La Rioja

img
Fecha: noviembre, 2012
Brilli brilli
Estíbaliz Espinosa 25-11-2012 | 7:18 | 3

 

He tenido una idea brillante o, mejor aún, brillantina. Ocurrió mientras me encaminaba al cubo de la basura para tirar este par de botas, con larga vida a mis pies.

 

Como no tenía nada que perder decidí poner en práctica la tendencia del glitter o brilli-brilli, que no es otra cosa que aplicar brillantina a prendas y complementos. A priori, este DIY me parecía un pelín engorroso e incluso llegué a imaginarme perdiendo brillantina a cada paso cual adorno navideño. Por suerte, descubrí que existe un pegamento impregnado de brillantina, más limpio y fácil de aplicar. Y así es como quedaron.  

 

 

 

Si os dais cuenta, en las primeras botas había una serie de tiras de cuero como adorno. Pues a ellas también les he dado una nueva vida con algunas tachuelas que me sobraban de DIY anteriores.

FOTOS: JPEG

NOTICIAS!!!

  • Hace unos días pasé por RAMÓN ÓPTICA (San Antón, 2), donde hay una curiosa exposición (y venta) de gafas vintage de los años 70 y 80, y de marcas de lo más variopintas: Missoni, Dunhill, Ray Ban, Guess, Christian Dior, Rochas,… La cosa es que salí de allí con estas gafas vintage de Chloé que me costaron 30 euros.

  • La compañera -y un lujo de corresponsal- Isabel Álvarez me informa de que en Calahorra se acaba de inaugurar la tienda TRIANA en el paseo del Mercadal, con ropa y complementos de corte taurino. Entre otras piezas, se pueden encontrar prendas de la firma de Cristina Sánchez, una de las pocas mujeres toreras en nuestro país y que hace unos días también asistió al estreno de este negocio, regentado por Rafael Pascual e Isabel Morcera

Cristina Sánchez en la tienda 'Triana' de Calahorra. (Foto: Isabel Álvarez)

 

Piezas de la colección de Cristina Sánchez

 

 

  • Por último, un par de citas que tendrán lugar próximamente en Logroño y a las que no faltaré.

La primera, con Palo de Sal en la Cafetería Niza.

 

 

Y el primer Showroom Logroño, el día 15 de diciembre en el Hotel Carlton.

 

Ver Post >
Sin traje
Estíbaliz Espinosa 18-11-2012 | 6:59 | 5

 

Me he permitido una pequeña licencia (alguno pensará que una osadía) y he decidido acercar la figura de nuestros políticos y autoridades a la gente de la calle. Presentarlos más próximos, relajados y accesibles. ¿Que cómo? Pues tan sencillo como quitándoles el traje

¡Fuera hombres de negro!… y de azul marino y de gris oscuro

 

La diferencia entre vestir ‘de calle’ y ‘de traje’ es sustancial y, aunque cada atuendo tiene su momento,  el traje se me antoja un uniforme demasiado recurrente en muchas profesiones. En general, aséptico y distante. Entiendo que para ellos la moda no es una prioridad (en general), y de ahí esas combinaciones y permutaciones de las corbatas y camisas sobre un denominador común: el traje, y a un ritmo matemático más que estético.

Y para demostrar qué diferentes parecemos y las distintas impresiones que transmitimos según la forma de vestir, e aquí algunos ejemplos.

 

FONDO DE ARMARIO REGIONAL

 

Gonzalo Capellán

 

Jose Luis Pérez Pastor

 

Emilio del Río

 

Carlos Cuevas

 

Pedro Sanz

 

FONDO DE ARMARIO MUNICIPAL

Javier Merino

 

Miguel Sainz

 

Jesús Ruiz Tutor

 

Augusto Ibáñez 'Titín'

 

Ver Post >
Con el pañuelo al cuello
Estíbaliz Espinosa 11-11-2012 | 8:10 | 2

 

Hoy toca clase práctica sobre cómo lucir un fular o un pañuelo. Como profesora he elegido a Rosana Rivera, de Erre Que Erre, que es una experta en ésta y otras materias. Tras el didáctico vídeo que os hemos preparado, os cuento más cosas.

 

 

El proyecto en el que Rosana se embarcó hace casi cinco años es mucho más que una tienda de complementos.  Según entré en el sowhroom de Erre que Erre en Logroño (en Víctor Pradera 7, entreplanta) me dio la sensación de estar en un gran bazar. La riqueza de colores, materiales y texturas  me trasladaron a distintos puntos del planeta , algunos muy exóticos. Luego entendí por qué. Rosana nutre sus colecciones con piezas que elige personalmente, procedentes no sólo de nuestro país, sino también de Francia, Italia, India, Indonesia… 

No pude resistirme (ella tampoco) y decidimos probarnos algunas cosas. Para empezar, casi nos vamos de boda con nuestros sofisticados tocados, llamativos ‘clutch’ y un impresionante broche de mariposa.

 

 

 

Con un toque más informal, aunque muy chic…

 

Y con un estilismo muy propio para estas fechas de frío y lluvia

 

Hubiera estado todo el día probándome bolsos, sombreros y tocados, pañuelos y chales, vestidos y abrigos, pulseras, brazaletes, anillos, pendientes, broches, colgantes…. Y lo peor, no hubiera sabido por qué decidirme.

FOTOS Y VÍDEO:  SONIA TERCERO

 

El asesoramiento personalizado es otra de las grandes bazas de Erre Que Erre, aunque para mí, para qué os voy a engañar, el mayor atractivo está en los precios. Son muy, pero que muy asequibles. 

Erre Que Erre también está presente en Ezcaray como ‘La tienda de Rosana’ (en la Plaza de la Verdura) y además de ofrecer moda, organiza multitud de actividades: desfiles, charlas, talleres de formación… e incluso está dando forma a una atractiva colección relacionada con el vino. Las hojas de tempranillo bañadas en plata son la pieza estrella.

Si queréis saber más sobre este proyecto y su ‘instigadora’, en el primer párrafo os dejo el enlace a la web de Erre Que Erre.

Ver Post >
¡Qué inventos!
Estíbaliz Espinosa 04-11-2012 | 8:28 | 0

 

La compañera Sonia Tercero me puso sobre la pista. “He visto en el escaparate de una lencería de avenida Portugal, en Logroño, una cosa muy rara. Parece un sujetador, pero cubre todo menos el pecho”. Me faltó tiempo para ver de qué se trataba y me encontré con esto:

 

Tras unos segundos perpleja, me percaté del cartel-anuncio que acompañaba al maniquí. Se trata de un ¿artilugio? ¿prenda? ¿pieza? ¿..? destinado a las mujeres y para su uso durante la noche, mientras duermen. Evidentemente no es un sujetador porque, lejos de sujetar, deja el pecho a su libre albedrío. ¿Para qué sirve entonces?

 

Pues para evitar las arrugas que con la edad se forman en el canalillo femenino. No seré yo quien cuestione la eficacia de este invento aunque, así de entrada, no me resulta nada atractivo dormir con semejante escapulario pegado al cuerpo. Si alguien lo ha probado, que cuente, que cuente…

 

¡¡¡SOS!!!

Y hablando de inventos ‘singulares’, llevo tiempo dándole vueltas a uno que me solucionaría la vida, al menos la capilar. Yo suelto la idea y que alguien lo invente ¡por favor!

Se trataría de algún accesorio para ocultar o disimular la raya blanca que empieza a asomar en la cabeza de las mujeres que peinamos canas a los pocos días de aplicarnos el tinte. El pelo crece y la raíz, entre gris y blanca, dibuja una horrorosa banda nevada que atraviesa nuestra cabeza (amén de las sienes y patillas) sin ningún miramiento. ¿Qué tal ocultarla con algún discreto accesorio, a modo de diadema, lazo u horquilla, mientras esperamos la siguiente visita a la peluquería? En mi caso, mantener la raya del pelo a raya me supondría acudir semanalmente a la pelu y ni tengo tiempo, ni ganas ni presupuesto para semejante tratamiento.

En fin, os dejo algún accesorio que me ha llamado la atención y podría ser el punto de partida para este gran invento sin inventar. Las mujeres como yo lo agradecerán.

 

 

 

 

Ver Post >