La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

Presupuestos 2013

Se lo quitan a la Fundación Hospital de Calahorra para traspasarlo a la sanidad privada.
-Jesús María García García 12-12-2012 | 12:30 | 3

Con toda probabilidad, el próximo jueves, día 20 de diciembre se celebrará en el Parlamento regional el debate de enmiendas a los presupuestos generales para el ejercicio 2.013.
Entre las muchas que se debatirán, destacaría dos presentadas por el Partido Socialista de la Rioja, a favor del Hospital Fundación Calahorra (FHC) así como de la calidad en la atención médica pública a todos los habitantes de La Rioja Baja.
La primera de ellas solicita la inserción de la FHC dentro de Sistema Riojano de Salud, acabando de una vez por todas con la discriminación del propio hospital y de sus trabajadores. Una medida similar se acometió este mismo año, al ser integrada la Fundación Rioja Salud, dentro del SERIS. Dicha inserción no supone un coste económico, pero implicaría diversos procesos de asimilación.

La segunda de las enmiendas va directamente a evitar la merma de presupuesto que el Partido Popular ha presupuestado para el 2013 respecto al 2012. Si la FHC fue dotada en 2012 con 34.626.000 Euros, para el 2013 sufre un duro recorte de aproximadamente un 10% perdiendo 4 millones para quedar fijado en 30.626.000 Euros. Paralelamente el Gobierno de Pedro Sanz aumenta la partida correspondiente a convenios con entidades privadas en atención sanitaria especializada (Viamed, Los manzanos, etc.) se ven aumentados casi un 20%, pasando de 18,9 millones de euros en 2.012 a 22, 3 millones de euros para el 2.013.
Estos datos revelan por sí solos el desmantelamiento de la sanidad pública riojana, al tiempo que demuestra como el dinero de nuestros impuestos -que se quita a la FHC- va directamente al bolsillo de las empresas privadas.
Recortan 4 millones al hospital calagurritano y los pasan directamente a las empresas. Ya han comenzado los despidos, que según el recorte presupuestado, puede trasladarse a la plantilla actual de trabajadores en una poda de entre 15 a un 20% del personal o de reducción de sus retribuciones en los mismos términos. Un recorte que se verá repercutido en la calidad del servicio que los ciudadanos recibimos.

Mientras todo esto sucede, el alcalde de Calahorra calla, se esconde y no defiende los derechos de sus ciudadanos.

Ver Post >