La Rioja

img
Los afrancesados ya pidieron la provincia de La Rioja antes de Santa Coloma
img
Marcelino Izquierdo | 21-12-2012 | 11:32

 

Hace justamente una semana, la localidad riojana de Santa Coloma conmemoró el bicentenario de la convención que muchos señalan como germen del nacimiento de la provincia de Logroño. Fue el 8 de diciembre de 1812, en plena Guerra de la Independencia, cuando un nutrido grupo de alcaldes se reunió en la mencionada villa para reivindicar sus derechos comunes.

Cierto es que el provincialismo riojano llevaba bullendo en esta tierra desde finales del siglo XVIII, pero lo que no resulta tan conocido es que la primera petición oficial de provincia nació cuatro años antes, en el seno del Ayuntamiento de Logroño, y bajo mandato afrancesado. Así queda reflejado en el Libro de Actas del municipio capitalino, según explica el catedrático emérito y periodista Francisco Bermejo, alma mater de la web de historia riojana bermemar.com.

En la sesión del 4 de diciembre de 1808, cuatro años antes de Santa Coloma, el corregidor Juan Ramón Ruiz de Pazuengos –quien se autoproclama afrancesado «de los pies a la cabeza»– rubrica lo siguiente (respetando la ortografía original de la época): «Haviendose tratado, de que en la nueva constitución que hade formarse, hade haver mundanzas en la Administración de todos los ramos; Creyendo que sea esta la ocasión de lograr que esta Ciudad quede eximida de la sujeción a la Intendencia de Soria, y que por sí sola con todos los pueblos de Rioja forme una Intendencia separada, enlo que conseguiría notables ventajas, se acordó hacer una Representación al Emperador de los franceses solicitando esta gracia, y proponiendo desde luego, para este empleo al actual Sñor. Corregidor, de quien se tiene la mayor confianza que formara un interés propio en todo quanto combenga a esta Ciudad».

Cuatro años antes y nada menos que con Ruiz de Pazuengos como postulante al cargo de gobernador. Una curiosidad: el mercado logroñés del Corregidor, levantado en avenida de la Paz frente a La Industrial, lleva ese nombre en honor del corregidor Juan Ramón Ruiz de Pazuengos.