La Rioja
img
Fecha: marzo, 2014
Excursiones recomendables para hacer cerca de Tokyo: Kamakura y Yokohama
- 23-03-2014 | 10:18 | 0

Tokyo no es sólo Tokyo. Es decir, que una semana en la ciudad puede servir para aprovechar al máximo cada rincón de ésta, pero siempre hay tiempo para visitar ciudades que, gracias a la fantástica red de trenes japonesa, quedan muy cerca y merece la pena ver.
Una de las excursiones que nosotros hicimos fue a Kamakura y Yokohama. Madrugando un poco y en un sólo día, puedes ver estas dos maravillas.
Kamakura fue la capital de Japón y está llena de templos budistas y santuarios sintoístas. Hay que prepararse para andar bastante (y cuesta arriba), pero el esfuerzo merece la pena. En la estación puedes coger un mapa con los principales templos de la localidad que viene muy bien para no perderse nada.

El templo Hase-Dera es uno de los más visitados de la región e impresiona por su vegetación y por estar repleto de pequeñas estatuas, entre otras muchas cosas.

Templo Hase-Dera, Kamakura Templo Hase-Dera Hase-Dera Templos de Kamakura Hase-Dera en Kamakura Templo Hase-Dera, Kamakura Templo Hase-Dera, Kamakura

Templo Hase-Dera, Kamakura
Pero el punto de interés más conocido de Kamakura es el Daibutsu, situado en el templo Kotoku-in. Se trata de la segunda mayor imagen de Buda de todo Japón y aunque el templo no tiene mucho que ver, la enorme imagen es impresionante.

Templos de Kamakura Templos de Kamakura

Templos de Kamakura
Hay muchos grandes templos más que visitar, como Kencho-ji o Tsurugaoka Hachiman-gu.

Kencho-ji Tsurugaoka Hachimangu

Pero en Kamakura no solo hay grandes templos repletos de turistas. Un paseo por la ciudad te permite descubrir pequeños y escondidos templos que subsisten gracias a las ofrendas y cuidados de sus fieles:

Templos de Kamakura Templos de Kamakura

Y si además tienes la suerte de encontrarte con una boda japonesa… ¡La mañana puede ser perfecta!

Invitadas a una boda japonesa Boda japonesa Boda japonesa

 

 

 


Antes de que anocheciera cogimos el tren para ir hacia Yokohama, separada por solo unos kilómetros de Kamakura (20 minutos en tren) pero diferente como si estuviera en otro país. Es una ciudad moderna y cosmopolita que ofrece cosas como un barrio de islas artificiales, la torre Landmark o un parque de atracciones con una de las norias más altas del mundo y que puede ser el complemento ideal tras una jornada en Kamakura, o una escapada nocturna desde Tokyo

Yokohama Yokohama

Post anterior: La lonja de pescado de Tsukiji

Siguiente post: Excursiones de un día desde Tokyo: Nikko

Ver Post >
Qué ver, visitas y barrios imprescindibles en Tokyo: La lonja de pescado de Tsukiji
- 09-03-2014 | 11:47 | 4

La lonja de pescado de Tsukiji es otra de las visitas que no se puede perder el visitante en Tokyo. Puede sonar desagradable meterse a las 8 de la mañana en el mercado de pescado más grande del mundo, pero realmente merece la pena, y no es para tanto. Nuestra idea era haber ido el primer día (aprovechando el jet lag) a la subasta de atún que se celebra de madrugada, pero el tifón nos fastidió el plan, así que nos quedamos sin verla, pero el mercado merece igualmente la pena.

Lonja de pescado de Tsukiji Lonja de pescado de Tsukiji

Si es posible, lo ideal es ver las dos cosas, pero hay que tener en cuenta que la subasta se celebra a las 5 ó 6 de la madrugada y hay que estar allí un par de horas antes para coger sitio ya que la entrada es reducida, lo que significa que puede que te pegues el madrugón y no la veas. Pero todo el que la ha visto dice que merece la pena.
Nosotros nos conformamos con el mercado, que no es poco. Hay que madrugar mucho ya que si llegas más tarde de las 9 es probable que no veas ni un pez, llevar calzado que no te importe que se manche, tener mucho cuidado con los carros motorizados y, por supuesto, no tocar el género. Es un mercado serio, no una atracción turística.

Lonja de pescado de Tsukiji Lonja de pescado de Tsukiji Lonja de pescado de Tsukiji

Por la tarde noche nos acercamos dando un buen paseo hasta el río Sumida para ver la uno de los edificios más singulares y característicos de Tokyo es, el Asahi Beer Hall, especialmente conocido por la escultura que lo corona. Su nombre oficial es Flamme D’or, o llama dorada. Pero que no intenten engañarnos, esa cosa no es una llama.

Flamme D'or

En efecto. Se trata de una enorme mierda dorada, o como los japoneses la llaman kin no unko.
De allí, ya que estábamos en Asakusa, aprovechamos para volver a ver Kaminarimon y Sensō-ji, que habíamos visto el primer día paro bajo el tifón.

Se llega atravesando un montón de luminosos puestecillos en los que principalmente venden comida y souvenirs.

Kaminari-mon
Kaminari-mon

Senso-ji Senso-ji Senso-ji

Lo mejor es pasear sin prisa, pararse en los puestos, mirar a los ojos a los dioses que flanquean la puerta o dejar del humo del caldero que hay junto a la entrada del templo de conceda salud hasta que toda la gente haya desaparecido.

Senso-ji Senso-ji

Post anterior: Shibuya

Ver Post >
Sobre el autor Inés Martínez
Periodista de larioja.com. Loca por los viajes. Cualquier destino del mapa me parece perfecto. En este blog podrás leer consejos para viajar, cómo preparar un viaje por tu cuenta, destinos que merecen la pena, hoteles, vuelos, rutas, mapas, propuestas...     Tengo otro blog sobre redes sociales llamado Twitterlandia. Puedes seguirme en Twitter en @inesimar