La Rioja
img
La España de Machado y los atentados yihadistas de Cataluña
img
Marcelino Izquierdo | 28-08-2017 | 16:45

«España es el país más fuerte del mundo. Lleva siglos queriendo destruirse a sí mismo y todavía no lo ha conseguido» Otto von Bismarck

Los repugnantes atentados yihadistas de Las Ramblas y Cambrils están logrando su objetivo. Días antes de la masacre de Cataluña, el catedrático riojano y experto en terrorismo internacional Fernando Reinares publicaba un artículo en la revista especializada ‘Estudios de política exterior’ que llevaba por título ‘Yihadismo en Europa: matar para dividirnos’.

Es cierto que en las multitudinarias concentraciones de repulsa contra la barbarie islamista y en muchas de las declaraciones políticas las dos ideas más barajadas han sido «no tenemos miedo» y «unidad». Y, posiblemente, la gran mayoría de los ciudadanos que las gritaban, lo hacían con convicción y voluntad de que así fuera. Pero la guerra abierta desde el minuto 1 del terror por la clase política y sus voceros, y por otros pescadores en río revuelto, sin duda lo desmiente. Prima el interés partidario e identitario por encima del bien común. Prima la división.

En esa infinita barra de bar que son las redes sociales, desde las cinco de la tarde del 17 de agosto, no transcurre ni un segundo sin que aparezcan en Twitter, Facebook o Washapp un falaz corolario, un chiste burdo, una consigna xenófoba, un bulo interesado, un de alegato de odio, sea nacionalista o patriotero. No es extraño, si recordamos que con el 11-M algunos aún siguen culpando a ETA.

La frase del ‘anticatalanista’ Antonio Machado, «en España, de cada diez cabezas, nueve embisten y una piensa», se cumple aquí a rajatabla, para júbilo de radicales de todo signo y condición.

De inteligentes es no embestir cada vez que la posverdad golpea nuestras entrañas.