La Rioja

img
Jordi Évole y Torrelodones.
img
-Jesús María García García | 09-12-2012 | 23:56

Ningún domingo me pierdo el programa “Salvados” de la Sexta, con el periodista Jordi Évole al frente. Lo cual no quiere decir que el periodista me guste o me disguste. Tampoco me perdía ninguna mañana a Federico Jiménez Losantos en las mañanas de la COPE. Hasta que lo echaron. Es importante conocer lo que todo el mundo opina, para luego tener más y mejores mimbres con los que cada cual construir sus propios cestos.

Anoche, Jordi Évole. Nos trajo hasta el salón de casa a la alcaldesa de Torrelodones, Elena Biurrun a la que presentó como una “política no profesional”, y me surge la duda de cual es la diferencia entre un político profesional y uno no profesional.
Me comentaba –casualmente este mismo sábado- un profesional del periodismo riojano, que la diferencia residía en que un político pasa a ser profesional, cuando se “libera” de su anterior trabajo y comienza a cobrar su sueldo en pago por el trabajo político que desarrolla.

La Alcaldesa de Torrelodones, que “Salvados” -de la mano de Évole- nos presenta como ejemplo ético de “político no profesional”, proviene de una asociación vecinal, que un buen día decide interesarse – e involucrase- por la gestión política de la vida social en su municipio y, se presenta a las elecciones, con su correspondiente equipo de candidatos a concejales. Una procedencia con extraordinaria recurrencia entre quienes acceden a la política representativa.
La alcaldesa cobra por su desempeño político, (según refleja la web de su ayuntamiento) casi 50.000 euros al año, lo cual no me parece ni bien ni mal, pero evidentemente es incuestionable su profesionalidad. Pero lo más curioso de los “ políticos no profesionales de Torrelodones ” es que los ocho restantes concejales del “partido” de Elena Biurrun, cobran sueldos entre los 47.500 y los 15.500 euros anuales….( Un total de 212.000 euros a los que sumar los 49.500 euros de la propia alcaldesa). Lo cual no cuestiono ni dejo de cuestionar.

Torrelodones es un municipio con solamente 22.000 habitantes, que gasta 261.500 euros anuales en los  sueldos de nueve ediles  liberados.