#!/bin/php Penalti y expulsión

La UD Logroñés repite guión y pierde otra vez; la SD Logroñés regresa con triunfo

Un error suele conllevar un gol. En el caso de la UD Logroñés es una afirmación, no una posibilidad. Pero cuando además en la misma jugada el error es doble resulta imposible que el rival no lo aproveche. Y eso le ha pasado con el Zamora. Moisés perdió el balón al borde del área y se lo llevó Alberto Prada. Quedó suelto y Zubiri intento despejar. El cuero se quedó suelto de nuevo y Prada fusiló a Miguel. El balón entró por su palo. Se le podrá echar la culpa al cancerbero, pero Prada le pegó a romper y le salió perfecto. Gol y victoria.

El Zamora fue mejor que la UD Logroñés en la segunda mitad y pudo adelantarse si Dalmau hubiera estado más vivo en el uno contra uno con Miguel (muy bien aquí el portero) o Jorge Hernández hubiese acertado, pero también es verdad que ese mismo Zamora no existió en el primer periodo y que la UD Logroñés es, además, un equipo sin fortuna, aunque esto no quiere decir que no tenga muchas carencias.

Ardanaz, por dos veces, y Ubis pudieron marcar en el primer periodo, pero no lo hicieron. Ya en el segundo, José Carlos Gil mandó el balón a la grada cuando era casi más fácil empujar el cuero a la red. Hubiera sido el 1-0. Pero Goñi también pudo adelantar a su equipo; o Iriarte. Nada de nada. El balón llegó a pasearse por la línea de gol después de que Ubis peinase el cuero en el primer palo. Javi Herreros no llegó. Como tampoco anduvo ágil Barrón en otro balón al segundo palo. Pensó y se enredó cuando la jugada demandaba reaccionar con rapidez. O Ubis, que se metió en el área tras una pared y cuando ya se visualizaba el gol se cruzó un central y despejó el disparo. Ocasiones. Errores. Mala fortuna. Como quieran. Derrota. No es el que Zamora sea mucho mejor que la UDL, pero rentabiliza mejor sus goles. Suma diez más a favor y ha encajado diez menos que los riojanos. Esa es la diferencia. En el juego, por lo visto, no.

El futuro pasa por Cultural, en León, y Racing, SD Logroñés y Compostela, los tres en Las Gaunas. Algunos establecen la salvación en los 42 puntos. Habrá que ver.

La buena nota de la tarde la deja la SD Logroñés. Un gol de Laencina le ha dado los tres puntos. Paradójicamente, cuando más de uno aventuraba que el equipo de Abadía se metería en descenso, éste ha dado un golpe sobre la mesa. La clasificación es ya más fiable. 35 puntos. Sigue en Promoción, pero marca de cerca (un punto) al Coruxo y se aleja un poco más de la zona de descenso. Por delante queda Noja (Las Gaunas), Tropezón, UD Logroñés (Las Gaunas) y Ourense

Julen Iriarte y Barrón dan el triunfo a la UD Logroñés en Guijuelo

Nueve minutos. Eso es lo que necesitó la UD Logroñés para evitar la derrota en Guijuelo y, sobre todo, para ganar en tierras salmantinas (1-2). Esa es la UD Logroñés. Imprevisible. Capaz de lo mejor y de lo peor, de echar a la gente de Las Gaunas y de provocar asombro desde la distancia. Dos tantos de Julen Iriarte y de Alain Barrón en los minuos 78 y 87, respectivamente, permiten a los riojanos alcanzar los 39 puntos y aventajar en ocho al Caudal, que marca el descenso.
Fue un partido de alternativas. Los dos tuvieron sus ocasiones. El Guijuelo tuvo el gol en la mano en la primera mitad, pero Antonio Pino estrelló el cuero en el larguero; Jaime Moreno, que regresaba a su tierra, marcó poco después, pero el colegiado anuló el tanto. Aun así, los riojanos, con el citado Moreno y Javi Rodríguez en las bandas, vieron como Antonio Pino superaba a Miguel a la salida de un saque de esquina y anotaba. Uno más en su cuenta. La UD Logroñés se temía la peor. Entre sus virtudes, la de remontar partidos no es habitual, pero la historia también se puede modidicar.
Raúl LLona movió piezas. La entrada de Barrón resultó capital. Antes, Julen Iriarte aprovechó un balón suelto para marcar. Empate y trece minutos por delante. Las tablas hacían mucho daño a los locales, que aspiran a jugar la promoción de ascenso. Pero la herida se transformaría en mortal cuando el propio Alain Barrón se hacía con el balón en la medular, ponía dirección a la portería, se iba de todos y superaba a Wilfred. Gol. El banquillo blanquirrojo se echaba al campo. Había dado la vuelta al marcador en nueve minutos. La UD Logroñés en esencia pura. Ahora sólo queda esperar a ver qué cara muestra ante el Zamora el próximo domingo.

El Avilés explota las debilidades de la UD Logroñés

Un gol de Borja Prieto en el minuto 2 finiquitó el partido de Las Gaunas, donde la UD Logroñés volvió a naugrafar a pesar de que, tras el tanto, ofreció buenas sensaciones, aunque resultaron ser pasajeras. Los riojanos tuvieron dos clarisimas ocasiones para empatar y adelantarse, pero Ibai Ardanaz se topó con el poste derecho, en el primer periodo, y Eduardo Ubis no empujó a la red un buen servicio de Iriarte, ya en cuando las prisas eran mayores. En el escaso haber del Avilés se incluye también un disparo al larguero de Omar Sampedro en un contragolpe sin culminar de cuatro contra dos cuando ya moría el duelo.

Sin emgargo, la derrota se minimiza, si es posible, por los resultados de terceros equipos. Si bien ganar en Las Gaunas hubiera supuesto poner nueve puntos de diferencia con el descenso a falta de dieciocho por disputar, las derrotas del Tropezón (35 puntos),  Celta (30 puntos) y el empate entre Coruxo y Caudal (30 puntos los dos) le permiten mantener su nivel de oxígeno. En esa pelea está también la SD Logroñés (32 puntos), que perdió en Oviedo el sábado y este próximo fin de semana descansará.

Al margen de números, hay una realidad palpable. A la UD Logroñés le falta profundidad y capacidad de reacción. Tras el gol, jugó, dominió, encerró al Avilés, pero no tiene remate ni gente que asuste arriba. Ayer Ubis asumió las labores de ariete, pero cuando el juego es en corto y por el centro, todo es más previsible, porque los futbolistas no tienen la precisión que demanda este concepto. Pero es que no hay bandas. Es un mal de toda la temporada. Ni abren el campo ni son capaces de ganar la espalda a los lateral con balones al espacio. Demasiado previsible y, desde luego, un suplicio para los jugadores de creación, que no tienen vías para mover el esférico. Si a ello le sumas que en el primer ataque encajas un gol con balón a la espalda del centro de la zaga, el resultado es evidente: derrota. Y el resultado, y el fútbol, calan en una afición agotada por el fútbol logroñés. En la casa andan preocupados por la escasa afluencia, pero el aficionado está cansado de esta  historia.

Lo primero es la permanencia. Lo segundo, pensar en el futuro y comenzar a planificarlo. En este equipo sobrará gente y faltará. Es la ley del fútbol. Ha renovado Iñigo Zubiri. Bien hecho. Del técnico no se sabe nada. Ayer estuvo viendo a la UDL juvenil lograr la permanencia en División de Honor. Estaba junto a Pedro Martínez, presidente.

Iñigo Zubiri renueva su contrato con la UD Logroñés hasta julio del 2016

Iñigo Zubiri, en el centro, junto a Juanjo Guerreros, directivo, y Pedro Martínez, presidente

La Unión Deportiva Logroñés ha llegado a un acuerdo con Iñigo Zubiri (18/07/1994, Lodosa, Navarra) para renovar su contrato por dos temporadas, hasta el verano del  2016. Según informa la entidad, “con esta segunda renovación”, el club “ha empezado a sentar las bases del que será un nuevo proyecto deportivo de cara a la temporada 2014-2015″. Los responsables blanquirrojos indican que la continuidad de Zubiri se enmarca dentro de su apuesta “por un proyecto basado en la continuidad, la cantera y el futuro de la gente joven unido a los valores positivos de sacrificio, trabajo, entrega y dedicación”. “Es el primer paso para seguir formando un equipo de presente y futuro”, añade.

Iñigo Zubiri se incorporó al primer equipo en verano, después de lograr el ascenso a la máxima Juvenil División de Honor. Tras varias semanas, contando a todos los efectos para el cuerpo técnico, pasó a ser oficialmente nuevo jugador del primer equipo, en calidad sub’23. Zubiri ha participado en 13 partidos de los 29 disputados con un total de 980 minutos sobre el césped. Entre sus virtudes, amén de su juventud, destaca su polivalencia, como ha quedado palpable al jugar en todas las demarcaciones de la defensa: en ambos laterales y en su centro. Zubiri se suma así a un futuro equipo que ya cuenta con Miguel Martínez en la portería y Javier Herreros en la zaga.  

El Caudal hunde a la UD Logroñés en ocho minutos y gracias a dos penaltis

Dos penaltis en ocho minutos privaron a la UD Logroñés de la victoria sobre el Caudal de Mieres (1-2) . Dos penas máximas para examinar, en especial la primera, que además del gol supuso la expulsión de Raúl Llona. Los riojanos, que acariciaban los 35 puntos se quedan con 36, con seis de ventaja respecto al descenso.

La actuación del colegiado Suberbiola Zuñiga no fue la mejor, pero esos dos goles no esconden el mal partido que los riojanos cuajaron, a la altura de su adversario. Aun así, y después de una primera mitad para olvidar, Javi Herreros adelantó al equipo local con un testarazo en los primeros minutos del segundo periodo. Se animó el equipo con más espacios y tuvo el segundo gol en un mano a mano de Barrón con Javi Díaz y en otra acción que protagonizaron Ardanaz y Goñi, pero en la que el último pase no fue el mejor.

De disfrutar de una semana tranquila, la UD Logroñés comienza a pensar en el Ourense con más presión de la que pensaba, ya que después del discurrir del mes de febrero, los riojanos contaban con acabar esta racha de partidos accesibles con 8 puntos y se quedan con un botín de 5. Escaso a tenor de los adversarios.

La UD Logroñés regresa a la liga con un empate ante el Burgos

Es una evidencia. La UD Logroñés necesitan muchas ocasiones para hacer gol. Otros equipos, menos. Es así. Los riojanos regresaron a la competición con un empate ante el Burgos. Ubis, que pudo marcar un triplete, se quedó en un único gol porque Aurreko le sacó dos manos impresionantes. Para eso están los porteros. El Burgos disparó en dos ocasiones entre los tres palos y una de ellas acabó en gol. Un golazo de Arkaitz.

Los riojanos fueron muy superiores en el la primera mitad, mientras que en la segunda cedieron terreno a su adversario. Después de varias llegadas por banda, fue la velocidad de Barrón la que propició el gol de Ubis, que jugó de segunda punta por detrás de Iriarte. El capitán aceptó el regaló de Barrón y superó al portero castellano.

La segunda mitad fue mucho más equilibrada. El Burgos saltó más ambicioso. La UD Logroñés llegó y llegó hasta el último suspiro, pero se topó con Aurreko. Más estirado, el once visitante intentó cercar la portería de Miguel, aunque fue con un disparo desde la frontal del área como superó al cancerbero local. Balón imparable.

Desde León tampoco llegan buenas noticias. La SD Logroñés ha perdido con la Cultural y se queda con 27 puntos, uno de ventaja sobre la promoción de permanencia y dos sobre el descenso, si bien el Coruxo tiene un partido menos. La UD Logroñés suma 28 puntos.

Un domingo negro para la UD Logroñés… y para la SD Logroñés

Y la UD Logroñés perdió. 1-4. No mereció tanto castigo, pero la superioridad del Oviedo es evidente. Individual y colectivamente. Los riojanos se adelantaron en el marcador gracias a un gol de Goñi, pero en el instante en el que Javi Hernández empató el duelo al rematar a la salida de un saque de esquina se derrumbaron. Luego Señé puso la calidad para adelantar a los ovetenses y Sergio García se aprovechó de dos errores para convertir una victoria trabajada en una goleada que con los datos en la mano son incontestables.

Ha sido una tarde de errores y un equipo al que le cuesta tanto marcar no se puede permitir el lujo ni de fallar ni de desconcentrarse. Antes de marcar, Llona cambió  su dibujo y quizá visto el vídeo no lo haría. Con Ubis y Julen Iriarte sobre el campo, Ibai pasó a juagr en banda y los riojanos perdieron el campo. Moisés estaba condicionado en su trajajo por una tarjeta. El Oviedo empató y creció. La medular fue suya  ante el vacío local. Llegó el segundo, magnífico de Señé y ya los logroñéses desaparecieron por complejo. Es con si los galgos se hubieran convertido en tortugas. Sin sitio y sin fuerzas. Más cuestión mental que de cuerpo, pero la que juega es la cabeza. Al final, Ubis acabó en la banda we Ibai por el centro.

Hubo protestas en Las Gaunas. Contra el equipo y contra la directiva. El equipo da lo que da. El Oviedo ha ganado porque es una plantilla muy superior. La UDL puede competir si está concentrado y tiene suerte. Gol no tiene. Y carencias, sí. La vaca da lo que da. Y lo vio Félix Revuelta, que con el paso de los años ha rebajado sus pretensiones, al igual que la afición que comenzó apoyándole ha mermado. Y también protestó la afición por pagar diez euros para ver el partido. Resultado al margen, no era el mejor partido para hacer pagar a los socios. Se necsitaba gente en Las Gaunas, aunque tampoco va a ir mucha más. Está demostrado. Y puestos a querer hacer taquilla, se puede penalizar al que no es fiel, pero no al que retira su abono. Quizá en otro momento, con el equipo más arriba, echarse la mano al bolsillo duele menos. De Oviedo llegaron unos 260 espectadores. Bien es cierto, que está ciudad está abonadada a la cultura de lo barato o gratis, sobre todo gratis, desde hace muchos años. Marcos Eguizábal pudo decirlo una y mil veces cuando soportó al equipo durante muchos años en Primera con el 99,9% de las acciones.

Tercer error. Los incidentes que se vivieron a primera hora de la tarde en la calle Huesca y en la Plaza Primero de Mayo. El fútbol como protagonista de incidentes. No se entiende que a alguien le apetezca andar pegándose por la calle y no tomar un buen vermú y prepararse para acudir al fútbol. Lamentable.

Cierre a una semana convulsa. Unos quieren recuperar el Logroñés; otros aparecen en escena años después por si es algo más que una intención. Esta próxima semana habrá más movientos y sólo el tiempo los calificará de exitosos o de fracasos. Es la realidad. Porque en este mal domingo, la Sociedad también ha perdido, en Guijuelo, y ocupa puesto de promoción. A los dos equipos se les va a hacer la segunda vuelta muy larga. La Unión descansa la próxima semana, pero el varapalo ha sido duro después de ofrecer un muy buen fútbol ante el Racing de Ferrol y ganar en Gijón. La próxima cita unionista será en quince días en Las Gaunas, contra el Burgos. Será interesante ver la respuesta del público. La Sociedad volverá al Municipal el domingo frente al Zamora.

Los diez días más largos para el viejo Logroñés

«Me pronunciaré antes de que finalice este mes de enero». Es 21 de enero del 2009. El Club Deportivo Logroñés Sociedad Anónima Deportiva vive en fase de liquidación a petición propia. La frase corresponde al juez José Carlos Orga, que ha heredado el expediente. Esta decisión llega tres días después de que la entidad haya sido descendida a Regional Preferente por no comparecer por segunda vez a un partido de Liga. Concretamente, al que estaba citado el domingo 18 de enero en Navarrete, frente al Tedeón. Su anterior incumplimiento deportivo tiene como invitado al Calasancio. Los blanquirrojos tampoco acudieron días antes al compromiso de La Estrella. Es el principio del fin. El enésimo en los años más tristes y convulsos del histórico Logroñés. Javier Sánchez es la cara visible de esta despedida, con Juan Hortelano en segundo plano y como miembro destacado de una nómina escrita también con pluma política y en la que se incluyen nombres como los de Julio Jiménez, Fernando Villamor, José Luis Martín Berrocal, José Ángel Zalba, Luis Oliver y un largo etcétera de directivos y presidentes que tomaron el relevo a Marcos Eguizábal en el año 1996, con la entidad en Primera y a punto de comenzar una Odisea en Las Gaunas.

¿Cuanto costaría sacar al Logroñés del Juzgado limpio de deuda?

Toda la información, este martes 21 de enero en Diario La Rioja

El gol le da la espalda a la UD Logroñés

El gol. Maldito gol. Sin duda alguna, se ha convertido en el gran problema de la UD Logroñés. Le cuesta horrores marcar y cuando lo consigue no es capaz de rentabilizarlo acorde a sus méritos. La UDL ha empatado con el Racing de Ferrol (2-2) en Las Gaunas. Injusto empate, pero real. Visto el partido, nadie puede decir que entre ambos conjuntos haya diez puntos de distancia y que los gallegos vivan en zona de promoción de ascenso y los riojanos coqueteen con el descenso. Pero es la realidad. De nada sirve jugar bien, ser muy superior al rival si fallas en ambas áreas. En una, porque no aprovechas las ocasiones y en la otra porque regalas. Es la ley de fútbol. Nadie dijo que sea justa, pero es su máxima.

En quince minutos, del 61 al 76, la UD Logroñés pudo marcar seis goles, pero no marcó ninguno. Javi Rodríguez fue el primero, pero Camacho atrapó con problemas junto al poste derecho; Barrón puso un balón paralelo a la línea de gol que nadie remató; Goñi remató de cabeza dentro del área pequeña. Camacho blocó; el balón de Ibai Ardanaz acarició el palo izquierdo; Barrón aprovechó un mal despeje de Camacho (como en el primer gol del Racing), pero el balón se perdió junto al palo derecho; y para rematar la faena, ni Iriarte ni Goñi acertaron a empujar el cuero con Camacho superado en otro balón paralelo a la línea de gol. Seis y ninguna aprovechada. Así es casi imposible ganar un partido.

A esas seis clarísimas ocasasiones, la UDL sumó dos goles. El primero, de cabeza de Ubis; el segundo, de Goñi, tras un espectacular control dentro del área. ¿Y el Racing? Poco por no decir nada. Necesitó dos disparos para marcar. Ni más ni menos. Cien por cien. Empató Marcos Álvarez después de una mala salida y peor despeje de Miguel, que dejó el balón a los pies del gallego. Gol desde fuera del área. Idéntico al que vivió Barrón en el segundo periodo, pero que no acabó en la red; y el segundo, tanto de Manu Barreiro después de un saque de esquina local y de un pésimo balance defensivo. Todos hacía la izquierdo dejando libre toda la mitad derecha. Dos errores, dos goles. Ocho ocasiones de gol muy claras a favor, dos goles. Son las cuentas del dictador del fútbol. Diferente es el juego. La UD Logroñés quiere jugar y juega. Pero en ocasiones. Si tuviera esta continuidad a lo largo de la Liga, si situación sería muy diferente. Continuidad y un goleador con instinto. No lo hay. Ni lo uno ni lo otro.

A la UD Logroñés se le apagan las luces en Santiago de Compostela

Esta claro que a la UD Logroñés no se le dan bien jugar contra equipos de la zona baja de la tabla. El equipo riojano ha perdido 2-0 en San Lázaro, frente al Compostela, equipo que estaba en plaza de promoción hasta esta jornada. Dos goles de Joselu, de penalti, y de Jordan en el segundo periodo acabaron con un partido que los riojanos deben olvidar cuanto antes. Finalizan el año con 2 puntos de ventaja sobre la promoción, seis sobre el descenso, pero dejando la sensación de haber desperdiciado muchas oportunidades en esta primera vuelta de la Liga.
El compromiso estuvo casi una hora suspendido por un apagón de luz que se produjo cuando se habían consumido diez minutos del segundo periodo. Los jugadores ser marcharon a vestuarios, volvieron al césped y reanudaron el duelo. Poco después, Ormazábal cometía una pena máxima que Joselu aprovechaba para adelantar a su equipo. Sin apenas tiempo para recomponerse, los riojanos encajaron el segundo tanto y con él una nueva derrota.
Pero no es la primera vez que la UDL no saca rendimiento de un equipo mal clasificado. En sus derrotas se anotan como vencedores Coruxo, que suma 16 puntos; Celta, 21 y que fue muy superior en Las Gaunas; o Tropezón, también con 21 puntos.
La Liga para por Navidad y no se reanudarán hasta el primer fin de semana de enero, con la UDL frente al Celta de Vigo.

La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.