Blogs

Jorge Alacid

Línea de puntos

Lecciones de un naufragio

José Ignacio Ceniceros, junto a Núñez Feijoo, durante la reunión del PP donde Rajoy anunció su renuncia. Foto facilitada por el PP

«Los hombres no encuentran la verdad: la construyen, como construyen su historia» (Paulo Veyne)

 

El pasado lunes, Mariano Rajoy reunió a los suyos en Madrid para anunciarles la convocatoria del congreso que deberá elegir a su sucesor al frente del PP. Quiso la casualidad (o tal vez no: tal vez sucede que la madeja de la corrupción se desenreda con tal frecuencia que garantiza noticias suyas por Génova cada pocos días) que a esa misma hora la justicia volviera a condenar al PP por otra de las causas por corrupción que tiene atenazadas esas siglas, sobre cuya conducta «delictiva» se extendían los jueces. Cuyas admoniciones sirven para entender muy bien por qué, cómo y cuándo se ha tenido que marchar Rajoy. Quien por cierto tenía entre su auditorio a una seleccionada representación del PP riojano. Faltaron Pedro Sanz y Cuca Gamarra, a quien sus obligaciones como alcaldesa retenían en Logroño por San Bernabé. Pero sí que acudieron José Ignacio Ceniceros, María Martín, parlamentarios… Que pudieron haber levantado la mano en algún momento del cónclave y explicarle a su jefe en retirada cómo debería pilotar su relevo sin equivocarse más de lo preciso.

Porque todos ellos conocieron de cerca la experiencia contraria: cómo ejecutar la sucesión de su líder mal. Muy mal. Rematadamente mal. De modo que tendría sentido haber indagado su opinión sobre el proceso que se avecina a escala nacional. Confesión de uno de los asistentes: «La clave es la unidad». A ella aludió precisamente Ceniceros en declaraciones a este periódico, cuando se decantaba por evitar la desunión que tanto temor suscita en Génova y tanto daño hizo (y hace) por Duquesa de la Victoria. ¿Pero de qué hablamos cuando hablamos de unidad en el PP? Para alguno de los interlocutores consultados, el relevo de Rajoy pudiera salir de una candidatura única donde las distintas sensibilidades del partido se viesen reflejadas. Transversalidad frente a esa jerarquía tan verticalizante, muy presente desde Fraga al propio Rajoy, pasando por Aznar. Porque el bipartidismo resiste, pero el presidencialismo ha vivido días mejores. De hecho, el presidencialismo ha muerto.

Lo cual se nota por ejemplo en la conveniencia, según la opinión de otro de los asistentes, de elegir al nuevo líder mediante confrontación «aunque sin el nivel de belicosidad que hubo en La Rioja». «Lo inteligente, vistos los nuevos tiempos que corren en la política, es que vote la gente. Y que los ciudadanos nos vean votando. Eso de las unanimidades es de otra época», añade, mientras propone una lectura en clave regional: a su juicio, la delegación riojana no debería ir al congreso con un voto cerrado en favor de un candidato, sino permitir desde la cúpula que cada compromisario elija a quien quiera. De donde nace alguna confidencia que se permiten esas fuentes: «Hay tiempo para que quienes tengan aspiraciones pacten una lista única». Una reflexión que no comparten sin embargo otras fuentes del partido en La Rioja. «Creo que vamos a un pulso entre Soraya y Feijoo», profetiza un dirigente consultado.

Curioso. Muy curioso. Porque hace apenas año y medio, este mismo PP que ahora despide a Rajoy lo entronizó sin discusión en el cónclave de la Caja Mágica. Donde se celebró un congreso que pareció más bien un ‘Gran Hermano’: aislados sus integrantes de la realidad, encerrados en su propia burbuja, nadie de los reunidos reparó en las consecuencias que tendría para el partido la cascada de sentencias condenatorias por corrupción que se anunciaban y ahora les estallan ante sí, incapaces todos de reaccionar. Porque pensaron que puesto que se habían puesto de acuerdo en absolverse a sí mismos, un país entero haría otro tanto. Y olvidaron ciertas lecciones que rinde la historia.

El lienzo que ilustra estas líneas se titula ‘La balsa de la Medusa’. Representa una escena del naufragio de la fragata de la Marina francesa llamada Méduse, en 1816. Y recuerda a las 147 personas que quedaron a la deriva en una balsa construida precaria y apresuradamente: casi todas murieron mientras esperaban a ser rescatadas. Quienes sobrevivieron sufrieron todo tipo de aflicciones, aunque tuvieron un consuelo: que su martirio desató una correosa oleada de indignación entre la opinión pública, puesto que el naufragio se atribuyó a la incompetencia del capitán que dirigía la nave. Nada volvió a ser igual en el ecosistema político francés de aquel tiempo. Su calvario tuvo algún sentido.

De donde se deduce que incluso los dramas mayúsculos gozan de alguna ventaja, como bien saben los náufragos de la historia. Incluidos los políticos, que juzgan entonces llegada la hora de la regeneración, esa tarea que sólo puede hacerse en la oposición. A eso se dedicará ese PP que Rajoy deja en el diván: a renovar su discurso mientras otro partido ejerce el poder. El tipo de amenaza que acecha al PP riojano.

 

LA LETRA PEQUEÑA

Parlamento interrumpido…

El pleno que el Legislativo de La Rioja celebra el próximo jueves será el último del actual periodo de sesiones… hasta la reanudación de la actividad parlamentaria, allá en septiembre. Será entonces cuando tenga lugar el Debate sobre el estado de la región, los días 5 y 6 de ese mes. Hasta entonces, sin embargo, todavía puede haber novedades: sus señorías deberán permanecer localizables, no vaya a ser que se convoque un pleno extraordinario a cuenta de la ley de gratuidad de libros de texto, pendiente del dictamen en comisión.

…Y nuevo debate sobre laicidad

Sí es seguro que en ese pleno de esta próxima semana volverá a debatirse sobre una cuestión que ya mereció gruesa palabrería hace algunas semanas: la pretensión de que los actos festivos de La Rioja rindan tributo al sentido laico de la vida pública, conforme a una proposición de ley aprobada en mayo. Por cuyo cumplimiento se interesará la diputada de Podemos Ana Carmen Sainz. Su pregunta se dirige no tanto a conocer por qué las instituciones riojanas ignoran el (inconcreto) mandato de la Cámara, que también, sino que aspira a una respuesta más amplia: le interesa saber el cumplimiento global de las iniciativas que sacan adelante los partidos de la oposición.

Temas

Ceniceros, Feijoo, Gamarra, Martín, PP, Rajoy, Sanz, Soraya

Otro sitio más de Comunidad de Blogs de larioja.com

Sobre el autor

Jorge Alacid López (Logroño, 1962) es periodista y autor de los blogs 'Logroño en sus bares' y 'Línea de puntos' en la web de Diario LA RIOJA, donde ocupa el cargo de coordinador de Ediciones. Doctor en Periodismo por la UPV.

junio 2018
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930