#!/bin/php 17.200 viviendas vacías... para vivir | NANAY DE LOGROÑO - Blogs larioja.com

17.200 viviendas vacías… para vivir

 

Comida… para comer. Vestido… para vestir. Trabajo… para trabajar. Si algo envidio de la ingenuidad de los niños, de la que afortunadamente disfruto en casa y que sea por muchos años, es que, guiados por la inocencia propia de tan tiernas edades, asignan a todo su utilidad real. Sentido común, lógica, llamémosle como se quiera, pero es ya de adultos cuando nosotros mismos nos empeñamos en liarlo todo y así nos va…

Siguiendo tal razonamiento la vivienda no puede tener más uso que para vivir. Y es por ello por lo que chirría especialmente que haya gente que no tenga acceso a una vivienda (para vivir, sí) cuando precisamente en Logroño contamos con un piso por cada dos habitantes y, para colmo, uno de cada cinco está vacío.

La situación, pese a ser un problema, no es nueva. Ya en el 2007, antes de que muchos hubiesen llegado a escuchar hablar de la crisis, se daba tal circunstancia. Desde entonces no es que todo siga igual, sino que empeora progresivamente: así, y para ser exactos, la capital regional registra una ratio de una vivienda por cada 1,95 habitantes y una cerrada de cada 4,54… y seguimos cayendo.

¿Problemas de acceso a una vivienda digna y desahucios día sí, día también, con 17.200 pisos cerrados sin nadie viviendo dentro? A mí, que me resisto a crecer, que me lo expliquen. Y de paso que me digan quienes propiciaron y permitieron (unos por acción, otros por omisión) el boom del ladrillo nuevo qué andamio conduce ahora a la rehabilitación del ya colocado (conscientes de que no se puede dejar tirada a la paleta). Rehabilitar… ¿casas? No, políticos, pero mucho me temo que a eso ya no llegamos a tiempo.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.