La Rioja
img
Lo que no se entiende de Rioja en La Rioja
img
José Glera | 30-07-2017 | 17:25

Larkin entra a canasta en el partido de este pasado fin de semana. En la camiseta, Rioja./EFE

Las grandes firmas acaban uniéndose al deporte más pronto que tarde. Es más, hay deportes o deportistas que no se entienden sin patrocinios, incluido los vinos o destilados. Johnnie Walker, Moët Chandon, Martini… El deporte es un buen aliado para Rioja. Muy bueno. Y con 11 millones para promoción se pueden hacer muchas cosas. El gran problema del acuerdo entre la DOC Rioja y el Baskonia reside en las formas. Rioja va a invertir el 1,1% de su presupuesto en asociar su nombre en el Baskonia. 120.000 euros por media temporada. El Baskonia se fue de la boca con un tuit, porque le interesaba. Explicaciones hay mil. Todo se puede justificar. Todo.
Estampar el nombre de tu firma en una camiseta es un patrocinio. Se justifica la inversión entonces en el impacto televisivo. Los partidos del Baskonia se ven por televisión de pago. Menos espectadores. En Europa, sus destinos no coinciden con los mercados de Rioja. Reino Unido, el principal importador, no compite en Euroliga; Alemania, con un equipo; Escandinavia o Suiza, tampoco. Y los que están, Serbia, Italia, Grecia o Turquía no son grandes compradores de Rioja. Rusia,… Hecho este análisis, bien puede justificarse la inversión en la apertura de mercados. Pues vale.
El baloncesto no da grandes audiencias televisivas. Siempre se verá más una valla luminosa o una ventana emergente que un diminuto nombre en la camiseta de un enorme jugador de basket. Inunda la Final a Cuatro a publicidad, aunque este año no sea el mejor escenario, Turquía. Porque también puede pasar que el Baskonia no llegue a la Final a Cuatro. Y si no llega, tampoco la DOC Rioja. Todo justificable.
¿Qué no se entiende? No se entiende que de la noche a la mañana la DOC entre en un patrocinio cuando históricamente se ha negado. No recuerdo el más mínimo apoyo al deporte riojano, comenzando por el Logroñés, que en los nueve años que estuvo en Primera no supo de la existencia de la DOC. Rioja Wine Stadium suena bien. Tampoco. A la UDL le negaron 5.000 euros (y menos incluso) hace dos años a cambio de rotular la trasera del autobús blanquirrojo con publicidad de la DOC. Un autobús cuyo destino futbolístico era Galicia, Asturias y Cantabria, grandes mercados nacionales, y Castilla. El 0,04% de su presupuesto. El Ciudad de Logroño calla porque le conviene. Su calendario europeo es mucho más interesante para Rioja, aunque no pueda competir en el impacto televisivo.
Pero lo que menos se entiende al sur del Ebro es que su primera apuesta haya sido inyectar dinero a al club de una tierra desde la que se quiere romper la DOC. Así que los malpensandos pueden decir que se trata de una compra de favores para que las aguas vuelvan a su cauce. O que tienen miedo y quieren justificar el patrocinio del Ciudad de Logroño. Mil interpretaciones.
El Consejo tenía que haberlo explicado, como lo hizo con su último premio a Eva Longoria. Pero hay cosas que no interesa explicar porque cuando fuerzas el discurso acabas por equivocarte. Por cierto, en esa camiseta con la DOC Rioja se puede leer en grande ‘Baskonia’. El espacio está en venta. Sólo falta que lo compre el dinero público vasco y se pueda leer en tipografía grande Rioja Alavesa y en pequeña, debajo, DOC Rioja. La etiqueta antes soñada; ahora gusta más Viñedos de Álava.