La Rioja
img
Etiqueta: jubera
¿Qué bar sirve las mejores bravas de Logroño?
img
Jorge Alacid | 02-06-2017 | 11:06 |0

 

 

La otra mañana volví al Jubera, reciente todavía su nueva reinvención. Perdón, error: en realidad, donde estuve fue en La Mejillonera. Porque así es como conocí este bar benemérito de la calle Laurel en mi remota mocedad y así le sigo llamando para mis adentros, aunque desde luego no ignoro que semejante ocurrencia no pasa de ser una de tantas marcianadas propias. Para el resto del mundo, el Jubera es por supuesto el Jubera. Bandera y faro del protagonista de estas líneas que aquí arrancan, su plato fetiche: las patatas bravas. Un bocado que ya ha merecido alguna entrada en este blog, puesto que se trata del tipo de cazuela que deberían honrar los bares indígenas: una golosina suculenta, tarifada a precios comedidos, ingeniosa y además nutritiviva.

Lo tienen todo las bravas, aunque por razones que se me escapan se trata de una vianda en peligro de extinción. No, no son tantos los bares patrios que la consagran en su carta, de modo que cuando uno hace memoria no aparecen a bote pronto las bravas en demasiadas barras. Una pena. O una alegría para aquellos locales que sí las tienen entronizadas como merecen, porque las convierten en parte de su

Ver Post
Bravo por las bravas
img
Jorge Alacid | 09-09-2016 | 07:33 |0

Las bravas del Jubera

 

La sección de entradas dedicadas que alguna vez alberga este blog abre hoy sus puertas a la sugerencia veraniega de una lectora, quien me comentó que durante una ronda de vinos había hilado tertulia con su cuadrilla en torno a una cuestión trascendental. ¿La política de pactos? No. ¿La sesión de investidura, que por entonces amagaba? Tampoco. ¿Trump, Clinton, Lopetegui? No, no y no. Su charla derivó hacia un asunto todavía más decisivo para nuestras vidas: en dónde se despachan las mejores patatas bravas de Logroño.

Por esos días había surgido en una web nacional una especie de mapa español de esa cazuela tan cañí, cuya ingesta asegura que los tragos que la acompañen se adocenarán en tan mullida almohadilla. Procuran un bocado rápido y jugoso, a menudo barato. ¿Barato? Me desmiento. En un bar logroñés cuyo nombre he olvidado (aunque no olvido pasar de largo) tuve que ardillar allá en el pleistoceno quinientas de las antiguas pesetas, cosa de la que me enteré cuando me hice cargo de la factura: como la ración era tan escuálida cometí el error de pedir dos de esas cazuelitas. Como diría Victoria Abril, dos cazuelas a quinientas pesetas cada

Ver Post
Las barras bravas
img
Jorge Alacid | 02-04-2013 | 16:51 |0

Cazuelita de bravas en el Jubera, con vistas a la calle Laurel (11870)
Así como hay bares logroñeses vinculados a una cierta decoración, determinados hábitos o una tipología muy particular. Y al igual que existen otros conectados con la personalidad de sus dueños y/o camareros y unos cuantos se relacionan con la ingesta de una bebida peculiar, también habitan entre nosotros aquellos asociados a una tapa, un pincho, un bocado. Los tomates de El Soldado, los champis del Soriano, la tortilla del Sebas, sin ir más lejos que a la Laurel y aledaños. Y sin salir de la celebérrima calle, ahí radica nuestro invitado de hoy: el Jubera. El Jubera y, por lo tanto, sus patatas bravas.

De qué hablamos cuando hablamos de patatas bravas. Bueno, pues de una de esas cazuelas que sobre todo delatan el genio de quien tuvo la ocurrencia. Es, como tantos otros platos de nuestra gastronomía popular (pienso en las migas, por ejemplo), una muestra de cómo el hambre aguza el ingenio: unas humildes patatas fritas se pueden transformar en una experiencia gozosa a poco que alguien decida bañarlas en un ungüento bicolor, fruto de la confluencia de unas salsas humildes pero muy sabrosas, la de tomate y la mayonesa (a veces, alioli). Si además le agrega un

Ver Post