«La máquina de escribir», un poema de Antonio Fernández Molina

 

La máquina de escribir
es igual que una habitación.
La máquina de escribir
es como pipa de fumar.
La máquina de escribir
anda a lo largo del pasillo
como una criada coqueta.
Dan ganas de invitarla a pasear,
dan ganas de invitarla a bailar.
Se arregla el moño cada día
se coloca el sujetador,
se coloca el suéter y una falda
y se marcha a la playa.
Ta-ta, ta, ta, ta, ta-ta,
ta-ta, ta, ta, ta, ta-ta.
La máquina de escribir empieza:
Estimado señor, estimado señor.
La máquina de escribir dice: Sí, sí.
La máquina de escribir dice: Veremos;
o, no sé; o, tal vez; o, acaso no;
o, en las presentes circunstancias;
o, sin duda habrá que considerarlo;
o, no hay más remedio que pensarlo.
Y la máquina de escribir piensa
en salir galopando por la montaña,
en ser una máquina de coser,
en ser una lavadora,
en ser una plancha automática,
y no puede ser, y no puede ser.
Hasta ahora no ha podido ser.
Verbi gratia laringobis
ta-ta, ta-ta, ta-ta.
Verbi gratia consumatur
ta-ta, ta-ta, ta-ta.
De un lado a otro de la habitación
la mesita se desliza,
quiere ser ola en el mar,
quiere ser anca de rana,
él y ella quiere ser,
se peina muy de mañana,
tempranito, tempranito.
Y por las tardes también
se asoma por los cristales
soñadora, soñadora
y dice adiós a un camión
ta-ta, ta, ta-ta, ta
que hace poco aplastó a un gato.
¡Mi i i i i i i , iii aaaU!
ta-ta, ta, ta-ta.

 

Antonio Fernández Molina, Breve antología poética (Ediciones del 4 de Agosto, 2013).
Prólogo y selección de Raúl Herrero.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.