La Rioja
img
Categoría: Hiroshima

Ver Post >
Los 10 destinos estrella de 2016

Si eres de los que planeas tus vacaciones con tiempo o de los que se pasa el año pensando en viajar, puedes empezar a tomar nota de los destinos que la Guía Lonely Planet recomienda para el 2016. ¡Sólo hay que elegir uno (o varios) y a por ello! (Cómo les gusta ponernos los dientes largos)

– Bostwana: No sólo es el lugar del mundo con más elefantes. Hay que sumarle el delta del Okavango y el desierto del Kalahari. Casi nada.

– Japón: Daría alguna explicación, pero mejor veis sus maravillas aquí

Qué ver en Japón

– Estados Unidos: Parques nacionales impresionantes y ciudades inabarcables ¿Qué más quieres?

 La Gran Fuente Prismática, Parque Nacional de Yellowstone. Fotografía de Lorcel / Shutterstock

La Gran Fuente Prismática, Parque Nacional de Yellowstone. Fotografía de Lorcel / Shutterstock

– Palaos: Lugar por descubrir y con un paraíso marítimo. Su mensaje: El medio ambiente es nuestra economía. Nuestra economía es nuestro medio ambiente.

 El lago de las Medusas, en Palaos. Fotografía de BlueOrange Studio / Shutterstock

El lago de las Medusas, en Palaos. Fotografía de BlueOrange Studio / Shutterstock

– Letonia: Paraíso del báltico, cultura y edificios maravillosos

Edificios medievales en Riga. Fotografía de Sergei25 / Shutterstock

Edificios medievales en Riga. Fotografía de Sergei25 / Shutterstock

– Australia: Carabana, a conducir y a disfrutar. Australia ofrece tantas cosas

 La Gran Barrera de Coral vista desde el cielo cerca de las islas Whitsunday. Fotografía de atiger / Shutterstock

La Gran Barrera de Coral vista desde el cielo cerca de las islas Whitsunday. Fotografía de atiger / Shutterstock

– Polonia: El número de visitantes aumenta cada año. Aprovecha antes de que sea una locura

Polonia

Vista panorámica de Breslavia desde la catedral de San Juan Bautista. Fotografía de joyfull / Shutterstock

– Uruguay: Relax, paisajes de ensueño, estabilidad, hospitalidad… Atentos a lo que ofrece la Suiza de América

Punta del Este. Foto de http://www.puntadelesteinternacional.com/

Punta del Este. Foto de http://www.puntadelesteinternacional.com/

– Groenlandia: Paisajes blancos, azules e infinitos, glaciares, ballenas, soledad…

 Un turista admira las maravillosas vistas de Qeqertarsuaq, un pueblecito de Groenlandia. Fotografía de Yongyut Kumsri / Shutterstock

Un turista admira las maravillosas vistas de Qeqertarsuaq, un pueblecito de Groenlandia. Fotografía de Yongyut Kumsri / Shutterstock

– Fiyi: Un paraiso en el que, además de buceo, sol, playa, relax… puedes practicar deportes de riesgo

 Un muelle se adentra en el mar en Fiyi. Fotografía de Martin Valigursky / Shutterstock

Un muelle se adentra en el mar en Fiyi. Fotografía de Martin Valigursky / Shutterstock

¿Qué destino añadirías? ¿A alguno de estos destinos no irías ni aunque te paguen?

Ver Post >
Japón: qué ver, ciudades, hoteles, vuelos, templos, transporte, comida…

Por qué ir a Japón

Por qué ir a Japón

Ruta de viaje

Ruta de viaje

Japón bajo un tifón

Japón bajo un tifón

El Palacio Imperial

El Palacio Imperial

Ueno

Ueno

Shibuya

Shibuya

La lonja de pescado de Tsukiji y Asakusa

Tsukiji y Asakusa

Kamakura y Yokohama

Kamakura y Yokohama

Nikko y el Sky Tree

Nikko y el Sky Tree

Miyajima

Miyajima

Hiroshima

Hiroshima

Qué ver, cómo moverse y dónde alojarse en Kyoto (I)

Qué ver, cómo moverse y dónde alojarse en Kyoto (I)

Qué ver, cómo moverse y dónde alojarse en Kyoto (II)

Qué ver, cómo moverse y dónde alojarse en Kyoto (II)

Fushimi Inari, el Pabellón Dorado, el Palacio Imperial

Fushimi Inari, el Pabellón Dorado, el Palacio Imperial

La comida japonesa: mucho más que sushi

La comida japonesa: mucho más que sushi

Ver Post >
La comida japonesa: mucho más que sushi

Al contrario de lo que casi todos creemos, la comida japonesa no es sólo pescado crudo. Para mi fue sin duda una de las grandes sorpresas del viaje: poder entrar en cualquier restaurante y pedir sabiendo casi al 100% que vas a comer bien. Eso sí, ólvidate de restaurantes para turistas. Exceptuando las típicas cadenas de hamburguesas y pizzas, en Japón se come en los mismos lugares que comen ellos (que es lo mejor que se puede hacer en cualquier país). De hecho, una de las pocas cosas que complican el viaje (y lo hacen más divertido) es pedir en un restaurante en el que la carta sólo está en japonés y los camareros no hablan nada de inglés. La única salida es poner cara de “no tengo ni idea” y dejar que te sorprendan, y a la vez que se rían de ti un poco. Pero siempre con educación, amabilidad, buen humor y mucha simpatía, como todo lo que hacen los japoneses.
Muchas veces no sabes ni qué estas comiendo, pero da igual. Está todo buenísimo.
En nuestra primera cena en Tokyo, como era el primer contacto, buscamos un resaturante que, por lo menos, tuviera fotos en la carta. Aunque esto a veces tampoco ayuda.

Comida japonesa

Comida japonesa

Comida japonesa

Hablando en términos generales, los productos típicos de la comida japonesa con: shoyu (salsa de soja), miso, tofu, mame (judías) y, como no, Kome (arroz).
Aunque parezca increíble, no hay un restaurante de sushi en cada esquina. Todo lo contrario: la variedad es espectacular. Lo mejor es que te aconseje algún lugareño, dejarse guiar por las impresiones y entrar al primero que te guste o al que más gente tenga.
Y lo más importante: mente abierta y preparada para nuevos y maravillosos sabores.

Comida japonesa

Comida japonesa

Brochetas de pollo y verdura a la parrilla, filetes en salsa de soja, tempura, ramen, chuleta de cerdo empanada, carne de todo tipo a la brasa (aquí te puedes llevar alguna sorpresa y entrar a un restaurante en el que solo sirvan lengua, como me pasó a mi),…

Comida japonesa

Comida japonesa

Comida japonesa

Comida japonesa

Comida japonesa

Comida japonesa

Comida japonesa

Comida japonesa

Comida japonesa

Y por supuesto…. el sushi y el sashimi.

Comida japonesa

Comida japonesa

Comida japonesa

Comida japonesa

Comida japonesa

Esto fue lo único que fui incapaz de comer en todo el viaje: una especie de hueva.

Comida japonesa

Además de todos estos platos, que puedes encontrar a lo largo de todo el país, cada región tiene sus especialidades. Hiroshima, por ejemplo, es célebre por sus okonomiyaki , tortas saladas rellenas a la plancha.

Comida japonesa

Comida japonesa

Una muy buena opción para no perder tiempo es comprar en los supermercados una cajita de comida y comértela en un parque o en el tren si estás de camino a otro destino. Están riquísimas.

Comida japonesa

En los restaurantes no suelen servir postre, pero hay pastelerías y heladerías por todas partes, ya que los japoneses son muy golosos. En cuanto a los desayunos, puedes optar por el shushi o ir a cualquiera de las cafeterías tipo Starbucks que hay, con un buen café (aunque caro) y mucha variedad de pasteles.


Así que si la comida era una de las razones por las no te decidías a visitar Japón… no lo pienses más. Súmala al resto de las maravillas que ofrece el país y tendrás el viaje perfecto.

Ver Post >
Qué ver en Hiroshima

La ciudad de Hiroshima nunca dejará de recordarnos su horrible pasado. A pesar de ser una ciudad completamente nueva, con mucha vida y una población de lo más cosmopolita, el visitante siempre tiene en su mente la fecha de 6 de agosto de 1945, cuando fue la primera ciudad del mundo en sufrir un ataque de bombas atómicas. Con el objetivo de que nadie lo olvide, los japoneses decidieron conservar el único esqueleto de edificio que quedó en pie tras el ataque, la Cúpula de la bomba Atómica, o Gembaku Domú, junto al Parque de la Paz.

Cúpula de la Bomba Atómica, Hiroshima Cúpula de la Bomba Atómica, Hiroshima Hiroshima

El parque está lleno de recuerdos y homenajes como el cenotafio, en el que se pueden leer los nombres de las víctimas identificadas que dejó la bomba o la llama de la paz, que se apagará cuando desaparezca la última bomba nuclear.

Parque de la Paz, Hiroshima

Entre semana, la zona está llena de excursiones de escolares que, además de aprender su historia, aprovechan la situación para practicar su inglés con los visitantes.

Hiroshima

El Museo de la Paz es impactante y angustioso, pero merece la pena ir. Sus pasillos muestran una relato de la guerra y de la historia de las bombas, además de fotografías y relatos en primera persona del horror de aquel día.

Hiroshima Hiroshima

Pero Hiroshima no es sólo un recuerdo de la guerra. El viajero puede también pasear por sus renovadas calles, ir de compras y, por supuesto, comer ostras y okonomiyaki, unas tortas saladas a la plancha con verduras y pescado o carne servidas a la manera de Hiroshima, es decir, con tallarines. Están deliciosas.

Hiroshima Hiroshima Hiroshima

Una jornada en la ciudad es suficiente para conocer su historia y hacerse una idea de cómo los japoneses decidieron afrontar su pasado y hacerle frente sin olvidarlo.

Ver Post >
Sobre el autor Inés Martínez
Periodista de larioja.com. Loca por los viajes. Cualquier destino del mapa me parece perfecto. En este blog podrás leer consejos para viajar, cómo preparar un viaje por tu cuenta, destinos que merecen la pena, hoteles, vuelos, rutas, mapas, propuestas...     Tengo otro blog sobre redes sociales llamado Twitterlandia. Puedes seguirme en Twitter en @inesimar