La Rioja

img
Fecha: octubre, 2008
¿No decían que se rompía Navarra?
-Jesús María García García 29-10-2008 | 9:40 | 0

(PREMIO PARA EL QUE LOCALICE E IDENTIFIQUE ENTRE LA MASA A DOS “ILUSTRES” DE LA RIOJA)

El partido popular quemó todas sus naves para que no se rompiera España, ni Navarra, ni el esfínter de la Dolores (la de Calatayud)…eso es al menos lo que decían los pajaritos.

Las hordas de la ultraderecha se trasladaban domingo si domingo también a aquellas familiares concentracioncillas de Pamplona…de la mano de Rajoy, Miguel Sanz y Juan Cruz Alli..

¡Qué tiempos aquellos!, en los que todavía tenían esperanzas de que ZP no ganara las segundas elecciones generales. Se insultaba al presidente, a los socialistas, y lo que es peor…al sentido común de los ciudadan@s.

Aquellos días de hiel y crisantemos, en los que cualquier escusa…cualquier mentira era buena para manifestarse. Navarra era el mejor ariete para intentar acabar con ZP.

Se rompía España, se resquebrajaba Nafarroa…pero afortunadamente allá estaba lo más rancio del partido popular. Estaban allí ¡¡¡presentes!!!! para evitarlo.

Y con la perspectiva que tan solo el tiempo es capaz de aportar…nos preguntamos… ¿qué se rompía?…¿Navarra, España o el esfínter de La Dolores?

Pues al final lo que se ha roto es el Partido Popular de Navarra.

Después de tanto esfuerzo, tanta banderita, tanto miedo y tanto viaje en vehículo oficial para fines partidistas.

Cuanto esfuerzo para nada

Ver Post >
Megalomanía taurina con dinero ajeno
-Jesús María García García 26-10-2008 | 10:29 | 0

Vaya por delante que me gustan los toros. También las vacas. Lo que ya no me gusta tanto es que los calagurritanos/as tengamos que sufrir los excesos megalómanos de nuestro alcalde -conocido como “el magnánimo”- y de su concejal de urbanismo, famoso por el gran prestigio que como negociador está adquiriendo en esta legislatura

Hay que agradecerles –entre otras cosas- que tras trece años de gobierno tengamos telarañas en las arcas municipales, (una deuda de 3.000 millones de pesetas) pese a lo cual no pueden consentir que Logroño tenga una nueva plaza de toros y nosotros no. Aunque tal vez desconozcan que a los ciudadanos de la capital su magnífica plaza no les ha costado ni un solo duro y les hace un servicio estupendo.

Este supuesto agravio con los capitalinos va a ser saldado gracias a una negociación –otra más- del sr concejal de urbanismo, que a cambio de recalificarle unos terrenillos - fuera del casco urbano- a cierta empresa constructora, ha sacado otros “gratis” para poder construir en ellos una nueva plaza de toros. Eso si, en la jugada se derriba la antigua plaza, y en su lugar se construyen 80 viviendas en lo mejor de Calahorra. Negocio redondo para todos…excepto para el bolsillo de los ciudadanos, que tendrán que pagar íntegramente el coste del nuevo coso taurino, al tiempo que pierden un excelente espacio de uso público en el centro de la ciudad.

En Calahorra ya tenemos una plaza de toros, que es más que suficiente. Inmejorablemente situada, perfectamente dotada… que con unas reformas quedaría fantásticamente bien para múltiples usos…pero no les sirve.

La misma goza de una excelente salud, como para dos o tres siglos más de explotación. Hace unos años se gastó la ciudad un dineral en estucar y pintar su fachada, quedando más bonita que un San Luis. También con anterioridad, se remozaron y construyeron unos modernos corrales en su parte posterior, con una fuerte inversión municipal.

Una plaza de toros en la que hace ya un cuarto de siglo algún iluminado pensó y ejecutó los asientos de hormigón más incómodos que jamás trasero alguno haya conocido…exceptuando a los faquires. Una modificación que ha condenado durante décadas a la mayor de las incomodidades a quienes se han acercado al coso. Y es que la plaza de toros de Calahorra es incómoda a más no poder. En eso todos estaremos muy de acuerdo, pero es algo que tiene una fácil solución, además de barata. Tan solo sería necesario arrancar los banquitos de tortura e instalar en su lugar unas cómodas butacas de plástico, de las que hoy en día se colocan en otras plazas, estadios de futbol, etc. Y problema solucionado. Se perderían doscientas o trescientas plazas, pero se ganaría una barbaridad en comodidad. Incluso si se quiere garantizar la seguridad frente a posibles inclemencias meteorológicas se puede cubrir el techo, como se ha hecho en otras plazas de nuestro entorno, tal es el caso de la de Zaragoza, construida en el siglo XVIII. Sin necesidad alguna de demolerla, y por una módica – en comparación – cantidad económica.

Y además…¿para qué carajo queremos una plaza con seis mil localidades (aforo de la actual), si desde que toreó Manolete no se ha vuelto a llenar?. Porque esa es otra. Sepan ustedes que en Calahorra no va casi nadie a los toros. Hasta tal punto que en la última corrida de las fiestas de Marzo de este año, pese a que se regalaban mil quinientas localidades, resultó que nos juntamos solamente trescientas personas. Mayor evidencia que esta no se puede encontrar.

Y qué decir de lo acontecido en la recién terminada feria de Agosto, en la que hasta el presidente de La Rioja – Pedro Sanz- realizó un llamamiento -tan desesperado como improcedente- alentando a los Calahorranos a llenar el coso taurino. Tal vez para cubrir las anchas espaldas de Pagola y sus delirios de grandeza. Llamamiento en saco roto, pues en ninguna de las tardes (ni tan siquiera con los recortadores o con la corrida de rejones) se llegaron a vender la mitad de las entradas. El que lo dude que pregunte a la empresa explotadora y saldrá de dudas.

Y qué decir del resto de la feria. En la primera corrida de a pie no había ni mil personas en la plaza, y allí estaba don Pedro Sanz como testigo del fracaso. Y en esta ocasión tanto la temperatura, como el clima…toros y toreros invitaban a acudir al coso calagurritano. Pero una vez más quedó demostrado que los habitantes de en esta ciudad no van a los toros…y los de las limítrofes tampoco colaboran.

De mayor cachondeo es todavía que nos vengan con la milonga de que quieren hacer una nueva plaza para dar conciertos, cuando es sabido que en Calahorra solo se organiza un concierto al año y con suerte, gracias a la iniciativa privada de Ismael…que si no fuera por él, no se daría ni uno.

Pero nada de esto importa, pues según el alcalde Pagola y su fiel escudero Portillo, no hay mejor sitio donde enterrar unos 15 millones de euros (cifra orientativa que podría costar la plaza nueva). Unos 2.500 millones de las antiguas pesetas que parecen no ser nada para un ayuntamiento endeudado hasta el cuello. Y nos cuentan que será la “actuación estrella” de la legislatura. No ven ninguna otra necesidad para la ciudad los del equipo de gobierno. Ni estación de autobuses, ni hogar del jubilado nuevo, ni nuevo centro de Salud, ni otro colegio público, ni la necesaria variante Este, ni suelo industrial, ni adecentar la ciudad, ni eliminar las deudas…no.

La máxima prioridad para el emperador Pagola es construir un gran “Colosseúm”, para diez o veinte mil almas, que perpetúe para siempre en la historia su firme abandono sobre el sillón de la alcaldía, y deje como testigo de su existencia un monumental coliseo (dispendio del erario público), que junto a la fuente con chorrillos del Mercadal y a la bandera de España, en la Era Alta, harán que Pagola II el Magnánimo sea recordado por los siglos de los siglos. Amén.

Por concluir de una forma crítica pero constructiva y para ayudar a alcanzar tan elevada meta, propongo (como hizo Nerón), plantar junto a la nueva plaza una estatúa homínida del alcalde Pagola -bañada en oro de veinticuatro kilates- en la que aparezca totalmente erecto (sinónimo de erguido) y a un tamaño XXL. Y bajo la misma clavar una placa en la que pueda leerse: “Llegó, se sentó, se lo fundió…y se volvió a sentar”.

Ver Post >
¿ Hay fiscalía anticorrupción en la Rioja?
-Jesús María García García 23-10-2008 | 10:11 | 0

Como dice la canción, en la Rioja no hay tranvía, tampoco tenemos metro… me temo que no hay mucha justicia…y si la hay no llega a todas partes.

Justicias e injusticias a parte… sabíamos que de ética y moral no queda ni un gramo en determinados centros de poder, en los que se cuentan por pares los condenados, pese a lo cual…siguen agarrados a sus sillones. Pero no creo que sea culpa de ellos.

Cuando voy a votar me gusta saber -entre otras cosas- a que se dedican presuntamente los que aparecen sacando dientes en la foto.

Donde algunos ya señalan -con toda claridad- que no llega la justicia, es a los órganos de poder…a los gobiernos. Los fiscales, si los hay, deben de mirar para otra parte.

¿No leen los periódicos, ni escuchan las radios, ni participan en los corrillos?. ¿No se percatan de las modificaciones interesadas de las leyes, de las expulsiones que se producen en los órganos colegiados (de control) para que nadie rechiste?, ¿ni escuchan las veladas acusaciones que quedan recogidas para siempre…negro sobre blanco?. ¿Se tapan los oídos, -por ejemplo- cuando un empresario sale acusando a un presidente y a su consejero de industria de temas muy graves y comprometidos?. ¿No escuchan la radio?…¿No saben lo que es “actuar de oficio”?…¿Por qué no lo llaman para que testifique delante de un juez?

De existir fiscales (que no lo sé) deben de ser personas preocupadas por intentar castigar a jóvenes consumidores de canutos, chavalillos que queman banderitas de España, a calós sin carnet de conducir, inmigrantes sin papeles. De trincar a ladrones de gallinas, vendedores de CDs piratas, funcionarios rebeldes, prostitutas, carteristas y morosos impenitentes…

En tan ajetreado y necesario trajín, se han olvidado de perseguir a los que acuerdan convenios escandalosos con promotores y constructores, a los que prevarican, recalifican terrenos disparatadamente, planifican y autorizan sectores urbanos en zonas inundables, cohechan y permiten en sus jurisdicciones que las leyes sean vulneradas por sus amigos. A los que acosan a los trabajadores, a aquellos que utilizan su cargo para beneficiar económicamente a sus familias, a través de proyectos y urbanizaciones descabelladas.

Tampoco están al tanto .de los que especulan y adquieren terrenos y derechos a través de terceras personas, sociedades interpuestas… valiéndose de sus cargos y de la información privilegiada.

Ni se enteran cuando el presidente de una patronal de constructoras y promotoras, acusa (se puede leer en DIARIO LA RIOJA)- a determinados señores/as -de un partido que gobernaba en aquel momento- de “engañarlos” al haberles recomendado invertir en determinados terrenos en la capital para especular con ellos mediante la construcción de viviendas…y ahora por lo visto…les han dado por el trasero.
Esta acusación -sea verdad o mentira- es intolerable.

Y yo me pregunto….¿Qué más necesita la fiscalía para actuar?….¿Está de vacaciones la justicia ?…y luego pedirán treinta años de carcel a los dos menores de Pradejón… que quemaron una banderita de plástico.

Dicen que es un delito de ultraje a la bandera….

Ver Post >
Anoche olía a Jara, ahora… huele a sangre
-Jesús María García García 19-10-2008 | 11:36 | 0

Pese a que ya habían pasado seis o siete años desde la última vez que pisara aquel camino…todavía lo recordaba. No en vano lo había recorrido mil veces en sus primeros nueve años de trabajo. Pero hoy era diferente. La luna estaba llena, y conducir sin luces era sencillo hasta para un novato. La gente no le creía cuando relataba sus excursiones nocturnas…sin luces. Sus ojos leían cada curva, cada sombra, cada piedra del camino. La Luna hacía el resto.

Subió desde “El Tormo”, entre almendros y tomillares hasta los corrales de San Esteban. La noche estaba rasa y la luz de la luna era tan intensa que dejaba adivinar el amarillo de los chopos, que ya tiraban la hoja ante la fuerza del otoño.

La diosa Selene destacaba -entre eriales y abandonos- los secanos de “La Canejá”… labrados mil veces durante siglos.

Encaró el barranco de Valdemadera…camino de Alcarama. Las encinas de la ladera proyectaban su rechoncha sombra sobre los romeros. Como en un tablero de ajedrez… negro y blanco se repartían en la pendiente. Una nube inoportuna tapó la luna y todo se tiñó de gris oscuro. La pista dejó de verse clara y se bajó del coche.

No hacía nada de frío, la noche era estupenda; cosas del cambio climático. Las copas de los pinos se recortaban sobre la montaña, aportando un aspecto fantasmagórico a la umbría de Carnanzún. De pronto un quejido ronco y profundo rajó la noche estremeciéndole; era la fantástica llamada del gran duque, del búho real, que ya mediado el mes de octubre se prepara para la estación reproductora. Andaba muy preocupado marcando su territorio para evitar que otros machos se adentrasen en sus dominios. Así somos los machos.

La luna rajó con fuerza entre las repentinas nubes y él prosiguió su camino… ladera arriba.

Ya en la cima de este mundo, los aerogeneradores le devolvieron a la cruda realidad. Sus gigantes brazos de molino destellaban a cada giro. Unas estridentes luces rojas sobre sus cabezas parecían recordarle que todo ha cambiado… que ya nada es lo mismo. Que cualquier recuerdo es fútil, que todo se ha perdido y nada resiste la ambición sin límites de su propia especie.

Pero la naturaleza es obstinada y un venado berrea con fuerza a su derecha, henchido de pasión y de lujuria. A su izquierda le reta otro. Andan los ciervos acabando”la brama” en estas medianías de octubre, ajenos a la suerte que les aguarda. Parece que más que buscar hembra estuvieran chillándoles a los molinos, diciendo: ¡a la mierda la electricidad y su puta madre!

Respira hondo y el olor del Alcarama se introduce en sus pulmones. Esta noche el monte huele a jara, a jara pringosa, a aceite de ládano…a iglesia.

Amanece un nuevo día de otoño. La niebla moja suavemente a los cazadores que charlan en animados corrillos. Mentiras y verdades, chismes y gracietas, chorizo y “trago vino” se entrelazan en los previos de la montería.

Él, solo ha dormido cuatro horas, y todavía tiene el olor a jara en sus narices. Va pasando la mañana y retumban los disparos.

En mitad de la pista un amasijo de cuerpos sin vida derrama su sangre sobre la tierra. Lomos mordisqueados por las jaurías hambrientas de carne y afecto. Boquetes de bala, vientres abiertos por los machetes, tripas y asaduras desparramadas en la cuneta. La montería ha terminado.

Camina entre los cadáveres de aquellos ciervos, tal vez los mismos que hace tan solo unas horas desafiaban al hombre y a sus aerogeneradores. Quizás los mismos que se afanaban en seducir a cuantas más hembras mejor. Ahora yacían muertos a sus pies. Un olor a sangre lo inundaba todo. Un aroma pegajoso, húmedo y al mismo tiempo caliente.

Se agachó y fue colocando un precinto a cada uno de aquellos animales sin vida. Apuntando con rutina en su libreta el resultado de aquella montería. Una más entre tantas. Después de veinte años se había inmunizado. A todo se acostumbra uno, aunque… el olor a sangre era una excepción.

Terminó su trabajo y cuando ya se marchaba apareció otro venado muerto; éste venía atado sobre el capó de un todoterreno. Con sorprendente apatía, sacó del bolsillo un nuevo precinto y se lo comenzó a colocar en la pata, mientras, una niña de seis años – que se acaba de bajar del mismo vehículo- repetía un soniquete: ¡Quiero la cabeza!… ¡Papá quiero su cabeza!…

La niña quería la cabeza del ciervo…bueno, al menos no quería la del Agente Forestal…¡que ya hubiera sido la ostia!

Un “alma caritativa” se acercó – cuchillo en mano- , con gran habilidad rebanó el pescuezo del venado y le hizo a la niña aquel regalo tan didáctico como ejemplarizante. Y ella Tan contenta, al fin feliz con su cabeza…y se calló. Terminado el trabajo, se marchó, dejando allí a los cazadores ensimismados con la morgue… y sorteando las porciones de carne fresca.

Descendió entre encinares…cruzó viñedos y baldíos. Tardó trés segundos y medio en olvidarse de aquello. Se paró a observar al águila real que volaba a duras penas con un conejo entre las garras y ya en su casa comió solo, pues eran las cinco de la tarde. De pronto y sin previo aviso, su hija mayor se le plantó de frente y le preguntó: papá, ¿Tú si pudieras prohibirías la caza?

Jodida costumbre la de los niños….siempre haciendo preguntas comprometidas.

Ver Post >
Nutrias y cenutrios
-Jesús María García García 09-10-2008 | 12:14 | 0

Cuando alguien señala la luna, siempre hay un necio que mira el dedo.

Ese gran hombre (nunca mejor dicho) que nos ha caído en suerte para gobernar Calahorra, ha decidido que es un “Esperpento” (palabras del alcalde Pagola hoy en rueda de prensa) que aparezca una nutria muerta en el parque del Cidacos, pero… no es que piense que lo sea por el hecho lamentable en si mismo…sino porque les ha jodido tanto que La Rioja entera vea una de las consecuencias de sus políticas urbanísticas, que ahora -armados de ignorancia- se ponen a cuestionar que existan nutrias en el Cidacos.

Son capaces de negar la existencia de la luna, si les va la cartera en ello.

Pero saber si en el Cidacos habitan o no de forma habitual las nutrias es algo tan sencillo como descolgar el teléfono y preguntar en la Consejería de Medio Ambiente, ya que desde hace más de 3 años tienen datos muy actualizados de la distribución de esta especie, y contratada una asistencia técnica externa compuesta por tres biólogos, pendientes exclusivamente del visón europeo y de la nutria…pero no…es mejor decir cosas como: “nunca he visto una nutria en el Cidacos…con la de veces que me he bañado en el río”.

Pagola tienen teléfono directo con los jefes políticos de la consejería, todos del partido popular…¿por qué no les pregunta a ver si hay o no nutrias en el bajo Cidacos en vez de decir tanta chorrada?….seguro que ya lo ha hecho, y no le ha gustado la respuesta.

Pero hagamos un higiénico ejercicio de memoria:
Se localiza al voluminoso animal antes de las seis de la madrugada del primero de octubre. Los primeros que la ven (que se sepa) son una patrulla de la policía local del turno de noche… sin vida y sobre la acera. A las doce del medio día operarios de la brigada de obras recogen el cadáver y se lo llevan.

Es decir, que entre las seis de la madrugada y las doce del medio día la nutria pudo ser vista, fotografiada, meneada o tocada por todas las personas que pasaron por allí y quisieron acercarse…y hasta le pudieron tomar medidas para hacerle un smoking.

Pasaron los días y ni Dios en el equipo de gobierno se preocupó por la nutria.
La vida seguía en la apacible ciudad de Calahorra. Se celebraba el certamen de “Mis y míster Calahorra”, trascendental acontecimiento cultural y social, al tiempo que prueba puntuable para el importantísimo campeonato de La Rioja de belleza, al que asistían, entre otros, el Sr alcalde de la ciudad y su concejal de medio ambiente.
Ya se sabe a lo que se dedica un buen jurado en estos certámenes: …mira que culo…menudas tetas…está bien dotado el niño…y esas cosillas tan de nuestro género masculino. ¡Es tan abnegada la tarea de conservar el ambiente!;…la farándula …el Cantizano… Jorge Fernández….Carmen de Mairena.

Pasaban los días y ellos ocupados con “sacar adelante la ciudad” y ensimismados en las profundidades inescrutables de sus ombligos.

Pero el Domingo, -día quinto del mes décimo-, Ecologistas en Acción, (colectivo cojonudo en toda la extensión de esta castellana palabra) saca una nota de prensa con unas hermosas fotos de la pobre nutria atropellada. Los gobernantes de la bimilenaria siguen con la mirada fija en el ombligo.
El Lunes , la foto de la nutria aparece a todo color en la portada del periódico predilecto del alcalde Pagola (la Noticia de la semana). Pero sigue sin reaccionar.
La plataforma ciudadana en defensa del parque del Cidacos se consterna por el atropello
al tiempo que ven refrendadas sus tesis de que meter más tráfico junto al parque es peligroso e irracional.
Al día siguiente, -siete de octubre- aparece la nutria en el diario La Rioja. Al fin despierta el primer edil. Una semana más tarde…pero despierta.

Está ya hasta los cojones de la dichosa nutria y comienza a llamar por teléfono a todo pichigato…al gobierno de La Rioja, a los funcionarios del ayuntamiento, a la policía…

Está empeñado en que esa nutria no puede ser de aquí…”tie que ser del extranjeiro”…y que no ha sido atropellada (habrá muerto de encefalopatía espongiforme bobina ) o la habrán traído hasta aquí los pérfidos ecologistas.

Basa este pensamiento interior en sus grandes conocimientos en materia faunística , que le han aupado a la sección de Medio Ambiente del PP en el Senado. Un magma de eruditos ambientales de la derecha ecologista.

Pero en este mundo al revés resulta que el alcalde no está preocupado por poner fin a las políticas irracionales e insostenibles de su gobierno; a la destrucción del hábitat del Cidacos que ha dado lugar a que la nutria muera…!no, que va¡ Está preocupado por ver de dónde ha salido la puñetera nutria. No le importa un carajo que haya muerto, tan solo que la foto aparezca en los periódicos.

Pero no está solo el alcalde, cuenta con el apoyo y la experiencia de otros “iluminatis” que tienen una peregrina teoría de la conspiración al respecto de la aparición “nutriana”, si bien parece que no se atreven a expresarla refrendada con su propio nombre y se van dejando las babas y el aceite por los foros de los periódicos, de forma anónima…¡¡¡¡Faltaría más!!!.

Y es que a algunos, en el PP de Calahorra, les sobran argumentos para dar lecciones de desarrollo sostenible a medio planeta. De etología animal, y de distribución mastozoológica aplicada.

Ver Post >