficiosa para todos. Apostamos por la mediación.