La Rioja

img
Fecha: junio, 2008
¿Seguirá Sanz el ejemplo de Aguirre economizando altos cargos?
-Jesús María García García 29-06-2008 | 1:54 | 0

Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid ha decidido -según dice- dar ejemplo a los ciudadanos de austeridad eliminando algunos puestos de confianza y altos cargos de su gobierno. No he tenido tiempo en lo que va de legislatura de actualizar el censo de Consejeros, Directores Generales, altos cargos y toda suerte de puestos de confianza, asesores y asalariados políticos -elegidos a dedo- que trabajan para Sanz, con cargo a los presupuestos de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Que entre todos pagamos. Pero prometo hacerlo en breve (será bienvenida cualquier aportación al respecto).

Lo que si es cierto y contrastado es que Pedro Sanz inicia su etapa de gobierno (allá por 1995) con un ejecutivo compuesto por veintisiete altos cargos. Un presidente, seis consejeros y sus respectivos secretarios técnicos, trece directores generales y un secretario general.

Ocho años más tarde el número de altos cargos del último gobierno de La Rioja formado por Pedro Sanz en 2003 ya se elevaba a cincuenta y cinco. Un presidente, nueve consejeros, otros tantos secretarios técnicos, veinticinco directores generales, y once subdirectores generales.

El personal eventual de libre designación pasó en 2004 de cuarenta y una a cincuenta y cuatro personas, un aumento del 31,7%. Con lo que el incremento total del personal de confianza (consejeros, directores, subdirectores, secretarios técnicos y asesores varios) pasó de setenta y nueve personas a ciento doce, experimentando un aumento del 41´8 %.

No quedó allí la cosa, pues se crearon nuevos puestos “digitales”, en concreto cinco gerentes de sociedades públicas y cuatro más de fundaciones. No contentos con el aumento, también se auto-aumentaron el sueldo, en concreto lo subieron un 50´80% para los altos cargos, y un 44,36% para el personal eventual de confianza. (Datos publicados en Diario La Rioja 9-11-2003).

Por sorprendente que parezca, tres años después, (en 2006) y sin mediar elecciones o cambios de gobierno- los altos cargos políticos y puestos de confianza habían vuelto a crecer, y pasado por arte de birlibirloque a ser cerca de ciento treinta, (ya que el número exacto no lo sabe ni Dios).

Y yo me pregunto….¿Seguirá D. Pedro Sanz el ejemplo madrileño de Esperanza Aguirre, y reducirá personal de confianza…en aras de enfrentar la crisis económica y dar ejemplo?, o…¿ preferirá dar ejemplo en cartera ajena, congelando el sueldo de los funcionarios y pidiendo moderación en salarios de los trabajadores?.

Ver Post >
Las Azores y el precio de la gasolina
-Jesús María García García 15-06-2008 | 12:06 | 0

Ver Post >
Nardos….y nardas.
-Jesús María García García 11-06-2008 | 6:19 | 0

Dicen los extranjeros que aprender -de la nada- el castellano es tarea de titanes…(y titanas). Y ahora con la nueva ministra de Igualdad lo tendrán más jodido…(y jodida).

Si a los abundantes sinónimos…(y sinónimas), de nuestra brillante lengua hemos de unir sus “espejos desagraviativos sexistas” se van a encontrar con un maremágnun que ni con una cabeza (o cabezo) prominente podrán entender nuestro idioma.

Como dijo algún listo…(o lista) , todo está bien hasta que deja de estarlo. No sé si Bibiana Aido se equivocó, al decir miembros y miembras, o fue la consecuencia de rizar el rizo. De forzar la máquina, o de su viaje a América. Sin embargo algunas “hembristas recalcitrantes” se sorprendieron y enojaron ayer mismo al escuchar a la ministra alegar que fue un lapsus.Ellas están muy de acuerdo en que existan miembros y miembras…jóvenes y jóvenas. Los extremos acaban tocándose.

¿Qué es más importante…qué en un escrito o un discurso me estruje el cerebro…(o cerebra), rebuscando hasta el último adjetivo para cambiarle el género y quedar bien…o que realmente en la vida tenga una conducta de igualdad?.

El machismo…(o machisma), no creo que esté en el lenguaje. Está en la calle, en nosotros…y también en vosotras. Por mucha ministra de igualdad “superchiripitiflaútica” que tengamos.

Escuchar un discurso de la señora ministra de igualdad llega a hastiar. Empalaga por su empecinamiento en hacer parejas de género. Es absurdo obstinarse en forzar el lenguaje mientras existen en la cotidianidad otras cuestiones mucho más graves a las que nuestra sociedad aún no ha puesto solución.

Cuando consigamos -desde el gobierno socialista- que las mujeres no sean discriminadas por su condición sexual en los puestos de trabajo… nos ponemos a cambiar – si es necesario- la lengua de Cervantes. Mientras tanto mejor sería dedicar esfuerzos (y esfuerzas) a otros menesteres…(y menesteras).

Por otra parte, y le duela a quién le duela, es una realidad incontestable que el machismo…(o machisma), ha ido perdiendo terreno a marchas forzadas en España, en tan solo un par de generaciones. De eso debemos alegrarnos todos…(y todas). La velocidad de este retroceso – históricamente hablando- es a mí entender estratosférica, y tenemos que intentar que lo siga siendo, pero tampoco conviene forzar la máquina, pues se puede producir el efecto contrario.

Ayer decía una “miembra” de la Real Academia de la Lengua Española, que por querer rizar el rizo estamos llegando al absurdo y al esperpento. Y no puedo estar más de acuerdo con esta… “miembra”.

Ver Post >
Los censores no solo habitan en lejanas montañas
-Jesús María García García 04-06-2008 | 5:10 | 0

Amnistía internacional en su informe anual 2007 habla – entre otras, de las muchas barbaridades que se perpetran en el mundo- de que en setenta y siete países, o bien no existe, o se atenta contra la libertad de expresión. Hasta aquí todo normal y lamentable. Pero lo más sorprendente de todo esto es que si uno se lee el listado de países se encontrará que España no aparece en dicha relación. Y aunque parezca lo contrario en nuestro querido país la libertad de expresión sigue estando en precario en multitud de ocasiones. Incluso lo que más sorprende es que el propio colectivo que más sufre esta lacra en los mencionados países de la lista -los periodistas- en esta España de vuelta, se puedan llegar a convertir en censores y coartadores de la susodicha libertad de expresión. Los menos, afortunadamente.

Y qué decir del esperpento del alcalde Gallardón sentando al bueno de D. Federico Jiménez Losantos en el banquillo de los acusados.

Ese prohombre de la COPE, que en un alarde de poder sin precedentes, ha llamado a testificar a toda la trama conspiradora del partido de Rajoy, y los ha hecho desfilar cual marionetas complacientes ante el juez y los medios. Zaplana, Acebes, Aguirre, Pedro J. Este ha sido un grave ejemplo de cómo se atenta contra la libertad de expresión. Contra la de D. Federico. Y de cómo d. Federico maneja

Las palabras hay que combatirlas con palabras a no ser que las mismas constituyan un delito. Y precisamente Losantos, (por esta vez), no ha cometido tal delito, a mi modesto entender. Mas graves son los insultos e injurias que lanza, ha lanzado y lanzará contra Rajoy, Ibarretxe y sobretodo… Zapatero. Pero estas personas -de momento-, parece que anteponen el derecho de la libre expresión por encima de todo.

Pero como reza el título de este artículo no hay que irse a remotas montañas para encontrarse con gentes que intentan coartar la libertad de las personas, de los periodistas y – lo que si me disculpan igual es hasta más grave- de los representantes de los ciudadanos.

Sin ir más lejos, en el último pleno del Ayuntamiento de Calahorra, -turno de ruegos y preguntas-, en el uso de la palabra le pregunto al alcalde Javier Pagola, cual es el motivo para que de una partida global -en concepto de publicidad y propaganda -de unos 150.000 euros que su ayuntamiento presupuestó en 2007 , todos los medios de comunicación locales hayan recibido parte de esta publicidad excepto uno de ellos; el semanario “La Noticia”. Así mismo le recuerdo al alcalde que dicho semanario lleva sin recibir publicidad del Ayuntamiento de Calahorra desde junio de 2003.Casualmente desde que este medio publicara con todo lujo de detalles el sueldo astronómico –en aquellos momentos- que se adjudicó a sí mismo el propio alcalde.

Pagola,- persona de lenta digestión- parece ser que no se sabe la respuesta a tan comprometida pregunta, y dice que la contestará en el próximo pleno. (Habrá que esperar hasta el treinta de junio, a que alguien le prepare una respuesta).

Pues bien, por ejercer mi derecho -y mi deber como concejal- al control de la acción de gobierno, de intentar esclarecer un episodio lamentable que huele a sectarismo político por los cuatro costados, va y al día siguiente, una “señora” que dice ser periodista y trabajar para una agencia de publicidad local…me asalta en plena calle. Ni corta ni perezosa me exige con altanería una explicación sobre lo que yo había preguntado como concejal en el pleno del Ayuntamiento. Me quedo perplejo…y le pregunto que quién coño es ella para exigirme a mí nada.

La señora en cuestión, de metro ochenta de largo, -otro tanto de impertinente- y oculta bajo unas grandes gafas de esquiar -o de soldar- , me dice que su agencia edita una publicación quincenal , a la cual – y siempre según ella- he debido de ofender por mentarla en el enunciado de mi pregunta en sede municipal …y que quiere explicaciones. Y se las doy…claro que se las doy.

Le digo que como representante de los ciudadanos pregunto lo que me da la gana. Que si ella y su revista se dejan manipular por quien les ha ido “con el cuento” no es mi problema. Que si le molesta que pregunte sobre lo que a mi juicio es un sectario reparto de los dineros públicos…que ella sabrá por qué se siente tan ofendida.

Y claro, la señora -ya fuera de postura y soltando humo por las orejas- me suelta una despedida torera aludiendo a mi supuesta prepotencia (pero no a la suya), y huye dejándome con la palabra en la boca.

Acababa de asistir al burdo asalto de una “periodista” exigiéndome explicaciones. Intentando coartar no solo mí libertad de expresión, sino lo que es peor, de coartar el mandato de quienes con su voto han decidido que durante cuatro años les represente como concejal en su Ayuntamiento. ¿Y todo por qué?….pues por querer que el trato de la administración sea equitativo y ético para con todos los medios de comunicación y para con los ciudadanos que los consumen. Por querer que coma todo el mundo. Por intentar esclarecer lo que no comprendo. Por expresar a través de la palabra mis legítimas dudas.

Por ello todos deberíamos de estar siempre muy al tanto de que la libertad de expresión florezca día tras día desde todos los medios, rincones y estamentos. Que la censura se use solo para evitar las declaraciones delictivas, o las que atenten contra la intimidad y la privacidad de las personas, pero nunca aquellas que desde el respeto y buscando la higiene, denuncian comportamientos sectarios, interesados, corruptos o falsos corporativismos.

Ver Post >