La Rioja
img
Cenas pesadas
img
Luismi Cámara | 14-03-2018 | 17:29

DOCU_GRUPOUna de las principales causas de mi recaída ha sido el descontrol en las cenas. Mi vida, en general, hace que mi día acabe a unas horas un tanto tardías. La consecuencia, que cenaba tarde y sin orden. Volví a caer en error de comer lo primero que pillaba y, pese a que mi frigorífico es un ‘recinto casi sano’, algo de embutidos y lácteos siempre hay por ahí. Y esto es precisamente lo fácil cuando hay pocas ganas de cocinar y bastantes de comer.
Eso, sumado a un descenso de mi actividad deportiva, da las claves del aumento de peso. Se rompió la ecuación de quemar más que lo que se come.
Así que Paula Fernández me puso deberes ya en mi primer paso por el Centro de Nutrición y Dietética Nutrium  para retomar las buenas costumbres.
Antes, como siempre, buscó el lado positivo a este nuevo esfuerzo y lo focalizó en dos puntos:
-si lo vuelvo a intentar, vuelvo a asumir una responsabilidad;
-después del primer proceso, ya sabemos dónde está la piedra del camino.
Los deberes están basados en una palabra fundamental: PLANIFICACIÓN.

1-Planificación de cenas: Papel y boli para organizar los menús y hacer la lista de la compra; después, preparación previa para que, cuando llegue a casa, no haya más que calentar o aliñar y así evitar las tentaciones de la pereza.
Para ayudarme, me pasó este listado de Cenas sencillas y saludables que aparecen al final del post.
2-Planificación de deporte: también con papel y boli. Aquí le llegará el turno de hacer caso a Roberto Molina que, además de la sesión semanal en el Centro de Fisioterapia y Medicina Deportiva Las Gaunas, ya me dijo que tocaba a coger rutina de otras dos sesiones por mi cuenta.
3-Más frutas, menos lácteos grasos.

Y en ello estoy…

cenas11