La Rioja
img
Fecha: junio 23, 2014
De tontas, nada; locas, un poco
Estíbaliz Espinosa 23-06-2014 | 10:31 | 0

 

He vuelto a ‘tocarme’ (a ponerme un tocado, mal pensados). En esta ocasión me he adornado con creaciones de A TONTAS Y A LOCAS, la firma de Mónica García González del Valle. Ella es una asturiana estacionada en Logroño, donde intenta hacerse el nombre y clientela que ya tuvo anteriormente en La Coruña, desde donde llegó hace siete meses. Autodidacta y vitalista, sus creaciones tienen un sello muy personal marcadas por el color, la mezcla de materiales y el tamaño. “Soy tamañera -me comenta- porque, como digo, si vas a llevar un tocado, que se note que lo llevas”. Y ella, dando ejemplo:

 

Nuestro encuentro tuvo lugar en la tienda HARD CANDY (en Avenida Portugal, 18) de Logroño, hasta hace unos días ‘La Lola’ (en la página Facebook también modificará en breve su nombre). Un comercio que está cambiando de aires de la mano de Mercedes Antona y que acaba de incorporar las creaciones de ‘A tontas y a locas’ y de la firma vintage PEEKABOO de Carolina Blasco, de la que ya os hablé en la entrada ‘Peekaboo, un estreno de cine’. También estrena calzado de una firma riojana y de toda la vida, LA CADENA, que se remonta nada menos que al año 1836.  

Esta conjunción estelar me llevó hasta ‘Hard Candy’ donde no fui la única que lució tocados. Aquí tenéis a Carolina y Mónica ‘coronadas’ con diademas de flores.

 

Mónica siempre se recuerda customizando cosas y buscándose la vida con los complementos. “En un momento de saturación -me cuenta- empecé, a lo tonto y a lo loco (de ahí el nombre de su proyecto) haciendo cosas para las amigas como broches, collares y pulseras. Pero a mí me encanta todo lo que tiene que ver con los tocados”. En el año 2010 empieza en serio con ‘A tontas y a locas’ en La Coruña.

Crea bisutería pero, sobre todo, tocados, pamelas, sombreros, diademas y turbantes, como estos que lucen Carolina y Mercedes en plan ‘divas’.

 

 

 

 

Me asegura Mónica García que trabaja a menudo para chicas jóvenes, un público de entre 25 y 35 años que se inspira muchísimo en Internet, sobre todo en los catálogos de las marcas.

Además de en la tienda on line, sus creaciones tienen ya tres puntos de venta en Logroño: en Hard Candy, en La Retro (con Arrebato) y en Pan Blanco.

 

Como os decía allá por los primeros párrafos, en Hard Candy también estrenaba Peekaboo su primer punto de venta físico (Carolina y Mónica visten de esta firma).

 

 

 

HARD CANDY

“Es la tienda en la que a mí me gustaría comprar”, asegura Mercedes Antona, quien se hizo cargo de La Lola hace nueve meses para darle su sello personal. Ahora le acaba de cambiar el nombre por el de ‘Hard Candy’ porque le van los contrastes entre lo duro y lo dulce, entre “lo cuqui y las calaveras” (un cráneo ilustra el cartel). Y porque le encanta la película del mismo nombre de David Slade.

En su comercio de moda, bisutería y complementos caben firmas como Kling, Lachula, Compañía fantástica, Pepaloves, Tiralachina, Andrea Martínez, Peekaboo, A tontas y a locas, La Cadena y Sunshine Pocket, esta última de camisetas ilustradas por la propia Mercedes, su hermana Susana y Verónica Linde. Dominan los vestidos y blusas, que van más allá del básico y a aprecios muy asequibles (la prenda más cara es una parka de 70 euros).

Con Mercedes me despido, y con algunos detalles de su tienda.

 

 

 

Ver Post >