La Rioja
img
Fecha: enero, 2013
Las aventuras y desventuras de Napalm Death en Logroño
MetalPesado 31-01-2013 | 11:30 | 1

Napalm Death

Napalm Death en el Biribay

Los profetas del metal auguraban días atrás una noche de auténtica brutalidad sonora ante el inminente concierto de los británicos Napalm Death programado ayer miércoles 30 de enero. Para ser justos, los padres del Grindcore más solemne y violento que ha parido madre aprobaron con buena nota el encuentro, aunque el sonido desgraciadamente no estuvo a la altura de las circunstancias y de la entrega del público ( muy numeroso, por cierto ). A pesar de ello, la parroquia metalera se lo pasó genial ( incluído un servidor que disfrutó del bolo en primera fila, muy bien acompañado ).

Los de Birmingham estuvieron sobresalientes en actitud y ejecución –  a pesar de la escasez de watios –  repasando su extensa carrera discográfica durante los 65 minutos que duró el show, haciendo especial hincapié – como es lógico – en su último disco ‘Utilitarian’. A muchos de los allí presentes se nos hizo corta la descarga, está claro, pero también hay que entender que este tipo de música exige mucho a nivel físico – sobre todo al batería – y a menudo estas actuaciones suelen pecar de un espartano minutaje. Con todo, fue un auténtico deleite para los sentidos observar en primera persona la maestría, cercanía y el talento extremo de Shane Embury ( bajo ), Mark ‘Barney’ Greenway ( voz ), Mitch Harris ( guitarra ) y Danny Herrera ( batería ).

Aún así, creo que el balance del concierto fue realmente positivo. Y es que da gusto poder disfrutar de estas bandas en Logroño, otrora algo impensable, mientras comprobamos como la capital riojana se ha convertido en punto obligado de paso y cuya escena musical, en plena eclosión creativa, sigue dándonos tantas satisfacciones. La presencia de Napalm Death, ayer noche, sobre las tablas del Biribay Jazz Club certifican la enorme suerte que estamos teniendo últimamente los aficionados a esta música tan especial – gracias en parte a la crisis, no lo olvidemos -. Así que no os despisteis y seguir atentos a estas páginas, porque nos acaban de confirmar que el próximo 27 de junio los brasileños Ratos de Porao estarán actuando en Logroño.

¡Descansar, reponer fuerzas, cargar las pilas y a por el siguiente!.

SET LIST  Napalm Death – Biribay Jazz Club 30/01/2013

01.- Circumspect

02.- Errors in the signals

03.- Everyday pox

04.- Can´t play, won´t pay

05.- Protection racket

06.- Silence is deafening

07.- The wolf I feed

08.- Mass appeal

09.- Practice what you preach

10.- Lucid fairytale

11.- Continuing war on stupidity

12.- Dead

13.- Deceiver

14.- Unchallenged hate

15.- Nom de guerre

16.- Suffer the children

17.- If the thruth be know

18.- Nazi punks fuck off

19.- Scum

20.- Life

21.- The Kill

22.- You suffer

23.- Siege of power

Ver Post >
Napalm Death actúan esta noche en Logroño
MetalPesado 30-01-2013 | 8:30 | 0

Napalm-Death foto y logoLlegó el día. Hoy miércoles 30 de enero a las 22 horas en la sala Biribay Jazz Club de Logroño tendrá lugar uno de los eventos musicales más destacados del año en nuestra región. Y es que la seminal banda británica Napalm Death, cuyo bagage discográfico ( 15 albumes en estudio ) ha influenciado a cientos y cientos de bandas a lo largo de toda su historia desde su creación en 1981, aterriza hoy en la capital riojana para presentar su último trabajo hasta la fecha, el poderoso ‘Utilitarian’, editado el pasado año.

La visita de Napalm Death ha despertado muchísima expectación entre los aficionados riojanos al metal extremo, ya que no es para menos, será un verdadero lujo contemplar y disfrutar la actuación de esta mítica formación de Birmingham, pionera y precursora del Grindcore/Death Metal aquí, en nuestra propia casa ( algo bueno tenía que tener esta puñetera crisis, ¿no? ).

El Biribay promete convertirse esta noche en una olla a presión. Este blog espera ser testigo de la brutal descarga que se avecina, cuya crónica aparecerá en estas páginas en breve.

En junio del año pasado nos visitaban los brasileños Sepultura. Ahora lo hacen Napalm Death. ¿Qué será lo siguiente?. Muchas gracias BM Boogymusic.

Ver Post >
Zenobia 'Armageddon'
MetalPesado 28-01-2013 | 8:30 | 1

ZENOBIA Armageddon

Después de un esperanzador comienzo en marzo del 2005 con aquel fenomenal debut titulado ‘Luchando hasta el final’ y tras su confirmación en 2009 con el impactante  ‘Alma de fuego’, aterriza en el panorama musical internacional ( sí, lo están vendiendo hasta en Japón ) ‘Armageddon’, el nuevo disco de los riojanos Zenobia. Y lo hace presentando novedades en su formación, dándole una vuelta de tuerca a ese Heavy Metal tan particular que les ha hecho erigirse el último par de años como una de las principales referencias de la escena metalera estatal.

De nuevo Zenobia acuden a los estudios Rock Lab, propiedad del productor y músico Dan Díez, quién desde su nuevo emplazamiento ( Haro, La Rioja ) se ve enrolado en esta aventura ocupando la vacante que dejó su anterior bajista, Jorge Algarabide, comprometiéndose en las labores de composición y firmando algunos de los interesantes cortes que contiene este potente ‘Armageddon’.  Una participación que destapa curiosos elementos musicales como veremos a continuación.

Es ‘Armageddon’ un disco de Heavy Metal puro y duro que suena genial, sin nada que envidiar a las ostentosas producciones que nos tienen acostumbrados los guiris. Es cierto, aunque no todo es de color de rosa. Que nadie piense que ‘Armageddon’ es el disco definitivo de Zenobia porque en mi opinión, no lo es. Creo que lo mejor está por llegar. Y es que la incorporación de Dan ( un compositor cojonudo ) en sus filas,  junto al talento innato y las cuerdas vocales de Jorge Berceo ( cantante y guitarra ), debiera dar sus frutos transcurrido algún tiempo. Un maridaje reciente que deberá envejecer un poco más para llegar a ofrecernos lo mejor de sí mismos, como el buen vino.

Zenobia continúan en ascendente progresión firmando canciones como  ‘La Legión infernal’, ‘Lengua de serpiente’, ‘Vuelve’, ‘Tu oscura tentación’, ‘La maldición’ y la acertadamente recuperada ‘ Unidos por el metal’ que tantos éxitos les ha reportado durante los últimos tiempos. Un buen puñado de canciones que recogen el testigo de sus dos anteriores obras y que persiguen fieles su estela navegando por mares embravecidos donde poco a poco ahogan sus influencias en aras de su propio estilo. Mientras tanto,  la labor de Dan Díez se deja sentir especialmente en canciones como ‘Mi alma es tempestad’, ‘Tu oscura pasión’, ‘Tu valor’ y ‘Si dejas que viva en ti’. Temas que rebosan guiños y huellas musicales con la marca indeleble del señor Díez, que aportan a este trabajo unos registros totalmente nuevos, nunca antes dados en Zenobia ( escúchese por ejemplo Red Wine, Rage, … ).

En resumen, un disco para disfrutar a gusto del Heavy Metal bien hecho y que cuenta con un magnífico sonido. Un poderoso álbum todoterreno que va a funcionar a la perfección en directo gracias a sus grandes y pegadizos estribillos, con una gente que se lo toma muy en serio y que además disfruta haciendo esta música, porque la viven y la sienten en primera persona. Y eso ya dice mucho de ellos, aún más en los tiempos que corren, donde el mainstream devora música fugaz de fecha caduca. Una época donde los buenos discos como éste, brillan por su ausencia.

Por eso y por lo que todavía está por llegar, gritemos… ¡larga vida a Zenobia!, ¡larga vida al heavy metal!.

Ver Post >
¡Boxer, siempre rock!
MetalPesado 22-01-2013 | 12:15 | 1

Boxer en el Biribay

Una vez más, Boxer firmaron una gran noche de Rock el pasado sábado en la logroñesa Biribay. Y es que la mítica banda najerina – con sangre fresca en sus filas – nos hizo disfrutar de lo lindo durante un par de horas al más de centenar de fieles que acudimos prestos a escuchar y deleitarnos con sus particulares versiones de los grandes clásicos de Deep Purple, Black Sabbath, Barón Rojo, MSG, Judas Priest, Motorhead,… junto a sus canciones más destacadas de toda la vida ( ‘Buitres’, ‘La maldición’,… ).

Cristina Garoña ( voz ) y Carlos Pardo ( guitarra ) son las dos nuevas y acertadas incorporaciones que recientemente acompañan a los veteranos Javi Nalda ( guitarra ), Pablo Hermosilla ( bajo ) y Enrique Gonzalez ( batería ) en este peculiar e intenso recorrido que realiza el seminal combo por la memoria histórica de la parroquia rockera.

La voz de Cristina me recordó por unos momentos a la gran Azucena ( Santa ), sobre todo en los cortes propios de Boxer. Por otro lado, las seis cuerdas de Carlos nadaron con soltura entre las furiosas aguas del Heavy Rock más puro de la mano de Javi Nalda, éste último un auténtico virtuoso del instrumento que nada tiene que envidiar a los hachas más grandes de nuestro país, como así demostró el sábado sobre las tablas del Biribay. Por otro lado, la incombustible labor de Pablo y Enrique en la base rítmica fue de sobresaliente. Su poderosa actuación ayudó a encumbrar los mágicos momentos que nos regaló esta sensacional banda najerina, cuya pasión por la música se resiste  a tirar la toalla y les mantiene aún con vida veinticinco años después de su creación, en 1988.

Lo dicho, una velada histórica para recordar. Y ya van…

¡Boxer, siempre rock!.

Ver Post >
ACCEPT – Restless & Wild (1982)
MetalPesado 21-01-2013 | 8:30 | 3

Cuando uno tiene cierta edad y lleva unos cuantos años de paseo por la vida,  es grato volver la vista hacia atrás para rememorar esos tiempos pasados, que no se si serán mejores o peores. De lo que estoy seguro, es de que serán irrepetibles e inolvidables.

Desde que un servidor colabora en este blog gracias al inestimable apoyo de Fran Gonzalo, he ido desgranado trocitos de mi historia, que a muchos les han hecho sonreír y algún sentimental como mi ex – compañero Pegaso, a punto ha estado de derramar alguna lagrimilla.

En uno de los artículos que publiqué, “Nuestra movida del 86”, hablaba de las canciones que nos acompañaron en nuestra adolescencia y  ha modo de banda sonora cimentaron no solo nuestra amistad, sino nuestra pasión por mejor música que pueda haber. El Heavy. Ya sea Heavy Metal, Heavy Rock, Hard, Thrash, Speed, Death, Glam, A.O.R, Black……… Música con mayúsculas, por que de todas ellas hemos bebido en algún momento, tratando de saciar nuestra inagotable sed de  decibelios.

Esa banda sonora no solo esta compuesta de canciones sueltas. Nuestra pasión por la música no nos permitía quedarnos con solo un puñado de temas por muy grandes que estos fuesen. Esas canciones formaban parte de unos discos. Nuestras Biblias particulares, a las que profesábamos una devoción que rayaba en lo enfermizo muchas veces.

Todos tenemos discos que por una u otra razón son importantes para nosotros. Bien porque con ellos rememoramos una época, generalmente la adolescencia, que significó el descubrimiento de muchísimas cosas y nos dio la patada definitiva hacia el mundo de los adultos, o por que fueron esos discos los que nos mostraron la música con  mayúsculas y son parte inherente de nuestra vida.

Esos discos con los que crecimos, que nos recuerdan a amigos que se han quedado por el camino, tardes en las salas de billares, logotipos de nuestros grupos favoritos garabateados en los libros de texto……

Discos con los que en mi caso, aprendí a tocar pasando largas horas sentado tras la batería sorda tratando de emular a mis héroes. Discos que compartías con los amigos para después, desmenuzar minuciosamente cada detalle, coros, punteos, frases de bajo. O tratar de buscar la firma de Derek Riggs, autor de las portadas de Iron Maiden, que se escondía en los lugares más recónditos de sus abigarrados dibujos.

Esos discos de los que no nos desprenderíamos por nada del mundo, son nuestros DISCOS TOTALES

 ACCEPT – RESTLESS & WILD

Salva Guillén Etayo

Año 1983. La sequía radiofónica y televisiva era casi total con respecto al rock (el termino heavy estaba en pañales por estos lares). No seria hasta un par de años después que programas de televisión como Tocata emitiesen actuaciones de grupos de música rock, que nos confinaban en casa los sábados por la tarde a costa de tener que soportar toda la morralla que emitían con anterioridad porque nuestros grupos favoritos eran los últimos en aparecer. Como adolescente que era, necesitaba algo más fuerte que los discos que habitualmente escuchaba. Las estridencias del Made in Japan de Purple, aunque me hacían vibrar no eran suficientes para calmar a mis más que aceleradas hormonas. Así que escuchar lo que escuché en los 40 principales ese día parecía la respuesta a todos mis anhelos sónicos. Yo apenas oía la radio,  pero siempre tenia una cinta preparada en la pletina por si acaso habia algo decente que llevarse a los oídos, así que ese día la pongo para ver si suena algo en condiciones, y de repente oigo a la locutora decir “y ahora un poco de autentico heavy metal”, esas palabras me hicieron saltar de la cama hacia la pletina. Así que pulso el rec y cual no es mi sorpresa cuando oigo el famoso ¨aidi aido aha¨ con que empieza “Fast as a Shark”. Después de dedicarle algún exabrupto a la locutora, del tipo, “será puta la tía esta”, pulsé el stop pensando, la imbecil se ha quedado conmigo. No me dio tiempo ni de volverme a sentar, cuando el sobrenatural rugido de Udo da paso a ese inolvidable y legendario riff, antes de escuchar, ¿que era eso? una batería a doscientos por hora, salté hacia la pletina y volví a pulsar el rec para grabar la canción y escuchar alucinado lo que estaba oyendo. Eso era lo que estaba buscando, guitarras a toda tralla, una batería que te golpeaba sin concesión y una voz que parecía venir de las entrañas de la tierra. Cuando se acabó la canción la locutora dijo que el grupo se llamaba Accept y la canción “Rápido como el tiburón”. En aquellos tiempos se traducía todo, hasta en los propios discos venían los títulos traducidos de la canciones debajo de su correspondiente titulo en ingles. El caso es que los días sucesivos no paré de escuchar ese fragmento grabado de la radio hasta que tuve el dinero necesario para comprarme el disco. Ese día fue el 7 de noviembre de 1983. Mi manía por apuntar todo por lo menos me sirve de algo. Mi ingles de por aquel entonces no era de Cambridge, pero si lo suficientemente bueno para saber que tiburón en ingles era Shark. Así que con esa premisa, me dirigí a Discoclub y mirando con ojo experto las carpetas que se hallaban en la sección marcada con una “A”, lo encontré. Bueno o eso supuse. En la portada podía leerse Accept “Restless and Wild” y aparecía un enano rubio con cara de pocos amigos estrangulando al bajista de su banda. Más heavy, imposible. Una vez dada la vuelta al disco, se confirmó mi sospecha. Cara A, canción numero uno, “Fast as a Shark”. Después de soltar las setecientas cincuenta pesetas que costaba, unos cuatro euros y medio para que me entiendan los más jóvenes, lo cual era una pasta, teniendo en cuenta que el  salario mínimo interprofesional en España en ese año era de 32.160 pesetas al mes, es decir, unos 200 euros.

Cuando llegué a casa, lo escuché de cabo a rabo no sin cierta decepción pues esperaba más temas como “Fast as a Shark”, velocidad, tralla a tope, pero el resto de los temas era menos veloces. Pero a la siguiente escucha ya quedó claro que no solo la velocidad significa heavy. Temas potentes como Restless & Wild, Shake Your Head, Neon Nights y el resto de temas que componen el disco no tienen desperdicio. Un disco que me mostró el heavy metal con mayúsculas y que se convirtió en uno de mis preferidos hasta que, una tarde cualquiera de verano, esta vez del 84 y sin otra cosa mejor que hacer que pasear sin rumbo bajo la canícula, entre en la tienda de discos, por el mero hecho de pasar el rato. Aunque esta vez, por si acaso llevaba la cartera llena. Nunca se sabe.

Ojeando disco tras disco, una portada en blanco y negro llamó mi atención, básicamente por que en ella no aparecía el nombre del grupo, ni título ni nada. Así que cogí la carpeta y le di la vuelta para buscar más información y lo veo, Accept, “Balls to the Wall”. Hacia unos meses que me había hecho con su anterior disco y aún lo estaba flipando y me encuentro con este otro. No me lo pensé dos veces.
Salí de la tienda y con paso apremiante, me dirigí a casa.

Desde el primer tema ya se aprecia un notable cambio. Para empezar el sonido era inmensamente superior a su antecesor. Grabado en los estudios en los que lo hacían habitualmente Scorpions, propiedad de Dieter Dierks, la producción corrió a cargo del propio grupo, pero se nota que la compañía había apostado fuerte por ellos. Por otro lado, las canciones sonaban mucho más fáciles, más comerciales sin por ello perder un ápice de la agresividad y potencia de su anterior trabajo. Desde el inicio, con el tema que da título al álbum hasta la balada “Winterdreams” con la que se cierra, el disco no tiene fisuras. Es un disco redondo lo mires por donde lo mires, y me marcó aún más que su anterior trabajo. Me saque  la batería de todos los temas y no me cansé de escucharlo. Este disco les catapultó a la fama, pero sus siguientes obras no estuvieron a la altura. Aún asi estuvieron en la palestra unos cuantos años más, pero nunca alcanzaron el nivel de estos dos trabajos.

Salva Guillén Etayo para Metal Pesado

Ver Post >
Sobre el autor Fran Gonzalo
A ratos documentalista, músico y blogger. Desde 1989 ha puesto sus baquetas al servicio de bandas como Nilo, Barra Libre, Falsa Identidad, Aposento, Silencio Absoluto, Zenobia, Innervoice... Otrora colaborador en los medios especializados Rock Hard, Metals y RafaBasa, también ha dirigido los espacios radiofónicos ‘Metalmorfosis’ en Onda Fuenmayor y ‘Alto Voltaje’ en Punto Radio La Rioja. Además, es autor de los libros ‘Y estalló el Rock. Historia del Heavy Metal en La Rioja’ y Tierra Santa ‘Viviendo un sueño’ (Ediciones 4 de Agosto). En abril de 2016 crea la web Jaleo Riojano, un registro online de formaciones musicales. Actualmente Fran sopla el saxofón en la Escuela Municipal de Música de Logroño.