La Rioja

img
Un día con ‘la qtrasnocha’
img
Estíbaliz Espinosa | 06-05-2014 | 09:27

 

Con ustedes… ¡Las capacidades del capazo!

Y después de esta pequeña broma, cortesía de JPEG, al grano o, lo que es lo mismo, al capazo.

 

En este caso capazos de factura riojana y totalmente artesanales realizados por Conchi Ruiz y con firma de ‘la qtrasnocha trabaja con la luna’.

 Los primeros surgieron hace apenas tres meses a la sombra de mujeres que llaman la atención de Conchi por diferentes motivos. Una serie que tiene por título ‘Si yo fuera…’ y está plagada de guiños a sus homenajeadas.  ¿Su favorita? ‘Si yo fuera Lola… flores’.

 

También tienen su capazo Madonna, Paris Hilton, Marilyn Monroe, Michelle Obama, Margaret Thatcher, Jody Williams (Premio Nobel de la Paz en 1997) y Alicia y Esther Koplowitz.

 

Más que capazos, en estos casos habría que hablar de bolsos, ya que son piezas forradas, cerradas con cremallera y decoradas con todo lujo de detalles. Telas, pintura, puntillas, tachuelas, cristales, brillantina, lentejuelas, cuero, cadenas… cualquier material permite a Conchi customizar sus mimbres.

Os muestro con lupa su minuciosidad, originalidad e imaginación.

 

Ella es muy dada a diseñarse sus propias prendas y complementos, que siempre acaba regalando. Y aunque ahora toca capazos, no descarta aventurarse con otras cosas.

Tras la sofisticada colección ‘Si yo fuera…’, cuyos precios oscilan entre los 90 y 180 euros (el de Madonna), decidió hacer otra más asequible, en la que el capazo recupera su sencillez.

Así surgieron las series ‘Love’, ‘Chiguagua’, ‘England’ y ‘Lunares’.

Estos últimos bolsos oscilan entre los 30 y 60 euros. De momento, los capazos de Conchi Ruiz tienen puntos de venta en la zapatería Trece Marmotas (García Morato, 6) de Logroño y en la bodega/hotel Finca de los Arandinos, en Entrena. También se pueden encargar a través de la página en Facebook de ‘la qtrasnocha’ (el enlace, en el primer párrafo) y muy pronto, en su página web.

¿Por qué ‘la qtrasnocha’? Porque como muchas de las mujeres que trabajan y tienen familia, Conchi Ruiz acaba robando horas a la noche para hacer… sus cosas.