La Rioja
img
Etiquetas de los Posts ‘

hielo

Ushuaia: El fin del mundo
Inés Martínez 07-03-2011 | 6:50 | 0

El último día en El Calafate nos dedicamos a pasear por el centro y por su infinidad de tiendas de ropa de montaña mientras hacíamos tiempo hasta la hora de coger nuestro siguiente avión en dirección a Ushuaia, el Fin del Mundo. Cerrar la maleta empezaba a ser complicado

Las vistas según te vas acercando al destino con un pasada, con minúsculas islitas que rodean la Tierra del Fuego, un lugar mágico más allá de cual sólo está la Antártida.

Realmente el lugar no tiene mucho más. Agradables restaurantes a lo largo del puerto, magníficas vistas del Canal Beagle, montañas que muestran, por las diferentes erosiones de sus picos hasta dónde llegaba el gran glaciar que cubría toda la zona hace miles de años, bosques, trenes fantasma, lagos que reflejan los pájaros como si fueran un espejo,…

Hay dos cosas que el viajero no puede irse sin probar de Ushuaia: la merluza negra y la centolla. Dos auténticos placeres para el paladar. Nosotros estábamos de cumpleaños, así que decidimos intentar salir de los megarestaurantes tradicionales a los que va todo el mundo, y buscar algo más íntimo. Así encontramos uno de los resturantes donde mejor hemos comido y donde más especiales nos hemos sentido. El Kalma Restó, regentado por un joven argentino que se formó en España y que trataba cada cliente y a cada plato como si fueran únicos.
Una pena que no le hice fotos a todos los platos, sólo a la merluza

El Kalma Restó

La silla de las celebraciones

Ver Post >
El safari náutico: Los icebergs y el glaciar Spegazzini
Inés Martínez 01-03-2011 | 12:15 | 0

Yo creo que ver y caminar sobre el Perito Moreno da energía, o salud, o ganas de vivir, o algo así. Al día siguiente del gran trekking pensábamos que nos íbamos a levantar con agujetas, dolor de todo e incluso un catarro después de la calada monumental, pero nada. Estábamos como nuevos.

Nos montamos en un barco que hace la excursión conocida como el safari náutico, con la intención de ver el resto de los glaciares que rodean el inmenso lago Argentino. La verdad es que de safati tiene más bien poco, porque te mueves sólo para ir de tu asiento a la cubierta, y como mucho al piso de arriba o al de abajo, pero merece mucho la pena, y después de una paliza como la del trekking, no viene nada mal un día de relax.
La excursión te lleva normalmente hasta el Upsala y al Onelli, pero cuando fuimos nosotros el paso estaba cerrado por el hielo, así que fuimos al Spegazzini y al Perito Moreno.

Por suerte el tiempo había cambiado, hacía un solazo increíble y pasamos la mayoría del tiempo en cubierta, disfrutando del tiempo y de las imponentes vistas de los témpanos flotando en el Brazo Norte del Lago Argentino y en el canal de los Témpanos.




Entre glaciar y glaciar, el viaje te va mostrando gigantescas masas de hielo que flotan en el lago desprendidas del Upsala o del Perito Moreno y de las que sólo ves el diez por ciento. El resto está bajo el agua.




Glaciares en Argentina

El Spegazzini es el más alto del Parque Nacional, con 135 metros. La pared impresiona muchísimo….

… pero cuando levantas la vista y te das cuenta que no llegas a ver desde dónde viene el hielo te quedas alucinado

Después te llevan al Perito Moreno

Es imposible recoger en una imagen toda su pared frontal…

Aunque parezca increíble, después de un día entero viendo glaciares, te quedarías miles de horas más mirándolos, atontado, con la boca abierta… pero como mucho, te puedes llevar su recuerdo… o un trocito de hielo…

Ver Post >
El gran glaciar: Perito Moreno
Inés Martínez 22-02-2011 | 11:32 | 0

La emoción nos despertó a las cinco de la mañana. La emoción, y sonido del viento y la lluvia que golpeaba las ventanas. La decepción fue enorme al ver el día tan desagradable que hacía, incluso estábamos pensando que no íbamos a poder cumplir uno de nuestros sueños del viaje: el Big Ice en el Perito Moreno.

Antes de hacer el viaje le dimos muchas vueltas a este tema. Había dos opciones, un minitreking de una hora y media, o el largo, que eran ocho horas. En los foros leímos que el segundo podía ser demasiado, pero que el primero se hacía corto. Así que nos hicimos los valientes y decidimos apuntarnos al Big Ice.

Durante la hora de trayecto que cubre los ochenta kilómetros que separan El Calafate del Parque nacional de los Glaciares lo único que hacíamos era mirar al horizonte esperando ver un rayo de sol, que dejara de llover, pero nada. Seguía jarreando. Aunque por lo menos el viento se había parado.

Al final, todo dio igual. La primera visión del Perito Moreno es para quedarse hipnotizado.

La vista no abarca y el silencio que invade el lugar sólo se rompe cuando tienes la suerte de ver algún desprendimiento, que suena como si la tierra se fuera a partir en dos.
Me habían dicho que no hay palabras para definir el Perito, y es completamente cierto.

El Glaciar Perito Moreno

Después de una hora intentando hacer fotos desde las pasarelas, (digo intentando porque con la lluvia y la cantidad de ropa que llevábamos era imposible), cogimos un barco que nos llevó hasta el lateral del glaciar por el canal de los Témpanos.

Comenzamos una caminata de una hora por el lateral del glaciar hasta llegar a un refugio, donde nos pusieron los crampones y dividieron el grupo entre los que hacían el minitrekking y los que hacíamos el Big Ice. Verte ya con los crampones causa una emoción indescriptible.

Y comenzamos a andar.

La visión desde la cara norte del Perito es alucinante, con un azul que se intensifica en los días nublados y de lluvia y un blanco que yo no había visto en mi vida, grandes picos de hielo formados durante millones de años y agujeros, grietas y cuevas formados por la erosión del agua los que no se ve el fondo y que te hacen sentir como si fueras la primera persona que pisa ese hielo.

Seis horas después, con imágenes únicas en nuestra memoria, y sabiendo que nadie vería el glaciar como lo vimos nosotros (no porque seamos especiales, sino porque cambia constantemente), estábamos de vuelta a la cabaña, con litros de agua sobre nosotros y calados hasta la huesos, (y no es una forma de hablar), pero con una gran pena por abandonar un lugar tan mágico e inolvidable.

Ver Post >
Sobre el autor Inés Martínez
Periodista de larioja.com. Loca por los viajes. Cualquier destino del mapa me parece perfecto. En este blog podrás leer consejos para viajar, cómo preparar un viaje por tu cuenta, destinos que merecen la pena, hoteles, vuelos, rutas, mapas, propuestas...     Tengo otro blog sobre redes sociales llamado Twitterlandia. Puedes seguirme en Twitter en @inesimar