La Rioja
img
Autor: frangonzalo
Tributando, que es gerundio
img
Fran Gonzalo | 10-10-2016 | 8:35| 0

Escabroso tema: las bandas tributo. Y no entiendo por qué. Bandas tributo han existido siempre. Una orquesta sinfónica es una banda tributo. Una orquesta “de pueblo” es una banda tributo. Una charanga es una banda tributo. Un grupo que incorpora versiones en su set list, también es una banda tributo. ¿Seguimos?.

The Fah Four, banda tributo a The Beatles.

Las bandas emergentes (adjetivo de moda) a menudo señalan a las bandas tributo como causantes de casi todos sus males. A saber: la falta de público en sus conciertos. Pero creo que se equivocan. Además, no olvidemos que no es oro todo lo que reluce y que existen bandas tributo que son más malas que la quina.

La realidad de las nuevas bandas pasa primero por aceptar que el público, soberano, prefiere pagar una entrada por un revival antes que descubrir el talento de sus jóvenes músicos vecinos. ¿Por qué? Porque ya no existe esa inquietud musical por descubrir cosas nuevas. La inmediatez de la tecnología ha cercenado curiosidades e iniciativas.

Una vez digerido este hecho, el segundo paso es pelear con todas esas bandas que llevan décadas sobre los escenarios, con más o menos acierto, cosechando legiones de fieles en desigualdad de condiciones.

A ellos nadie les facilitó el camino. Músicos veteranos que no disponían de internet, ese mágico lugar donde compartes tus novedades y promocionas tus eventos, sin salir de casa. Me refiero a esa prole que se pateaba las discográficas, radios y revistas recibiendo portazos de indiferencia día tras día y que se buscaba la vida para dar bolos en tugurios de mala muerte y encima mal pagados (cuando los pagaban). Aquellos no tenían Pro Tools.

Triunfar en la música ha sido siempre muy complicado. Una empresa casi imposible de alcanzar. Antes los músicos noveles se enfrentaban a los problemas propios de su época y los de ahora, a pesar de los avances tecnológicos, cargan incomprensiblemente contra sus propios compañeros. Esos que deciden tocar canciones de otros.

Trabaja duro en el local, estudia tu instrumento. Sé constante. Disfruta cada segundo del ensayo y del directo. Lo demás, si tiene que llegar, llegará. Pero las bandas tributo no son tu problema.

Ver Post >
Mi vida es una canción
img
Fran Gonzalo | 06-10-2016 | 9:40| 0

Salva-y-Fran

Salva y un servidor de todos ustedes.

Este blog tuvo la suerte de contar con sus escritos en más de una ocasión -como firma invitada- hace algunos años. Me refiero a Salva Guillén Etayo, otrora baterísta de los míticos Amnesia y uno de mis principales referentes juveniles a la hora de aporrear los parches.

Tras su primera incursión en la blogosfera con el recordado ‘Mentalparadise’ y tras un año sabático, Salva está de vuelta y lo hace con un nuevo blog bajo el brazo. Se llama ‘Mi vida es una canción’ y por supuesto, os lo recomiendo al cien por cien. Sus vivencias y singulares anécdotas se mezclan con un sentido musical exquisito. Un espacio virtual de obligada visita para todo aquel melómano que guste de saborear una lectura amena, sincera y divertida. Siempre con la buena música como eje principal de sus historias.

Desde aquí te deseo todo lo mejor en esta nueva aventura, Salva. Y lo más importante de todo, no dejes de escribir nunca. Aunque eso ya lo sabes, compañero.

¡Suerte!.

Ver Post >
La manera de consumir música
img
Fran Gonzalo | 03-10-2016 | 6:06| 0

Guste o no, la manera de consumir música ha cambiado. Aquellos que acumulamos más inviernos recordamos con nostalgia esa mágica sensación que nos azotaba el espíritu cuando le quitábamos el precinto a un vinilo, cassette o L.P. para devorar ávidamente su contenido.

Discoclub, comercio musical logroñés cerrado hace unos años.

Ahora nos bajamos discografías enteras mientras el concepto “álbum” desaparece poco a poco. ¡Qué contrariedad!. La canción, como unidad, tiraniza las tiendas online (porque físicas apenas quedan) mientras nuestros jóvenes socializan adoptando diferentes rituales a la hora de saborear sus artistas favoritos.

Por la parte que me toca anhelo profundamente plantarme delante de un expositor e ir pasando, uno a uno, todos aquellos discos recién salidos de fábrica que nos esperaban a la salida del cole – Maristas -, en aquellos míticos establecimientos de la calle Doctores Castroviejo, a saber: Discoclub, Discóbolo y Miscelánea.

Aquellas pequeñas obras de arte que obteníamos, incluso, escarbando en la serie media y que nos hacían muy felices. También visitábamos otros comercios logroñeses, como Discos Karol, La Traviatta, Tipo, Erviti, T.N.T., Red Hot, Discópolis,… Un enjambre sonoro que nos dió cobijo hasta la llegada del mp3 y el todopoderoso Napster.

A pesar de todo, actualmente la música continúa uniendo a las personas y por siempre será el motor de nuestras almas, aunque ya no nos reunamos en aquellos espacios culturales atrincherados por toneladas de cassettes, cd´s y vinilos, soñando ilusiones.

Que nadie lo dude.

Ver Post >
Hasta siempre, Belén
img
Fran Gonzalo | 29-09-2016 | 4:15| 0

Desde el pasado jueves 18 de agosto, una nueva estrella brilla sobre el firmamento logroñés. Se llamaba Belén y nos ha dejado a la temprana edad de cuarenta y ocho años. Junto a su hermano Josemi regentaba La Cabaña, principal refugio y epicentro del Heavy Metal en la capital riojana a principios de los noventa. En 2012 dediqué un post al recordado establecimiento, lo podeis leer pinchando aquí.

La Cabaña, situada entre las calles Mª Teresa Gil de Gárate y Pérez Galdós, Logroño.

Mis colegas y yo crecimos en aquel bar. Allí tras la barra acostumbraba a recibirnos Belén, dibujando siempre una preciosa sonrisa. Era nuestro amor platónico, no lo niego. Pedíamos lo de siempre: una ronda de ‘sanmigueles’ bien fresquitas, a setenta y cinco pesetas la unidad. Me acordaré toda la vida.

Mojábamos el gaznate mientras sonaban a todo trapo Judas Priest, Ozzy Osbourne, AC/DC, Iron Maiden y un largo etcétera. El ambiente se caldeaba por momentos y a última hora aquello parecía Londres, gracias a la espesa niebla que emanaba del piso superior. ¡Qué tiempos!. Lamentablemente el local cerró sus puertas hace unos años, dejando huérfanos a un buen puñado de cuadrillas que disfrutábamos allí cada fin de semana, encerrados en aquel mítico reducto, escuchando nuestra música favorita.

Logotipo de La Cabaña, realizado por Manu Bazo.

Hoy he sabido del fallecimiento de Belén gracias a Mi Vida es Una Canción, el nuevo blog de mi amigo Salva, otro grande de nuestra escena. Y me he quedado de piedra. No la llegué a conocer más allá de las conversaciones de barra, pero sé que era una buena persona. Eso era lo que transmitía su mirada, una dulzura que no era propia de este mundo, tan bella, que destacaba por encima de tanto decibelio y tanta melena junta.

Belén en el centro de la foto, rodeada de buenos amigos.

Me duele mucho que se haya ido tan pronto. Así que valgan estas humildes líneas para honrar su recuerdo, sonando ‘Stairway to Heaven’ de Led Zeppelin y su cantante Robert Plant, quién explicó en una ocasión que esta canción relata «el comienzo de la primavera, cuando los pájaros hacen sus nidos, cuando empiezan la esperanza y el nuevo año».

Descanse en paz.

Ver Post >
La necesidad de escribir
img
Fran Gonzalo | 28-09-2016 | 12:34| 0

metal pesado logo

Arrastrado por una imperiosa necesidad de escribir, aunque sea a ratos, retomo Metal Pesado. Y lo hago tres años después de cerrarlo en pro de otras aventuras. Unas personales y otras no tanto. Campos, tenías razón.

Los bloggers más veteranos vivimos tiempos mejores hace años, cuando la red de bitácoras no se encontraba consumida por las redes sociales y los contenidos de las grandes marcas. Cuando los lectores de blogs tenían menos distracciones digitales y era más fácil cosechar grandes audiencias. A pesar de todo, porque uno escribe para que lo lean (lo contrario no tendría sentido), juntar letras me sigue apasionando y con el paso del tiempo se ha convertido en algo más de mi ser.

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas y quizás tengan razón. Así que, con mayor o menor acierto, iré soltando lastre musical y lo que se tercie por estos lares, con vuestro permiso. Que para eso está. Para desahogar conciencia y pasar un buen rato.

Quedais avisados, pues quien avisa… no es traidor.

¡Bienvenidos!.

Ver Post >
Sobre el autor Fran Gonzalo
A ratos documentalista, músico y blogger. Desde 1989 ha puesto sus baquetas al servicio de bandas como Nilo, Barra Libre, Falsa Identidad, Aposento, Silencio Absoluto, Zenobia, Innervoice... Otrora colaborador en los medios especializados Rock Hard, Metals y RafaBasa, también ha dirigido los espacios radiofónicos ‘Metalmorfosis’ en Onda Fuenmayor y ‘Alto Voltaje’ en Punto Radio La Rioja. Además, es autor de los libros ‘Y estalló el Rock. Historia del Heavy Metal en La Rioja’ y Tierra Santa ‘Viviendo un sueño’ (Ediciones 4 de Agosto). En abril de 2016 crea la web Jaleo Riojano, un registro online de formaciones musicales. Actualmente Fran sopla el saxofón en la Escuela Municipal de Música de Logroño.