La Rioja
img
Fecha: septiembre, 2011
El mercado flotante
Inés Martínez 18-09-2011 | 11:55 | 0

Cuanto más pasa el tiempo y más pienso en el viaje, más me gusta el recuerdo que guardo del mercado flotante de Bangkok. Nunca pensé que un río pudiera tener tanta vida.
Aunque ya no es lo que fue hace 20 años, es una forma de conocer el Bangkok rural. De adentrase en sus canales, de ver cómo vivían hace años los habitantes de la ciudad, campesinos, pescadores… Ahora cada vez quedan menos barcas vendedoras de productos de verdad: flores, frutas, comida… Pero hay más de recuerdos, regalos y demás cosas para el turista. Las lanchas, gobernadas mujeres y hombres cubiertos con sus característicos sombreros de paja, te hacen disfrutar del ir y venir de un mercado que una vez, no muy lejos, fue una forma de vida, en donde los olores, los sabores, los colores, eran, junto a sus gentes los verdaderos reyes de este lugar.

El camino hacia el mercado es un recorrido por casas de thailandeses que hacen su vida en el río y donde no faltan tampoco los pequeños homenajes a Buda.

En realidad está en una aldea cercana a la ciudad y básicamente consiste en cientos y cientos de puestos a lo largo del río Chao Phraya, a los lados o en el propio río, donde tienes que regatear en movimiento y luchar para no chocarte con el resto de las canoas.

 

Las embarcaciones las dirigen simpáticos, amables y habladores tailandeses que te van llevando a los puestos de sus amigos y que disfrutan viendo como les compras.

Se puede encontrar absolutamente de todo y el regateo es imprescindible. Si no, no hay compra. Lo malo que es a veces te metes tanto en el papel que te das cuenta de que llevas 10 minutos regateando por 10 bath, unos 20 céntimos. Es realmente divertido.

Es absolutamente imposible marcharse sin comprar, aunque sea un puñado fruta. Los ojos se van de lado a lado rebuscando entre los puestos algo que te pueda interesar. Hay cosas verdaderamente horribles, de verdad, pero otras son divertidas y sorprendentes. Y la fruta… nunca he probado piñas como aquellas.

Ver Post >
El primer templo
Inés Martínez 06-09-2011 | 12:45 | 1

Entrar por primera vez a un templo budista es realmente mágico, todo tiene sus normas: hay que entrar descalzo, con los hombros tapados (es muy importante llevar siempre un pañuelo o chaqueta y unos calcetines en la mochila), en silencio y nunca sentarse con los pies mirando a Buda, es una falta de respeto.
El Wat Phra Kaew es el templo más conocido de Bangkok y el más impresionante.

Wat Phra Kaew , Bagkok Wat Phra Kaew Wat Phra Kaew, Bangkok

El tamaño del recinto, con más de cien edificios en su interior, es espectacular, y contrasta con la estatua que alberga, una de las más conocidas y veneradas del budismo: el buda Esmeralda, de 75 centímetros.

Pero este no es el único templo. En cada rincón de la ciudad encuentras pequeños lugares en los que se honra a mínimos o enormes budas y en los que cualquier instante del día es bueno para los Thailandeses para sentarse y meditar un rato.

El Wat Pho es uno de los que más me impresionó. Es un lugar modesto, sin ostentaciones pero en su interior se encuentra un impresionante buda reclinado de 46 metros de base y 15 de alto. La estancia es muy pequeña y con columnas, así que no hay perspectiva posible que te permita ver de lejos todo su tamaño.

El Wat Pho, en Thailandia

La mejor forma de moverse en Bangkok es el skytrain. No solo porque es rápido y cómodo, igual que el metro, sino porque te permite observar a los tailandeses y tener unas vistas geniales de la ciudad. Con él llegamos al muelle del río Chao Phraya. Al otro lado de la orilla está el Wat Arun, una impresionante torre central rodeada de otras cuatro más pequeñas y desde dónde ves al detalle la vida del río, los rascacielos, las casetas, los demás templos y un atardecer indescriptible.

Wat Arun Bangkok Wat Arun

Llegamos al hotel derretidos de calor, emocionadísimos, intentando asimilar las sorpresas que nos estaba dando la ciudad y con ganas de ver qué más nos esperaba en Bangkok.

Ver Post >
Sobre el autor Inés Martínez
Periodista de larioja.com. Loca por los viajes. Cualquier destino del mapa me parece perfecto. En este blog podrás leer consejos para viajar, cómo preparar un viaje por tu cuenta, destinos que merecen la pena, hoteles, vuelos, rutas, mapas, propuestas...     Tengo otro blog sobre redes sociales llamado Twitterlandia. Puedes seguirme en Twitter en @inesimar