La Rioja

img
40 kilos, 20 meses
img
Luismi Cámara | 14-12-2016 | 19:22

40 kilos en 20 meses. Así de redondos, así de contundentes. Son los números rotundos que resumen el proceso por el que he pasado en este tiempo. Han transcurrido esos 20 meses desde que el 6 de febrero de 2015 visité a una endocrina para intentar perder peso y comenzar una vida saludable. Entonces, la báscula marcó unos sorprendentes y preocupantes 133,9 kilos, lo que me hizo pensar en que, después de cuatro meses de mi regreso a Logroño, hubo momentos incluso peores antes.
Este 2 de diciembre, 20 meses después, en mi último paso por la consulta de Paula Fernández en el Centro de Nutrición y Dietética Nutrium, la insobornable Tanita marcó 94,2 kilos. Es decir, 39,700 menos que aquel 6 de febrero, y 28 kilos desde el comienzo de ‘Objetivo 25 kilos’. Todo un cambio radical de peso y de vida.
El otro día se me estropeó el móvil. En ese afán que tenemos por salvar tarde y mal lo que no hemos sabido guardar antes, intenté sacar todas las fotos y demás archivos que estaban en la memoria del teléfono. Yo no pude, pero el técnico de Movistar (muy simpático y dispuesto él, casi tanto como el atento encargado que me echó una mano fuera incluso de su jornada laboral –es lo que tiene contar con buenos amigos-, muy agradecido yo) logró rescatar todas las fotos acumuladas durante demasiado tiempo.
Tenía entonces que pasarlas a un disco duro externo que no había utilizado mucho últimamente. Al comprobar si tenía espacio suficiente, descubrí fotos que habían caído en el saco del olvido. Unas graciosas, otras emotivas, otras alucinantes, y algunas esclarecedoras de cómo había ido mi proceso de ‘agrandamiento’ en Madrid.

A la izquierda, en mayo de 2008. A la derecha, en diciembre de 2016.

A la izquierda, en mayo de 2008. A la derecha, en diciembre de 2016.


Yo creía que había engordado poco a poco hasta ganar esos 40 kilos que recuerdo constantemente, pero las evidencias gráficas decían que el ensanchamiento había sido más rápido y abrupto. No hay más que ver la foto que acompaña a este post. El de la espada de madera soy yo en una visita a Toledo. Está hecha en Mayo de 2008. Yo llegué a Madrid en agosto de 2005, por lo que mi aumento de peso es evidente que fue bastante más rápido de lo que pensaba. No sé si entonces pesaba 134 kilos, pero es obvio que en los años posteriores aún llegué a acumular una mochila todavía más pesada.
La definición más gráfica de cómo estaba entonces la dio mi hermana: “Pareces Don Pimpón”, me dijo desde el cariño más aplastante. No te faltaba razón, Leticia.
Ha pasado ya mucho tiempo y, gracias a Objetivo 25 kilos, a mis dos ángeles –Paula y Roberto Molina-, a Nutrium y a todos los miembros del Centro de Fisioterapia y Medicina Deportiva Las Gaunas, el cambio es manifiesto.
Son muchos los pasos dados hacia esta transformación en muchos aspectos (em alimentación, en deporte, en la actitud, psicológica y mental, en la atención médica y fisioterapéutica…). Sólo hay que ver la imagen que compara aquel lejano mayo de 2008 con la otra, realizada hace una semana, durante el I Boot Camp (circuito militar adaptado para civiles) que organizó el Centro Las Gaunas.
Ni yo mismo he sido consciente de que se haya producido este cambio tan radical. Pero es más que incuestionable visualmente…y mentalmente. De hecho, ese Boot Camp se celebró el 6 de diciembre a las 9 de la mañana… y yo tenía cena de equipo la noche anterior con mis compañeros del Fit Energy de la Liga Municipal de baloncesto. Admito que estaba a eso de las 4.30 de la mañana camino a casa después de una noche de excesos, pero este proyecto tiene un factor que es muy importante: el compromiso. Tenía claro que, pasara lo que pasara, iba a estar ahí a las 9 en punto. Y ahí estuve. Cumplí como pude, me esforcé, me divertí, disfruté, sufrí dos días las agujetas y ya estoy esperando el siguiente Boot Camp.
Y sigo aprendiendo de Roberto, de Paula, de todos. Hablamos de un proyecto a un año vista. Han pasado seis meses y el primer objetivo ya se ha logrado: perder 25 kilos. El reto de estos seis siguientes es doble: mantenerse, fortalecer y acabar la media maratón de Diario LA RIOJA el 28 de mayo de 2017. Eso requerirá más disciplina, más esfuerzos pero, por vez primera, me veo capaz de cumplir con mis propósitos para un nuevo año. Sigue Objetivo 25 kilos. ¡¡¡El reto continúa!!!