La Rioja
img
Etiquetas de los Posts ‘

plataforma

'Liberar San Bartolomé' se reactiva
Javier Campos 02-02-2014 | 6:23 | 0

«De momento solo es humo, sí, pero por lo menos que sepan que no huele precisamente a incienso…». El representante del Ateneo Riojano pone voz al sentir que estos días podría servir para reactivar la bautizada hace ahora dos años como plataforma Liberar San Bartolomé, constituida consumado el derribo de la Casa de los Jesuitas y sumida en el sueño de los justos tras la inmediata noticia de que la torre de la iglesia quedaría exenta.

La solución que contempla el esperado plan director de la Villanueva, presentado definitivamente por sus redactores, los arquitectos Álvaro Siza y Juan Miguel Hernández, hace tan solo unas semanas, no parece convencer a algunas de las voces que en el 2011, con el cambio de Gobierno en el Ayuntamiento, se levantaron reclamando un debate en pro de la mejor solución para la zona.

Unas voces que, dicho sea de paso, apenas llegaron a escucharse pues el equipo de Gobierno reaccionó desde un primer momento anunciando estar abierto al diálogo y la buena predisposición para ello de la propia Diócesis, que ya había comenzando incluso las obras para la que sería la nueva sede de Cáritas. «La plataforma nunca desapareció, digamos que se quedó ahí… aletargada, pero vigilante», recuerdan algunos de sus miembros, quienes anuncian que se volverán a retomar los contactos ahora que «sabemos que lo que no dejamos construir a la iglesia lo va a construir la administración».

Representantes del Ateneo y de Amigos de La Rioja, desde donde se informa de «que ya hemos hablado entre nosotros para ver qué vamos a hacer», entienden que lo publicitado no deja de ser una «tomadura de pelo». «Primero se cuelgan la medalla de dejar la torre exenta, luego se fotografían junto a la misma diciendo que se trata de algo provisional, y por último nos dicen que en ese espacio supuestamente recuperado van a levantar pisos», resumen.

 

Solución 'provisional' para la torre de San Bartolomé. / Juan Marín

 

La plataforma Liberar San Bartolomé se constituyó precisamente en su día para abrir una «reflexión profunda» sobre el futuro de la zona… «una reflexión que se quiere cerrar de un plumazo con un plan que aporta dos parkings que no convencen a nadie y una rotonda de dudosa utilidad que aún lo hace menos».

«Consideramos que con lo proyectado volvemos al punto de partida, eso sí, tras habernos gastado un dineral en rehabilitación, catas y permuta…. ¡para este viaje no hacían falta alforjas!», sentencia quien entiende que hemos pasado de una torre «oculta», cuando aún no había salido y permanecía tapada por las construcciones aledañas, a una torre «presa», por la solución provisional que incluye el actual vallado, para terminar con una torre «abrazada», con dos edificios de nueva construcción cuyos usos aún están por determinar.

Despejar la torre, es decir, aislarla para que se vea más no entra en los planes de Siza y Hernández, pero tal vez sí en los de una plataforma que no piensa quedarse de brazos cruzados «siempre y cuando contemos con el apoyo popular». La idea sería que la misma ciudad que rescató ese espacio pida ahora cuentas y exija soluciones al menos en la línea de las prometidas. «No podemos consentir que un espacio supuestamente recuperado para la ciudad y cuya liberación no ha sido gratis se preste ahora a la especulación», aseveran desde la plataforma.

La misma, que mantuvo en su día varias reuniones para poner puntos en común, contaba con el apoyo del Ateneo Riojano, Amigos de La Rioja, el Museo Würth La Rioja, Museo Dinastía Vivanco, la Federación de Asociaciones de Vecinos, la asociación de la Historia de Calahorra, Piedra de Rayo y la asociación Ciudad de Libia de Herramélluri, entre otras.

 

P.D.

Extracto de la información publicada en Diario LA RIOJA y Kiosko y Más.

 

Ver Post >
Una buena noche
Javier Campos 25-12-2012 | 5:48 | 0

Nada más entrar por la puerta, te tienden su mano amiga. Desinteresadamente, sin necesidad de dar más explicaciones que las justas y, sobre todo, sin verte en la obligación de buscar justificaciones que te hagan sentir culpable aun sin serlo. Que si no tendrías que haberlo hecho, que si deberías habértelo pensado mejor, en definitiva, que si no será verdad que has estado viviendo por encima de tus posibilidades.

No hay de qué preocuparse, pues nadie está ahí para juzgarte. Irene, Aurelio, María Jesús, Claudio, Blanca, Helga, Carmen… Son muchos menos de los que uno se imagina ante tan ingente labor, pero, créeme, se bastan y se sobran, si bien es acogido cualquiera dispuesto a ayudar. Puede ser que hayas oído hablar de no sé qué servicio municipal de asesoramiento y mediación para problemas como el tuyo, pero ni te lo pienses… no en vano, ¡hasta los propios Servicios Sociales se saltan la burocracia y desvían los casos más complejos directamente a la PAH! Y es que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de La Rioja va por delante.

A la espera de que nuestros políticos tengan a bien reformar una ley hipotecaria que lleva lo de la ‘ejecución’ por parte de las entidades financieras hasta sus últimas consecuencias, la PAH no espera de brazos cruzados y lo mismo se reúne con un diputado que con el director de un banco. Ofreciendo ejemplo de sociedad civil. Todo sea por dar respuesta a uno de sus miembros sin caridad de por medio, sino por derecho… por justicia. Paralizar los desahucios, lograr la dación en pago e implantar un alquiler social fueron y son sus demandas. Y en un día como hoy la ciudadanía no debería quedarle otra que difundirlas… ¿Acaso no es ésta una buena noche para ello?

Ver Post >
¿Ordenanza cívica? El civismo se aprende, no se impone
Javier Campos 06-11-2010 | 9:25 | 0

“El civismo sólo tiene sentido cuando es libremente asumido, la ciudadanía se aprende no se impone… El civismo se aprende a partir de la convivencia”. El profesor de Antropología Social de la Universidad de Lleida Carles Feixa lo tiene claro. La Plataforma ‘Cívicxs contra la Ordenanza’ también… Pero, ¿y el Ayuntamiento de Logroño?

El pleno municipal acaba de aprobar inicialmente la denominada Ordenanza de Fomento de la Convivencia Ciudadana, más conocida como Ordenanza Cívica: una especie de guía para convertirse en lo que la Administración entiende por ciudadano ejemplar cuya utilidad ya empieza estando en tela de juicio y su eficacia, aplicando el mismo sentido común al que apela con tanta frecuencia la concejala de Medio Ambiente, despierta no pocas dudas.

Dice Concha Arribas sobre el sentido común que “a veces es el más raro de los sentidos” y no le falta razón… La ordenanza en sí es una buena prueba de ello: que sea la Policía Local la encargada de velar por su cumplimiento quedando en sus manos la responsabilidad de graduar la sanción en función del alcance de la infracción no deja de resultar arbitrario.

¿Acaso las multas por conductas como gritar o cantar en la calle dependerán si el agente en cuestión considera que la voz del alborotador no está lo suficientemente afinada? Lo dicho, un despropósito…

Y es que mal vamos si nos tienen que tocar el bolsillo para saber que no se puede orinar en la calle (eso sí, ¿para cuándo una verdadera red de baños públicos?), quemar un contenedor (que al final pagamos todos vía impuestos municipales) o dejar al perro solo en el balcón de casa (¿recuerdan lo sucedido en Valdegastea con el ‘pitbull’ suelto y el vecino que, escopeta en ristre, se tomaba la justicia por su mano -por su dedo habría que decir, que fue con lo que apretó el gatillo- asegurándose de que el can ya no necesitase bozal?).

Lo dicho, mal vamos… Como mal irá la nueva ordenanza si no hay un policía en cada esquina pendiente de que todos seamos ‘políticamente correctos’, al menos lo bastante como para ajustarnos a lo establecido en su texto regulador.

Y como de momento nadie ha anunciado un aumento de la plantilla policial de tales dimensiones, lo más probable es que la ordenanza, esa con la que pretenden mejorar la convivencia entre logroñeses, entre logroñeses y turistas, y entre logroñeses, turistas y animales de compañía, acabe en papel mojado. Tiempo al tiempo…

Yo no me creo que en virtud a una ordenanza se vaya a multar a los ciclistas que circulen por las aceras cuando ya existen normas que hacen lo propio con el peatón que cruza la calle con el semáforo en rojo pero que, en la práctica, nadie cumple ni nadie hace cumplir… ¿O acaso se imaginan a un niño diciéndole a sus padres al llegar a casa que la policía les ha multado por ‘fliparlo’ con el monopatín?

La respuesta, una vez más, está en esa palabra tan en desuso, pasada de moda y con la que la RAE, aprovechando la reunión de esta misma semana en San Millán de la Cogolla, debería comenzar y terminar el diccionario: EDUCACIÓN.

El civismo se aprende, no se impone… En la educación está la solución a la mayor parte de nuestros problemas.

Ver Post >