Blogs

Jorge Alacid

Línea de puntos

60 sombras de Rajoy

Mariano Rajoy, de visita en la calle Laurel, en mayo del 2016

«Te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Yahvé estará contigo en donde quiera que vayas» (Libro de Josué, 1.9)

 

Emma, la novela de Jane Austen, está protagonizada por un personaje descrito en estos términos: «Hermosa, lista y rica, pero también bastante mimada». Su nombre sirvió el miércoles para bautizar la nevada que azotó La Rioja y obligó a cancelar la anunciada visita de Mariano Rajoy. También truncó otras dos paradas previstas en la gira presidencial: su ronda por Laurel y la cumbre que pretendía reunir a su alrededor a la cúpula del PP riojano, cuyos convulsos preparativos, visto el suspicaz ambiente general, se inspiran en los que exigieron no poco esfuerzo para que desfilaran juntas las dos Coreas en los Juegos de Invierno. Pero Emma, la llamada diosa del deseo, conspiró contra la visita del presidente con tal potencia que arruinó de paso la imagen de (falsa) unidad que se pretendía organizar. Una pena.

Porque los potenciales convocados, los 60 miembros de la junta directiva regional que pilota José Ignacio Ceniceros, se podían haber turnado ante su jefe máximo en responder a las preguntas que sin duda flotarían por el aire. Por ejemplo, por qué la presencia del titular del Palacete, superlíder del partido en La Rioja, no se juzgó necesaria en la cumbre celebrada en León por sus pares, presidentes de regiones vecinas. O cómo es posible que cuando se constituyó la junta local de Logroño, principal agrupación del PP, no acudieran a sancionar semejante hito ni el presidente ni la secretaria general. ¿Que la alcaldesa declinara comparecer días después con su portavoz parlamentario explicando las previsiones contenidas en el Presupuesto regional para Logroño debe entenderse como réplica a tal desaire? Se ignora. Otra pregunta que espera respuesta.

Pero hay más interrogantes. ¿Un partido de verdad cohesionado permitiría que ocho alcaldes se sumaran a la plataforma que recopila el descontento de municipios de toda la región contra el desvío de camiones por la autopista, Alfaro incluido, cuya alcaldesa luego vota lo contrario en el Parlamento? ¿Cómo se debe interpretar que la antigua portavoz parlamentaria litigue contra sus jefes en los tribunales y lleve de testigos a otros dos diputados para afear la nula democracia interna que, a su juicio, distingue la estrategia de su partido? ¿Quién explicaría que el consejero de Fomento se ausentara esta semana de la reunión con el ministro De la Serna donde se desvelaron algunas de las medidas más decisivas de los últimos años para las infraestructuras riojanas, delegara en su director general y prefiriese anunciar a un grupo de alcaldes la buena nueva de las directrices de suelo no urbanizable?

Sí, todo son preguntas. De momento, sin contestación. Porque ahí reside el denominador común que hermana al PP riojano con su querido papá residente en Génova: su lentísima reacción ante las feas noticias que ese mismo miércoles se agolpaban en el quiosco en forma de sombrías encuestas. De donde nace la clase de nerviosismo que invade las filas propias cuando se percibe una mejorable gestión gubernamental, con el caladero habitual de votos (los pensionistas) pancarta en ristre y colectivos igualmente sensibles en cada cita con las urnas (policías y guardias civiles) interrogándose sobre si este Gobierno es su Gobierno. Porque no reconocen como suyo a un partido, el PP, que llega tarde y arrastrando los pies para atender una demanda que goza de la benevolencia ciudadana. Ciudadana por partida doble: porque se beneficia de la generalizada simpatía popular y porque también en esta cuestión el semáforo vira a color naranja.

El color de Ciudadanos. Donde siguen practicando su pasatiempo favorito: frotarse las manos. Confiesan en voz baja sus dirigentes una muy contenida satisfacción ante las cifras de afiliación, que no dejan de crecer: una militancia neonata que recibe en su sede el trato propio de quienes hacen bien en desconfiar, por si acaso se llenan un día las listas del aprovechado de turno que ha olfateado la púrpura del poder y ya se ve a sí mismo de jefe de gabinete. O de director general. O de consejero. Quién sabe. O de presidente en un mañana no tan remoto. El actual ejemplo puede servir de modelo: preside La Rioja el quinto integrante de la lista del PP, miembro de esa comitiva de 60 personas destinadas el miércoles a hacer sombra a Rajoy en su visita nonata. Que tal vez suspiraron de alivio cuando supieron que el viaje se cancelaba. Porque no hubo reunión y no hubo preguntas. Así que mucho mejor. Porque había pocas respuestas.

 

Ley de víctimas de terrorismo: ya llega

Las cosas del Parlamento van despacio, pero alguna vez arriban a puerto. Ese es el destino inminente que aguarda a la ley de víctimas del terrorismo, cuya ponencia se reunió días atrás con la idea de que este lunes pueda quedar finiquitado en la comisión correspondiente el texto que se llevará a pleno. Que debería celebrarse en marzo, después del extraordinario sobre infraestructuras que, a petición del PSOE, se convocará el día 15. De modo que un asunto tan extraordinario merecerá un pleno no menos extraordinario: tal vez, el día 22.

 

Comité de garantías del PP: sin noticias

Hubo quien dentro del PP riojano se aventuró a pronosticar que para febrero lo más tarde quedaría cumplimentadas las quejas procedentes de Haro, Santo Domingo y Lardero, donde los críticos coincidieron en llevar su malestar ante el comité nacional de garantías. De Génova a Duquesa de la Victoria: ahí han encallado sus reclamaciones, que el presidente del órgano encargado en La Rioja, José Miguel Crespo, prometió tramitar sin prisa, pero sin pausa. De modo que crece, según las fuentes consultadas, la desazón entre los reclamantes, hasta el punto de que hay quien da por supuesto que su recurso acabará de nuevo en Madrid: no terminan de fiarse de la imparcialidad de los suyos.

Temas

Ciudadanos, José Ignacio Ceniceros, Mariano Rajoy, Parlamento, PP

Otro sitio más de Comunidad de Blogs de larioja.com

Sobre el autor

Jorge Alacid López (Logroño, 1962) es periodista y autor de los blogs 'Logroño en sus bares' y 'Línea de puntos' en la web de Diario LA RIOJA, donde ocupa el cargo de coordinador de Ediciones. Doctor en Periodismo por la UPV.

marzo 2018
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031