La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

navidad

Garrido al cuadrado.
-Jesús María García García 23-12-2012 | 7:52 | 1

 

 

Uno de los atractivos culturales que  en estas fechas navideñas puede ofrecerse desde Calahorra a visitantes y amigos, es la exposición doble que Francisco Javier Garrido Romanos ha montado para estas fechas.

Por una parte Garrido nos regala los sentidos con una muestra de dibujos sobre la sobria arquitectura de la zona histórica de Calahorra, obras de pequeño y mediano formato que retratan la esencia de la ciudad y del  que -ayudado de  de un trozo de carbón y unas gotas de tinta o de acuarela – es capaz de plasmar en frías líneas todo el calor de una ciudad que lleva siglos enfrentándose a su destino.

Como marco,  la sede de la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo, en el Planillo de San Andrés, donde permanecerá colgada dando cobertura al belén de la asociación, del 22 de diciembre de 2.012 hasta el 6 de enero de 2.013, en horario de18,00 a21,00 los laborables, que se amplia en domingos y festivos entre las 12,00 y las 14,00.

 

La segunda parte de esta exposición navideña se desarrolla – de lunes a sábado y hasta el 4 de enero-  en la sala de exposiciones conjunta al taller del artista, en la calle Galicia nº11.

Entre las 18,00 y las 21,00h se puede uno dar el privilegio de degustar varias obras , en el mismo lugar donde  el arte se gesta y se depura. Obras en diferentes formatos y soportes; óleos sobre papel, acuarelas… Lo último de este reconocido pintor que ha marcado un camino recto en su carrera, del que no se distrae con los vaivenes de mercado ni de las modas.

Sin duda de lo más recomendable en estas navidades.

 

Felices Fiestas.

Ver Post >
Feliz Navidad.
-Jesús María García García 24-12-2010 | 12:01 | 0

Feliz Navidad y Felices Fiestas a tod@s.

Ver Post >
Ciento veinticinco mil pesetas.
-Jesús María García García 22-12-2009 | 12:53 | 0

Cuando cruzábamos Casetas, el chivato que indica la temperatura del radiador comenzó a elevarse por encima de lo normal.

En previsión de incidencias siempre viajaba con el kit de primeros auxilios; papel de aluminio, una botella de agua y el multiusos “superglu 3”. A la altura de las obras de la gran estación del AVE, en Zaragoza, por los laterales del capó de mi Renault espace comenzó a salir una densa fumata blanca, que solo podía anunciar dos cosas; o Juan Pablo II había fallecido, -y ya le habían buscado sustituto-…o se me acababa de reventar el motor. Afortunadamente ni lo uno ni lo otro. El agua del radiador parecía haberse evaporado. Lo rellené y esperamos en la cuneta media hora, hasta que aquello se templó. Cruzando el puente de la Almozara -ya en pleno centro- el coche comenzó nuevamente a calentarse. Era evidente que allí pasaba algo de importancia. A Dios gracias conseguimos llegar a la puerta del centro comercial “Gran casa”. Desembarqué a la tropa y aparqué la furgoneta en un parking.

La grúa no tardó en aparecer y despedí al vehículo camino del taller de Andrés – y del moro-. El taxista del seguro aceptó pasar a recogernos a las 7 de la tarde, y aprovechamos para desfogar a las fierecillas por toda la gran superficie comercial.

Como siempre sucede -cuando andas con prisa-, el taxista maño nos hizo esperar una hora – que se me hicieron tres- apartando cada diez segundos a las niñas de la puerta automática.

Era 21 de diciembre de 2002, último sábado antes de navidad y como siempre –desde hacía 20 años- tenía una cena ineludible con mis excompañeros de la FP, electricistas, mecánicos, torneros…cuñados y apegados. Pero aquel lento taxista no quería pasar de 120 ni por una cesta de navidad….igual que el chofer de Emilio del Río.

Llegamos a Calahorra a las 21:20, con tal suerte que por la calle Grande transitaban en dirección al Raso una manada de electricistas y demás. Le grité al taxista ¡altooooo!, me despedí de mi familia y me fundí con aquel rebaño de “treintañeros” camino de unos vinos.

Cenábamos en la Taberna, como siempre. Tras machacar a mis aguerridos compañeros con una versión especial del chiste del trapecista, (era el 20º aniversario…y había que lucirse), nos encaminamos hacia la zona de pubs y allí… se difuminan mis recuerdos.

.

Llevaría un par de horas en la cama, cuando de sopetón mi esposa se abalanzó sobre mi cama chillando algo. Ahora no –le dije- ¡estoy roto!. Pero ella seguía chillando… ¡Nos ha tocado la lotería!

No me lo creí, pero tanto insistía que me levanté y bajé al cuarto de estar. Me senté en la mesa, frente al televisor y conecté el teletexto. No sabía ni en que día estaba ni que era 22 de diciembre. En la mano tenía dos participaciones de la Cofradía de La Santa Veracuz…el 08103. Miraba la tele…miraba el número en mi mano y, repetía la operación como espantado. Me había tocado el gordo de navidad. Mientras, -en la televisión-, los niños de San Ildefonso repetían un extraño soniquete…mil euros, mil euros, mil euros.

Pensé… ¡Coño, que mal suena esto con euros!, con lo bien que quedaba aquello de las… “ciento veinticinco miiiiiiiiiil, pesetas”.

Ver Post >