La Rioja

img
Fracking *
img
-Jesús María García García | 20-02-2013 | 09:00

 Señorías, hoy vamos a hablar de una palabra que está tomando mucho protagonismo en los últimos meses en La Rioja: es un extranjerismo, es el fracking, que es una técnica de extracción de hidrocarburos líquidos que se practica en el subsuelo. En concreto, el fracking, o la fracturación hidráulica, consiste en perforar de forma vertical en el terreno hasta llegar a determinadas capas de profundidad a partir de las cuales se comienza a perforar en sentido horizontal. Se realizan una serie de explosiones y posteriormente se introduce un chorro de agua a presión con arena y con determinados productos químicos que lo que persiguen es romper las capas de gas que hay depositadas en el subsuelo. Es diferente a las extracciones tradicionales, que consisten en pinchar una gran bolsa de gas y sacarla de forma más o menos limpia.
En la Comunidad Autónoma de La Rioja existen otorgados varios permisos, en concreto cuatro, que permiten el estudio del subsuelo para localizar yacimientos de gas. Esos permisos no necesariamente tienen que llevar a una conclusión final que sea la extracción del gas con este sistema, es decir, utilizando el fracking, sino que también pueden ser derivados a una extracción tradicional del gas. En cualquier caso, ese es un punto que no queda suficientemente claro, y entre otras cosas no queda suficientemente claro porque el Gobierno de La Rioja no acaba de definirse en esta materia.
Por tanto, desde el Partido Socialista de La Rioja traemos hoy a este Pleno una proposición no de ley que persigue que el Parlamento de La Rioja traslade al Gobierno regional y al nacional  la petición de que nuestra comunidad autónoma sea declarada un territorio “libre de fracking”, un territorio en el cual no se pueda utilizar esta técnica extractiva.
Desde el Partido Socialista no es nueva esta inquietud, ya que hay que recordar que hace un año ya preguntamos al consejero de Agricultura, el señor Íñigo Nagore, sobre esta cuestión; en concreto, fue en abril y le preguntábamos sobre si en La Rioja se estaban practicando este tipo de extracciones de gas, sobre si había autorizaciones al respecto, sobre si había previsión de que en un futuro se pudieran realizar este tipo de prospecciones. La respuesta del señor Nagore fue contundente, nos vino a decir que no existía ninguna autorización en ese sentido, nos vino a decir que tampoco había previsión ni interés por parte del Gobierno de La Rioja en que esto se desarrollara. Si lo dice el consejero Nagore, yo me lo creo y además no tengo por qué dudarlo. Sin embargo, no es menos cierto que la sociedad riojana tiene intranquilidad en cuanto a este asunto, y buena prueba de ello son las movilizaciones en forma de plataforma que se han constituido en La Rioja, plataforma formada por asociaciones vecinales, por asociaciones de defensa de la naturaleza, también por colectivos políticos, que, aunque no tengan representación en esta Cámara, tienen igual legitimidad puesto que representan a cientos, a miles de personas, y, por tanto, esa intranquilidad está en la calle, y está en nuestra mano desde este Parlamento solucionarla y darle una finalización. Por eso, nosotros consideramos que sería positivo que este Parlamento declare a la Comunidad Autónoma de La Rioja como un territorio libre de fracking.
Hemos tenido constancia, así lo han trasladado diferentes vecinos a los medios de comunicación, de que las prospecciones que están autorizadas en este momento han dado problemas. En concreto, desde Nalda nos llegan quejas de que viviendas han sufrido algún tipo de desperfectos por estas prospecciones.
También sabemos que en ayuntamientos se han presentado incluso mociones para declarar esos ayuntamientos como libres de fracking, para impulsar desde esos ayuntamientos una petición mayor hacia el Gobierno de España, y nosotros también queremos acompañar esta proposición no de ley con una recomendación para que, una vez que seamos capaces de aprobar entre todos esta declaración de la Comunidad Autónoma como “libre de fracking”, podamos trasladar también nuestra inquietud al Gobierno de España, pues –como ya sabemos– las competencias en materia de explotación de hidrocarburos corresponden al Gobierno de España, siempre y cuando las cuadrículas de prospección minera se compartan entre varias comunidades autónomas, no así cuando la cuadrícula de prospección se aloja única y exclusivamente en el territorio de una comunidad autónoma.
Los riesgos de la práctica del “fracking” son importantes y son conocidos, no en España, pero sí en otros países. Estados Unidos es uno de los países que verdaderamente ha desarrollado con fluidez esta técnica en determinados estados, y se ha comprobado las consecuencias de esos metales pesados que van dentro del chorro de agua a presión que entra dentro del subsuelo y acaban por filtrarse en los acuíferos, acaban por contaminar las aguas y finalmente pueden suponer un perjuicio importante en la salud humana. Se han detectado aumentos en casos de determinadas enfermedades, como cánceres linfáticos, etcétera, y también se ha comprobado cómo la calidad del agua ha disminuido en algunos lugares hasta tal punto que es imposible de utilizar para el consumo humano.
Desde luego, estoy convencido de que ninguno de los tres grupos políticos de esta Cámara estará de acuerdo con que podamos trabajar con una hipótesis de futuro semejante, y por ello es por lo que confío en que en esta ocasión, aunque mi compañero, el señor Caperos, ha dicho hace un momento que nunca se aprueba ninguna de las mociones, por positivas que puedan ser, que traiga la oposición a esta Cámara, yo confío en que en esta estaremos todos perfectamente de acuerdo.
Hay que tener en cuenta también que no es una cosa novedosa, es decir, que no somos nosotros los que la proponemos. Hay una plataforma que ha trasladado su opinión a grupos políticos, que ha trasladado su opinión a los medios de comunicación, que es un sentir de la ciudadanía, y que no vamos a ser los únicos ni tampoco los primeros si tenemos la conciencia de aprobarla, ya que en nuestra propio país ya ha habido administraciones que se han declarado como territorios “libres de fracking”. No solamente ayuntamientos, sino también diputaciones provinciales. Sin ir más lejos, la Diputación Provincial de Valladolid, en octubre del año pasado, ya declaró su territorio como libre de esta práctica extractiva. Y también conocemos que en estos días el Partido Nacionalista Vasco y el Partido Popular del País Vasco van a impulsar una moción en la Diputación de Vizcaya para el mismo fin. Por tanto, vemos que coinciden diferentes sensibilidades políticas a la hora de intentar que esta técnica no prospere en España.
Pero también fuera de nuestras fronteras hay ejemplos en los cuales queda perfectamente demostrada la inquietud que esto supone. Por ejemplo, Francia, Bulgaria, Alemania, etcétera, han declarado sus territorios libres de esta práctica.
Por eso, desde el Partido Socialista queremos animar a todos los grupos del Parlamento de La Rioja para que podamos consensuar una declaración que elimine intranquilidades, que acabe con la falta de seguridad de los ciudadanos y que nos traslade a todos una seguridad de que nuestro medio ambiente y la salud de nuestros ciudadanos en ningún caso van a verse alterados por este sistema de extracción de recursos naturales.

*(Intervención ante el pleno del Parlamento de la Rioja 6-febrero 2013)  Debate completo en este enlace: a partir de la página 47 del PDF