La Rioja

img
Categoría: Todas las entradas
Isla Reunión y Mauricio (III): Saint Denis, cascade Niagara, Ste Anne, Takamaka, Grand Etang, Grand Ilet, Voile de la mariée…

Aunque no te pidan ni el pasaporte y no haya que cambiar moneda al llegar al aeropuerto, en cuanto pisas Isla Reunión se te olvida que estás en territorio francés. El calor, el olor, el color verde que te rodea, la gente… todo es mucho más parecido a África que a Europa. El aeropuerto está a una media hora en autobús de la capital, Saint Denis, lugar muy agradable y lleno de casas coloniales y de vida. Es una primera toma de contacto perfecta con la vida reunionense. Nosotros no cogimos el coche el primer día, ya que llegábamos a las 8 de la mañana y queríamos pasar el día recorriendo Saint Denis (y era tontería pagar un día de coche para tenerlo aparcado), así que fuimos en autobús hasta el centro, al hotel y luego a recorrer paseando la ciudad.

Isla Reunión-Blog La vida en el aire

Isla Reunión-Blog La vida en el aire
Al día siguiente, tras recoger el coche, empezó nuestro recorrido a la isla, en el sentido de las agujas del reloj. Nuestra primera parada tras 20 minutos de coche fue Cascade Niagara.

Isla-Reunion-Blog La vida en el aire

Seguimos bordeando la costa hasta Ste Suzanne (la vista de la costa junto al faro es bonita, pero prescindible) y tras unos kilómetros más de costa nos metimos por primera vez hacia el interior. ¡Primeras curvas en Reunión! Unos 30 kilómetros que haces en una hora. Pero ni te lo pienses. Takamaka es una de las cosas imperdibles de la isla.


en
Videos

Yo me hubiera quedado horas mirando. Hay una ruta que baja (no sé muy bien a dónde) y que nosotros empezamos a hacer, pero va todo el rato entre árboles y no ves absolutamente nada ya que el bosque es muy frondoso. Así que nos volvimos.

Isla-Reunion-Blog La vida en el aire

Volvimos a salir hacia la costa y nos metimos unos kilómetros hacia el interior hasta Grand Etang. Aquí puedes hacer una ruta muy sencilla de unas 2 horas (ida y vuelta) alrededor del lago hasta la cascada. Es una maravilla.

Isla-Reunion-Blog La vida en el aire
Al día siguiente volvimos a meternos hacia el interior, pero esta vez hacia Hell-Bourg y el Circo de Salazie. Y aquí es donde empiezas a alucinar. Todo un espectáculo de colinas verdes, vegetación tropical y agua que se despliegan a ambos lados de la carretera, salpicada por puestos de venta de fruta. Te dan ganas de parar en cada kilómetro. Y lo haces, porque la vista desde el coche es todo el rato así.

en
Videos
Isla Reunión - Blog La Vida en el aire Isla-Reunion-Blog La vida en el aire (7)

Antes de entrar en HellBourg nos desviamos hacia Grand Ilet, un pequeño, tranquilo y precioso pueblo rodeado de montañas (como no) y en que parece que la vida agrícola es la protagonista.

Isla-Reunion-Blog La vida en el aire (6) Isla-Reunion-Blog La vida en el aire

La carretera termina unos kilómetros más adelante del pueblo ya que está metido en mitad del circo de Salazie. Después de ver la localidad y sus vistas lo mejor es seguir la carretera hasta que esta acaba. La panorámica es impresionante. El punto se llama Col du Boeuf y es otra puerta de entrada a Mafate (se puede llegar hasta Ilet à Bourse en sólo 3 horas caminando, o bien se puede acceder a Mafate vía La Nouvelle). Desde allí salen muchas rutas (la mayoría de ellas de hacer noche) que se meten en el circo y tienes vistas al circo de Salazie (el circo volcánico más oriental de Isla Reunión, tan frondoso y lluvioso, que nadie diría que en sus tiempos fue una caldera volcánica) y un poco más arriba al de Mafate.

Blog La Vida en el aire

Después volvimos hacia atrás y, ya encaminados hacia Hell-Bourg, paramos a ver Le Voile de la Mariée (el velo de la novia), una de las cascadas más conocidas de Reunión, que ya habíamos visto desde otros puntos de vista (como en el vídeo) y a la que volvimos al día siguiente pero para disfrutarla muchísimo más de cerca (siguiente post).
Isla-Reunion-Blog La vida en el aire (8)

Cuando te vas acercando hacia Hell-Bourg empiezas a ser consciente de por qué es conocido como el pueblo más bonito de Reunión. Entre el exuberante verdor vegetal destacan los colores de las restauradas casas criollas, adornadas con las cenefas colgantes. Incluso alguna de esas mansiones es visitable, como la Maison Folio, que permite hacerse una idea del estilo de vida pasada en la isla. Nosotros, para terminar el día, preferimos pasear, bajar a las termas (no merece la pena la paliza de escaleras), disfrutar de una típica Bourbon mientras hacíamos tiempo para cenar y planear las excursiones a los alrededores del día siguiente.
Hellbourg-Isla Reunión- Blog La vida en el aire
LA vida en el aire blog
Blog La vida en el aire

Blog La vida en el aire

Hay dos cosas a tener en cuenta en Hell-Bourg: la temperatura baja drásticamente cuando baja el sol y puedes pasar de los 30 a los 15 en poco rato y tienes que comer comida criolla. ¡Está buenísima! En muchos restaurantes se forma cola ya a las 6 de la tarde, porque es una zona de montañeros y lo habitual es cenar pronto. Allí las 9 está todo cerrado.
Y se agradece. La vida en Reunión empieza muy temprano y a nosotros nos esperaba una jornada muy intensa.

También te puede interesar: 

  Consejos antes de ir a isla Reunión y Mauricio

 Isla Reunión y Mauricio (II): qué ruta hacer, cómo moverte y qué ver

Ver Post >
Isla Reunión y Mauricio (II): qué ruta hacer, cómo moverte y qué ver

A pesar de su tamaño, en Isla Reunión hay muchas (muchísimas) cosas que ver. Lo bueno es que las distancias son cortas, las carreteras están muy bien (aunque hacia el interior plagadas de curvas), conducen decentemente y (casi) todo está correctamente indicado. Se trata simplemente de plantearte una ruta y seguirla más o menos, con la libertad de parar donde quieras y el tiempo que quieras. Todo es de libre acceso (es naturaleza pura) y no hay que reservar sitio, ni hacer colas, ni pagar… Nada de nada.
Lo único de lo que te debes preocupar es de reservar el coche previamente, de llevarte un USB o cd con mucha música para el coche y de disfrutar mientras conduces entre paisajes alucinantes.
Mauricio es otra cosa. Nosotros estuvimos solo cuatro días, pero diría que no es un destino en el que sea habitual alquilar un coche. Se puede, claro, pero no es tan normal como en su isla vecina. Es muy caro y conducen como locos. Tampoco es una isla que haya que recorrer de cabo a rabo, como Reunión. Pero sí merece la pena hacer algunas excursiones. Lo mejor es no cogerlas en los hoteles, que es muchísimo más caro y darte una vuelta por las agencias locales, siempre teniendo claro qué quieres ver y cuánto quieres pagar.
Resumiendo, todo este montón de cosas vimos en nuestro viaje Isla Reunión y Mauricio. Y con mucha tranquilidad.

También te puede interesar: 

  Consejos antes de ir a isla Reunión y Mauricio

Ver Post >
Isla Reunión (I): qué saber antes de ir, consejos, vuelos, alojamientos, comida, idioma, cuando ir, cómo moverte…

Isla Reunión no es un destino típico. Lo lógico es tener que buscarlo en Google Maps ya que es pequeño, alejado y desconocido. Pero todo es mucho más fácil de lo que parece y merece realmente a pena.
Es una isla volcánica de casi 2,500 kilómetros cuadrados de superficie, en la que habitan más de 800 mil ciudadanos franceses, herederos de una tradición con raíces árabes, europeas e indias. Su principal producto es el azúcar de caña.
Uno de los principales atractivos de la isla es el Piton de la Fournaise, uno de los volcanes más activos del planeta. Si lo pillas activo alucinarás con la lava, si no, alucinarás con las vistas tanto del cráter como de las dos horas de ascensión hasta él.

Blog La vida en el aire - inesimar

El 40% de la isla es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y se trata de un verdadero paraíso en el que mires a donde mires podrás ver montañas plagadas de vegetación y cascadas infinitas. Recorrer la isla es ir con la boca abierta constantemente. Una vez que has conocido este paraíso en bruto te parece increíble que sea tan desconocido.

Qué ver en Isla Reunión

Dónde está

Reunión es una región de ultramar de Francia, pero está situada a unos 10.000 kilómetros, en mitad del océano Índico, junto a Madagascar y Mauricio. Pertenece a las islas llamadas Mascareñas.

Moneda

Olvídate de volverte loco con el cambio. Allí usan euros

 Visado 

Ni visado ni pasaporte. Si eres español, con el DNI es suficiente.

 Cuándo ir

Reunión tiene dos estaciones. El lluvioso y caluroso verano de diciembre a abril y el fresco y seco invierno de finales de abril a noviembre. Nosotros fuimos a finales de noviembre y solo nos llovió un día. Un vez allí las temperaturas varían bastante de, por ejemplo, Saint Pierre, donde el calor pega fuerte a Helbourg, donde por el día hace calor pero por la noche puedes llegar a tener 11 grados. Y es como de golpe.

 Qué llevar

Son imprescindibles la crema solar, el repelente de mosquitos  (no vale Aután, debe ser tropical, algo tipo Relec; y recuerda que primero se aplica la crema y luego el repelente) y un sombrero. Además, ropa ligera y fresca para las zonas de calor y algún impermeable y sudadera para Hellbourg o Pitón de la Fournase.

Cómo moverte

En coche y por tu cuenta, no hay duda. Las carreteras están de maravilla y con alguna APP de mapas no tienes problema para encontrar los sitios. Eso sí, prepárate para las curvas. Las distancias son muy cortas (tiene unos 2.500 km cuadrados), aunque a veces recorrer 30 kilómetros te puede costar una hora ya que con tanta curva muchos tramos los tienes que hacer a 40 km/h.

inesimar-lavidaenelaire
Qué ver en Isla Reunión. Blog La vida en el aire

Una curva cualquiera en Isla Reunión

 Idioma

Frances y (casi) nada de inglés. Excepto en algunos alojamientos, los reunionenses no hablan nada de inglés.

Comida

Una maravillosa mezcla entre África, Francia, India, China… Para chuparse los dedos

Alojamientos

El nivel de vida es similar al de Francia, así que no esperes encontrar hoteles tirados de precio. Cógelos con tiempo. Nosotros apuramos a unas semanas antes y hubo lugares en los que tuvimos muchos problemas. Al final, en HundredRooms encontramos casi todo.

Vuelos

No es barato volar a Reunión y el viaje es muy largo. Tienes que ir de Madrid a París, cambiar de aeropuerto en muchos de los vuelos y de allí a Saint Denis. Mejor no contar las horas que supone. Air France tiene vuelos diarios desde París, pero la verdad es que yo me llevé una gran decepción con esta compañía. He viajado en pocos aviones tan incómodos. También operan Air Corsica y Air Austral.

Vacunas

No hay vacunas obligatorias, pero las típicas tienes que llevarlas puestas: hepatitis B, tétanos…  De todas formas, siempre es conveniente visitar el Centro de Vacunación Internacional de tu ciudad.

 Playas

Son espectaculares, pero Reunión solo cuenta con 30 kilómetros de playas de arena. El resto son cortados y acantilados impresionantes. Hay tiburones y muchísimas olas. Así que excepto en algunos pocos casos, Reunión no es un destino de playa. Mejor, bañarse en las cascadas.
Qué ver en isla Reunión. Blog La vida en el aire

Presupuesto

Reunión no es un destino barato. El nivel de vida es el de Francia, así que comer y alojarte te costará más o menos lo mismo que allí. Los vuelos tampoco están tirados de precio. Es casi imposible encontrar uno por menos de 900 euros.

En resumen

Isla Reunión es un destino perfecto para ir por tu cuenta, te hartarás de ver paisajes alucinantes, te chuparás los dedos con la comida, te bañarás en cascadas interminables, visitarás pueblos de montaña perdidos a los que no sabes ni cómo has llegado, te emocionarás con la visión de un volcán activo, pasearás por playas hechas de lava, fliparás con las curvas infinitas… No hay excusa. Es el destino perfecto.

También te puede interesar:

 La ruta completa (mapa)

Ver Post >
Sri Lanka: Ruta de viaje, qué ver, visitas, el tiempo, comida, cuándo ir, alojamientos, vacunas, qué llevar, idioma…

Sri Lanka: Consejos

Consejos generales

Qué ver en Sri Lanka

Anuradhapura

Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya

Polonnaruwa y safari en Minneriya

Sri Lanka: Sigiriya y Dambulla

Sigiriya y Dambulla

Sri Lanka: Kandy y el tren a Nuwara Eliya

Kandy y el tren a Nuwara Eliya

Sri Lanka: Polonnaruwa y safari en Minneriya

Nuwara Eliya y las llanuras de Horton

Sri LAnka: Nuwara Eliya y las llanuras de Horton

Nuwara Eliya y las llanuras de Horton

Sri Lanka: Días de playa, Galle y final del viaje

Días de playa, Galle y final del viaje

Ver Post >
Sri Lanka: Nuwara Eliya y las llanuras de Horton

Nuwara Eliya es un lugar realmente especial. El ambiente es nuboso, fresco y cubierto de una neblina que de vez en cuando deja ver el sol. Las montañas verdes rodean la bulliciosa localidad, en la que el principal atractivo son sus inmensos campos de té, alguna cascada y las rutas a pie que se ofrecen en los alrededores, como las del Parque Nacional de las Llanuras de Horton, que llevan hasta lo que se conoce como el ‘fin del mundo’. Es imprescindible visitar alguna de las muchas fábricas de té y perderse paseando junto a los campos, para poder ver a las recolectoras. Si se dejan hacer fotos es porque esperan recibir dinero a cambio. Y hacen bien, sus condiciones de trabajo distan mucho de ser decentes.
La temperatura baja bastante respecto a Kandy y la lluvia aparece y desaparece, así que el chubasquero y las botas son imprescindibles.
La ciudad es muy curiosa, con edificios de estilo inglés que se mezclan con tuctus que van a lo loco, restaurantes ceilandeses (no muchos), bonitos parques…
Nuwara Eliya
Con un par de días completos es suficiente. Uno para recorrer las plantaciones de té y fábricas

Nuwara Eliya, Sri Lanka Nuwara Eliya, Sri Lanka Nuwara Eliya, Sri Lanka Nuwara Eliya, Sri Lanka

Y otro para visitar el Parque Nacional de las LLanuras de Horton


Parque Nacional de las LLanuras de Horton, Nuwara Eliya, Sri Lanka

La excursión empieza muy pronto, como a las 5 de la mañana.  No es muy dura y las vistas desde el ‘fin del mundo’ son una maravilla:
Parque Nacional de las LLanuras de Horton, Nuwara Eliya, Sri Lanka
Nuwara Eliya, Sri Lanka. La vida en aire blog

El resto del día puedes emplearlo en visitar alguna de las cascadas que hay cerca. Para llegar a algunas sí que hay que darse una buena paliza. Lo más cómodo es contratar un tuctuc para dos o tres horas y que te lleve a ver lo que te aconseje y más te apetezca.

Parque Nacional de las LLanuras de Horton, Nuwara Eliya, Sri Lanka Cascadas, Nuwara Eliya, Sri Lanka

Nuestro tren hacia Ella (qué ganas tenía de volver a ver esos paisajes desde la ventana) no salía hasta el día siguiente a media mañana, así que dedicamos las primeras horas de nuestro tercer día en Nuwara Eliya en visitar una de las cosas que más me gusta ver en los viajes: un mercado local. Pero uno de verdad, donde compran los ceilandeses.

Nuwara Eliya, Sri Lanka- Blog La vida en aire

“Guárdame los plátanos que vengo luego ¡eh! “

Nuwara Eliya, Sri Lanka- Blog La vida en aire

Nuwara Eliya, Sri Lanka- Blog La vida en aire Nuwara Eliya, Sri Lanka- Blog La vida en aire Nuwara Eliya, Sri Lanka- Blog La vida en aire

Con la pinta que tienen todos los productos y la variedad que hay, no es de extrañar que en Sri Lanka se coma tan bien.

También te puede interesar:

Kady y el tren hacia Nuwara Eliya

Polonnaruwa y safari en Minneriya

Consejos para viajar a Sri Lanka por tu cuenta: cuándo ir, qué llevar, vacunas, idioma, salud…

Ruta de viaje de 15 días por Sri Lanka: Qué ver y lugares imprescindibles

Anuradhapura y Pekín Express como ejemplo de lo que no debe hacer un viajero

La gran roca de Sigiriya y Dambulla

Ver Post >
Kandy y el tren hacia Nuwara Eliya

En nuestro camino hacia el sur viajamos hasta Kandy, la capital cultural del país. Allí la visión cambia por completo. Se trata de una gran ciudad con sus atascos, autobuses en los que no cabe un alma, estaciones en las que no hay quien se aclare, oficinas de turismo, vendedores, mercados callejeros, cafeterías, restaurantes en cada esquina… pero también remansos de paz como el lago o el jardín botánico.
Sinceramente, si vas con prisa, Kandy es un destino prescindible. Es una ciudad encantadora, agradable y bonita de recorrer, pero en unas horas está todo visto y tampoco es que te vaya a dejar con la boca abierta.
Nosotros pasamos allí un día y medio de lo más tranquilo (tampoco nos vino mal). La mañana la pasamos recorriendo el lago Kandy y el templo del Diente de Buda.
Sri Lanka. Kandy

El templo guarda la reliquia budista más importante de Sri Lanka: un diente de buda (aunque no lo ves, aviso, está en un relicario). El recinto es enorme y hay diferentes templos y museos dentro.
Se trata de un lugar más que sagrado, así que son realmente exigentes con la vestimenta. A la entrada hay un hombre y una mujer encargados de que en ambos sexos se cumplan las normas de hombros y rodillas tapadas.
Kandy, Sri Lanka
Sri Lanka. Kandy

Sri Lanka. Kandy

 

La tarde la dedicamos al jardín botánico. No era algo que nos llamara especialmente la atención y no estaba en nuestros planes, pero ya habíamos visto todo lo que teníamos pensado y nos lo recomendaron, así que cogimos un (muy concurrido) autobús y fuimos hacia allí. Está a las afueras y si pillas atasco, como nosotros, tardas un buen rato en llegar. Pero mereció realmente la pena.
Es enorme y puedes pasar horas caminando entre árboles de dimensiones extraordinarias, plantas extrañas y coloridas flores. Esta muy cuidado y hay una gran paz.

 

Sri Lanka. Kandy

 

Al día siguiente tocaba coger nuestro primer tren en Sri Lanka.


Sri Lanka. Kandy. Tren a Nuwara Eliya

 

Yo estaba realmente emocionada y nerviosa con esta parte del viaje ya que había leído maravillas, pero como preparamos el viaje con tan poco tiempo sólo habíamos conseguido plaza en tercera clase. Y, sinceramente, no sé cómo serán la primera y la segunda, pero la tercera está genial. Limpia, asientos cómodos, muy poca gente y la ventaja de que puedes abrir y cerrar la puerta cuando quieras para ver el paisaje (mejor que por la ventana). De hecho, nosotros nos pasamos el viaje sentados en las escaleras de salida porque, además de las vistas, lo bonito es ver cómo el tren, de un azul intenso, serpentea tras de ti.
Todo lo que había leído sobre los paisajes se quedó corto.
Sri Lanka. Kandy. Tren a Nuwara Eliya

Sri Lanka. Kandy. Tren a Nuwara Eliya

Sri Lanka. Kandy. Tren a Nuwara Eliya
Sri Lanka. Tren Kandy-Nuwara Eliya
El viaje dura muchas horas (no es que sea el Sinkasen), pero se hacen cortas, aunque por suerte nos quedaba otra parte del viaje el tren con unas vistas similares (de Nuwara Eliya a Ella). El paisaje va cambiando de bosques profundos hacia campos de te a cielo abierto y la temperatura va descendiendo poco a poco.

Estás llegando a las Tierras Altas (este nombre es muy Juego de Tronos #fan).

 

También te puede interesar:

Polonnaruwa y safari en Minneriya

Consejos para viajar a Sri Lanka por tu cuenta: cuándo ir, qué llevar, vacunas, idioma, salud…

Ruta de viaje de 15 días por Sri Lanka: Qué ver y lugares imprescindibles

Anuradhapura y Pekín Express como ejemplo de lo que no debe hacer un viajero

La gran roca de Sigiriya y Dambulla

 

Ver Post >
Sobre el autor Inés Martínez
Periodista de larioja.com. Loca por los viajes. Cualquier destino del mapa me parece perfecto. En este blog podrás leer consejos para viajar, cómo preparar un viaje por tu cuenta, destinos que merecen la pena, hoteles, vuelos, rutas, mapas, propuestas...     Tengo otro blog sobre redes sociales llamado Twitterlandia. Puedes seguirme en Twitter en @inesimar