La Rioja
img
Fecha: noviembre, 2013
Paraguas guays
Estíbaliz Espinosa 25-11-2013 | 9:56 | 7

 

¡¡No encuentro mis paraguas!! (utilizo el plural porque tengo dos).

En una reciente obra que hicimos en casa subimos todos los enseres domésticos al trastero, y mis paraguas no aparecen. No me ha quedado otro remedio que echar mano de los que utilizaba mi hija, en versión mini, cuando era pequeña.

Pero lo que empezó como necesidad, ha terminado en virtud. Ahora me encantan estos pequeños parasoles y no pienso dejar de usarlos durante todo el otoño-invierno. Vamos, que ni siquiera voy a molestarme en buscar los míos.

 

Este modelo tan otoñal nos lo regalaron en una tienda de ropa infantil (incluso lleva su nombre) y me gusta porque combina con casi todo y me anima los días lluviosos. Y lo mejor, tiene hasta un silbato colgando del mango, por si alguien se me malcruza por el camino.

 

 

Este otro es el modelo Disney, un clásico, con su Minnie y Mickey. La parte transparente facilita la visibilidad y deja pasar la luz; el color rojo sube el ánimo, y la combinación rojo/blanco de sus pequeños corazones le da un toque folclórico.

 

Mientras maquinaba este post se me ha cruzado otro paraguas en el camino, éste ya de persona mayor y muy riojano. Y aquí voy a barrer un poco para casa (sin que sirva de precedente), que la ocasión lo merece.

 

Se trata del paraguas que acaba de sacar Diario LA RIOJA para resguardarse de la lluvia entre paisajes, esculturas y monumentos de lo más riojanos. Un paisaje de viñedos, los monasterios de Valvanera y San Millán de la Cogolla y el perfil de Logroño desde el Puente de Piedra sirven de telón de fondo. ¿Los protagonistas? El general Espartero, un danzante de Anguiano, santo Domingo de la Calzada y Marco Fabio Quintiliano.  

Debo reconocer que tiene cosas que me gustan más y otras menos. 

¿Más? Las dimensiones, la textura del mango, su apertura automática, la gama de colores (blanco, negro y grises) y los paisajes que recorren la tela del paraguas.

¿Menos? Las esculturas y el danzante que se levantan en los cuatro vértices se me antojan demasiado grandes. E incluso el santo y el retórico, pelín compactos. 

Con todo, las próximas navidades seguramente me haré con un paraguas para alguno de mis ‘amigos invisibles’.

Por cierto, se puede adquirir en los quioscos, hasta el 15 de diciembre, por 19,95 euros y los suscriptores de Diario LA RIOJA (como es mi caso) tienen descuento: 15,90 euros.

FOTOS: Enrique del Río

 

PD: Ya, ya lo sé. Muchos os estaréis preguntando por la ‘chavalita’ que me acompaña en un par de fotos. Pues es María José, una estupenda compañera (y amiga) que pasaba por allí…

  • Y un último apunte. Os recuerdo que el próximo viernes, 29 de noviembre, se celebra la iniciativa ‘Black Friday’ en Logroño.  Más de 300 establecimientos comerciales se han sumado a esta tercera tercera edición con descuentos de, al menos, el 20%. Abrirán sus puertas de 10.00 a 22.00 horas, ininterrumpidamente.

Ver Post >
Denim, de cintura para abajo
Estíbaliz Espinosa 18-11-2013 | 6:46 | 0

 

Además de las tendencias que os contaba en el anterior post, esta temporada también se lleva muchísimo el denim en sus más diversas variantes; en vestidos, buzos, pantalones, faldas, tops, camisas…

El pantalón vaquero es precisamente mi prenda fetiche y la pieza que más abunda en mi ropero. Me encanta lo cómodo y versátil que es, lo bien que queda con todo y las mil combinaciones que admite. Para la ocasión he elegido cuatro modelos de vaqueros para hacer cuatro estilismos diferentes. Y lo más importante, para orientaros sobre a quién sientan mejor.

Empezaré por algo relajado, el pantalón CARGO con aires HIP HOP 

 

Su gran virtud es la comodidad, por su anchura, y lo práctico de sus bolsillos. Aunque estas dos características son precisamente las que acortan y ensanchan visualmente la figura, haciéndonos parecer más bajitas. Tienen un aire informal, casi deportivo, perfectos para ser acompañados de unas deportivas.

 

 

Los vaqueros ACAMPANADOS

Son perfectos para mujeres con el cuerpo recto, sin apenas curvas. Y si tienen altura, mejor aún.

Aunque el movimiento hippie popularizó la pata de campana (incluso de elefante) a mediados de los años 60 y Jimi Hendrix puso un reseñable grano de arena tras su famoso concierto celebrado en el Hollywood Bowl de Los Ángeles en el 68, el origen de este corte de pantalón se remonta mucho antes en el tiempo. La Armada norteamericana lo incorporó a su vestuario militar allá por 1810 por una cuestión de mera funcionalidad: la pata ancha permitía cubrir las botas militares y facilitaba a los marinos el descalzarse.

 

Los BOYFRIEND

Vienen a ser los vaqueros que le quitas a tu novio. Estos, que conste, son míos.

 

Son ideales para siluetas menudas y proporcionadas. También para mujeres de figura atlética y con cadera poco pronunciada, ya que visualmente aportan volumen a la parte inferior del cuerpo.  Para feminizarlos, un tacón y una parte de arriba con encanto.

El vaquero PITILLO

Con variantes en función de cuánto se ajuste a la pierna.

El pitillo es un pantalón muy estiloso al ceñirse a la figura de quien lo lleva, marcando las curvas y resaltando el físico. Por eso es recomendable tanto para bajitas como para mujeres con curvas.

Para las mujeres esbeltas y proporcionadas son ideales estos… y cualquier modelo de vaquero.

 

FOTOS: JPEG

Ver Post >
¡Con la que está cayendo!
Estíbaliz Espinosa 10-11-2013 | 9:57 | 0

 

Con la que está cayendo he decidido optimizar mi fondo de armario, eso sí, sin dejar de ir a la última. ¿Cómo? Sencillo, he elegido tres tendencias de este otoño-invierno y me he dedicado a buscar en mi armario prendas que se ajusten a lo que se lleva.

Empezaré por EL TARTÁN, tejido de cuadros típico de Escocia.

Reconozco que este tipo de cuadros no siempre han sido santo de mi devoción ya que durante años me han recordado a uno de mis uniformes colegiales. Ahora, sin embargo, me encantan.

Tartán interpretado por Moschino

 

Con este print he elegido un chubasquero que adquirí hace unos cuatro o cinco años en Logrostock y que nunca he dejado de ponerme (cuando llueve).

 

 

 

Además del tartán, los ESTAMPADOS INGLESES imperan esta temporada en los escaparates y las pasarelas. Entre ellos, el príncipe de Gales y la pata de gallo. Vamos, cuadros al cuadrado.

Trajes de Ralph Lauren

Pata de gallo versus Zara y Blanco

 

Yo he dado en mi fondo de armario con un pantalón de cuadros ‘príncipe de Gales’ que adquirí hace un par de años en una tienda de segunda mano en Dublín y, lo reconozco, me está un poco grande. Pero se trata de un Karen Millen que me salió por 20 euros, y cuyo tejido, caída y corte me gustan mucho. 

 

Para el final he dejado la MODA LENCERA, algo que me ha resultado más complicado de encontrar en casa. No acabo de verla muy práctica para los meses de invierno, por mucho que te forres por dentro o por fuera de este tipo de vestiditos y tops.

De Louis Vuitton

 

Os muestro un top de Atos Lombardini que no sabría calcular cuánto lleva en mi armario (más de cinco años, seguro) y que allí seguirá, al menos durante este invierno.  Por delante gana mucho (el top, no yo).

FOTOS JPEG ESTUDIO

 

Moraleja del post: Con el tiempo todo vuelve, así que no tires nada… siempre que dispongas de un gran vestidor.

 

PD: El día 23 de noviembre se celebra el gran día de la moda en Bodegas Franco-Españolas, en Logroño. La jornada promete. Como aperitivo os dejo el cartel del evento y, más adelante, la información.

Ver Post >