La Rioja

img
Fecha: enero 9, 2013
Muchas conjeturas y… una certeza
Javier Campos 09-01-2013 | 7:50 | 0

“En el PP nos reunimos con mucha gente que viene a contarnos cosas… no sólo de Nova Idea, que nos manifestaron su preocupación al ser implicados en un asunto con el que no tenían nada que ver, sino de exsocios y extrabajadores de Jazz Group, así como de empresas riojanas a las que les deben dinero”. Carlos Cuevas, secretario general del PP, admitía así lo puesto de manifiesto por Julio Revuelta apenas una hora antes (y ello sin tiempo a que medio alguno se hiciese aún eco, lo que no deja de resultar especialmente curioso para alguien que se tiene por periodista): una reunión, en la sede del Partido Popular, entre él y la subcontrata que realizó las esculturas. Reunión cuya fecha ni uno ni otro fueron capaces de precisar, si bien sería antes de las elecciones de mayo del 2011 -entre enero y abril, justo en el transcurso del caso- y a petición de la propia empresa según el propio Cuevas.

El PR+ comparecía ayer después de salir a la luz unas fotografías de las “estaciones de la vid” que, tomadas el 16 de marzo del 2009 -el acta de recepción de las mismas tiene fecha de solo un día después-, forman parte de la demanda de diligencias preliminares admitidas por el Juzgado Nº2 de Vitoria contra Nova Idea Imagen para tratar de esclarecer quién y cómo hizo desaparecer el conjunto escultórico. Y lo hacía por medio de su secretario general, Julio Revuelta, quien aseguró que tras su desaparición estaría “un tercero”. “Nosotros sabemos muchas cosas, pero hay quien sabe muchas más y queremos que las diga”, sentenció el expopular, quien dejó entrever que están inmersos dentro de un proceso para acreditar lo que de momento sospechan -”algo ya tenemos”, adelantó-. “Estamos convencidos del delito de un tercero en todo este asunto, y que lo hizo por interés político”, apuntando de manera velada al PP.

 

Detalle de una de las fotos aparecidas...

 

Al respecto, y sobre la reunión en cuestión entre el PP y Nova Idea, Revuelta dijo que se entendería si hubiese sido “con el alcalde o con algún concejal”, ya sea del Gobierno o de la oposición, pero que con el secretario general de un determinado partido y encima en su sede «no parece lo más adecuado». Cuevas no solo admitió tal encuentro -”tengo reuniones con mucha gente y no recuerdo la fecha”, dijo, a lo que añadió que pudo ser entre enero y abril-, sino que reconoció que precisamente la denuncia del PP sobre el pago por un trabajo no entregado dos años después de su encargo se produjo gracias a los contactos mantenidos con personas relacionadas o afectadas por el caso. Los populares lo hicieron en febrero del 2011 y como culmen a las presuntas «contrataciones irregulares» de PSOE-PR a favor del entramado empresarial de Jazz Group desveladas en enero del mismo año.

“Pediría a los dirigentes del PR un poco de vergüenza porque eran ellos los que contrataban y los que pagaban con el dinero de todos los logroñeses. Que ahora no quieran eludir su responsabilidad y culpar a otros con unas fotografías que no descubren nada, porque ya estaba probado que fueron fabricadas y estuvieron en esa empresa”, aseveró Cuevas, quien invitó a los regionalistas a “expurgar sus culpas devolviendo el dinero pues, de momento, los únicos que han pagado, casi 70.000 euros, han sido los logroñeses”. El PR+, por su parte, aseguró que tras la nueva vía judicial que se abre llegarán hasta el final para “esclarecer por qué han desaparecido”. “El Ayuntamiento, ahora gobernado por el PP, que es quien debería ser el principal interesado porque se sepa la verdad, parece que ha renunciado a ello”, dijo Revuelta.

Ver Post >