La Rioja
img
¡Cumpleaño feliz!
img
Luismi Cámara | 13-06-2017 | 17:09

 

velaEl 14 de junio de 2016. Ese día comenzó ‘Objetivo 25 kilos’ en la consulta de Paula Fernández en el Centro de Nutrición y Dietética Nutrium. Con 122,2 kilos y un porcentaje de grasa corporal de 42,3% -calificado como una obesidad de grado I– no era yo precisamente un ejemplo a seguir. Más bien era un caso claro de aspirante a sufrir alguna enfermedad cardiovascular.
Justo entonces, después de mucho tiempo sin practicar deporte y dedicado a una vida sedentaria, Roberto Molina comenzó a buscar la fórmula para comenzar a despertar mi cuerpo poco a poco, sin dañarlo, activando una masa desacostumbrada al movimiento. Durante doce meses, el Centro de Fisioterapia y Medicina Deportiva Las Gaunas se ha convertido en casi una segunda casa en la que me han cuidado y mimado.
Con Paula a los mandos de la nutrición, sin imposiciones, educándome con consejos, y con Roberto dirigiendo mis pasos deportivos fueron cayendo las horas, los días, las semanas, los, meses. Y ya hemos alcanzado el año juntos, mucho tiempo pasado y una nueva vida.

Entonces el objetivo era alcanzar una vida sana, con hábitos saludable alimenticios y deportivos. 365 días después, la meta no cambia. De hecho, no hay una pancarta final. Lo que perseguíamos era mantenerlo en el tiempo. Y en ello estamos.
Un año después, me veo con 30 kilos menos, con unos índices saludables de grasa, con una media maratón finalizada, con la Behobia-San Sebastián en el horizonte como próximo reto y con las lecciones recibidas relativamente asentadas y asimiladas.
¿Quién me lo iba a decir en ese ya lejano junio? Mis ángeles apostaron con los ojos cerrados, sabiendo que se podían estrellar contra un muro. Sin garantías, compraron acciones de un producto perdedor que ellos mismos se han encargado de convertir en un éxito.
Ahora toca seguir adelante, continuar mirando al frente y mantener las rutinas adquiridas.
Objetivo 25 kilos está cumplido, pero el reto avanza y busca nuevos horizontes… ¡Actitud On!