La Rioja
img
Etiquetas de los Posts ‘

tren

Kandy y el tren hacia Nuwara Eliya
Inés Martínez 26-06-2016 | 8:00 | 3

En nuestro camino hacia el sur viajamos hasta Kandy, la capital cultural del país. Allí la visión cambia por completo. Se trata de una gran ciudad con sus atascos, autobuses en los que no cabe un alma, estaciones en las que no hay quien se aclare, oficinas de turismo, vendedores, mercados callejeros, cafeterías, restaurantes en cada esquina… pero también remansos de paz como el lago o el jardín botánico.
Sinceramente, si vas con prisa, Kandy es un destino prescindible. Es una ciudad encantadora, agradable y bonita de recorrer, pero en unas horas está todo visto y tampoco es que te vaya a dejar con la boca abierta.
Nosotros pasamos allí un día y medio de lo más tranquilo (tampoco nos vino mal). La mañana la pasamos recorriendo el lago Kandy y el templo del Diente de Buda.
Sri Lanka. Kandy

El templo guarda la reliquia budista más importante de Sri Lanka: un diente de buda (aunque no lo ves, aviso, está en un relicario). El recinto es enorme y hay diferentes templos y museos dentro.
Se trata de un lugar más que sagrado, así que son realmente exigentes con la vestimenta. A la entrada hay un hombre y una mujer encargados de que en ambos sexos se cumplan las normas de hombros y rodillas tapadas.
Kandy, Sri Lanka
Sri Lanka. Kandy

Sri Lanka. Kandy

 

La tarde la dedicamos al jardín botánico. No era algo que nos llamara especialmente la atención y no estaba en nuestros planes, pero ya habíamos visto todo lo que teníamos pensado y nos lo recomendaron, así que cogimos un (muy concurrido) autobús y fuimos hacia allí. Está a las afueras y si pillas atasco, como nosotros, tardas un buen rato en llegar. Pero mereció realmente la pena.
Es enorme y puedes pasar horas caminando entre árboles de dimensiones extraordinarias, plantas extrañas y coloridas flores. Esta muy cuidado y hay una gran paz.

 

Sri Lanka. Kandy

 

Al día siguiente tocaba coger nuestro primer tren en Sri Lanka.


Sri Lanka. Kandy. Tren a Nuwara Eliya

 

Yo estaba realmente emocionada y nerviosa con esta parte del viaje ya que había leído maravillas, pero como preparamos el viaje con tan poco tiempo sólo habíamos conseguido plaza en tercera clase. Y, sinceramente, no sé cómo serán la primera y la segunda, pero la tercera está genial. Limpia, asientos cómodos, muy poca gente y la ventaja de que puedes abrir y cerrar la puerta cuando quieras para ver el paisaje (mejor que por la ventana). De hecho, nosotros nos pasamos el viaje sentados en las escaleras de salida porque, además de las vistas, lo bonito es ver cómo el tren, de un azul intenso, serpentea tras de ti.
Todo lo que había leído sobre los paisajes se quedó corto.
Sri Lanka. Kandy. Tren a Nuwara Eliya

Sri Lanka. Kandy. Tren a Nuwara Eliya

Sri Lanka. Kandy. Tren a Nuwara Eliya
Sri Lanka. Tren Kandy-Nuwara Eliya
El viaje dura muchas horas (no es que sea el Sinkasen), pero se hacen cortas, aunque por suerte nos quedaba otra parte del viaje el tren con unas vistas similares (de Nuwara Eliya a Ella). El paisaje va cambiando de bosques profundos hacia campos de te a cielo abierto y la temperatura va descendiendo poco a poco.

Estás llegando a las Tierras Altas (este nombre es muy Juego de Tronos #fan).

 

También te puede interesar:

Polonnaruwa y safari en Minneriya

Consejos para viajar a Sri Lanka por tu cuenta: cuándo ir, qué llevar, vacunas, idioma, salud…

Ruta de viaje de 15 días por Sri Lanka: Qué ver y lugares imprescindibles

Anuradhapura y Pekín Express como ejemplo de lo que no debe hacer un viajero

La gran roca de Sigiriya y Dambulla

 

Ver Post >
Excursiones recomendables para hacer cerca de Tokyo: Kamakura y Yokohama
- 23-03-2014 | 10:18 | 0

Tokyo no es sólo Tokyo. Es decir, que una semana en la ciudad puede servir para aprovechar al máximo cada rincón de ésta, pero siempre hay tiempo para visitar ciudades que, gracias a la fantástica red de trenes japonesa, quedan muy cerca y merece la pena ver.
Una de las excursiones que nosotros hicimos fue a Kamakura y Yokohama. Madrugando un poco y en un sólo día, puedes ver estas dos maravillas.
Kamakura fue la capital de Japón y está llena de templos budistas y santuarios sintoístas. Hay que prepararse para andar bastante (y cuesta arriba), pero el esfuerzo merece la pena. En la estación puedes coger un mapa con los principales templos de la localidad que viene muy bien para no perderse nada.

El templo Hase-Dera es uno de los más visitados de la región e impresiona por su vegetación y por estar repleto de pequeñas estatuas, entre otras muchas cosas.

Templo Hase-Dera, Kamakura Templo Hase-Dera Hase-Dera Templos de Kamakura Hase-Dera en Kamakura Templo Hase-Dera, Kamakura Templo Hase-Dera, Kamakura

Templo Hase-Dera, Kamakura
Pero el punto de interés más conocido de Kamakura es el Daibutsu, situado en el templo Kotoku-in. Se trata de la segunda mayor imagen de Buda de todo Japón y aunque el templo no tiene mucho que ver, la enorme imagen es impresionante.

Templos de Kamakura Templos de Kamakura

Templos de Kamakura
Hay muchos grandes templos más que visitar, como Kencho-ji o Tsurugaoka Hachiman-gu.

Kencho-ji Tsurugaoka Hachimangu

Pero en Kamakura no solo hay grandes templos repletos de turistas. Un paseo por la ciudad te permite descubrir pequeños y escondidos templos que subsisten gracias a las ofrendas y cuidados de sus fieles:

Templos de Kamakura Templos de Kamakura

Y si además tienes la suerte de encontrarte con una boda japonesa… ¡La mañana puede ser perfecta!

Invitadas a una boda japonesa Boda japonesa Boda japonesa

 

 

 


Antes de que anocheciera cogimos el tren para ir hacia Yokohama, separada por solo unos kilómetros de Kamakura (20 minutos en tren) pero diferente como si estuviera en otro país. Es una ciudad moderna y cosmopolita que ofrece cosas como un barrio de islas artificiales, la torre Landmark o un parque de atracciones con una de las norias más altas del mundo y que puede ser el complemento ideal tras una jornada en Kamakura, o una escapada nocturna desde Tokyo

Yokohama Yokohama

Post anterior: La lonja de pescado de Tsukiji

Siguiente post: Excursiones de un día desde Tokyo: Nikko

Ver Post >
Amanecer junto al volcán Bromo
Inés Martínez 13-02-2013 | 9:36 | 0

Cuatro horas de tren, otras cuatro de coche, un último tramo de carretera que parece que lleva al fin del mundo entre baches y cuestas imposibles, dormir poco y levantarte a las 3 de la madrugada…

Estación de tren de Yogyakarta

Estación de tren de Yogyakarta

Todo, absolutamente todo merece la pena por ver amanecer junto al volcán Bromo y subir después hasta asomarse a su cráter.
La excursión empieza a las 4 de la madrugada con el objetivo de subir frente al volcán cuando todavía es de noche y ver salir el sol desde allí.

Amanecer junto al Bromo
Si miras a un lado ves la luz abrirse paso entre montañas y si miras al otro el Gunung Bromo y el resto de montañas y volcanes que lo rodean se van iluminando poco a poco hasta mostrar un alucinante paisaje lunar.

Amanecer junto al Bromo

Amanecer junto al Bromo, Indonesia

Amanecer junto al Bromo, Indonesia

Y cuando ya parece que lo has visto todo, todavía queda lo mejor: subir al cráter. Nosotros alquilamos uno de los caballos que hay cerca de la base, gracias al que ganamos tiempo y pudimos disfrutar del cráter solos durante un buen rato. Además, es muy divertido.

Amanecer junto al Bromo, Indonesia

Amanecer junto al Bromo, Indonesia

En el último tramo toca subir escaleras…

Amanecer junto al Bromo, Indonesia
…pero lo mejor es mirar hacia atrás

Amanecer junto al Bromo, Indonesia
Y por fin…

Amanecer junto al Bromo, Indonesia

Amanecer junto al Bromo, Indonesia



Éste no es uno de los volcanes más altos de Indonesia pero su belleza radica en su ubicación: es uno de los tres que surgió de un inmenso cráter y se eleva desde el centro de la caldera Tengger. Además, aunque turistas no faltan, toda la comarca ha conseguido mantenerse alejada de las tentaciones de sacar partido al turismo de forma masiva, sus habitantes te ignoran, siguen con su vida y solo se dirigen a ti para ofrecerte un plato de arroz que están degustando tranquilos en la calle. Sólo viven pendientes del volcán que les protege.

Post anterior:Prambanam y la locura por los pájaros de los indonesios

Ver Post >
Sobre el autor Inés Martínez
Periodista de larioja.com. Loca por los viajes. Cualquier destino del mapa me parece perfecto. En este blog podrás leer consejos para viajar, cómo preparar un viaje por tu cuenta, destinos que merecen la pena, hoteles, vuelos, rutas, mapas, propuestas...     Tengo otro blog sobre redes sociales llamado Twitterlandia. Puedes seguirme en Twitter en @inesimar