Tag ‘ blues’

Un poema sin título de Antonio Gamoneda

  Las uñas de animales inexistentes arrancan nuestros ojos en los sueños. Así es la noche.   Antonio Gamoneda, Arden las pérdidas (Tusquets, 2003).  

«[Ha venido tu lengua; está en mi boca]», un poema de Antonio Gamoneda

  Ha venido tu lengua; está en mi boca como una fruta en la melancolía. Ten piedad en mi boca: liba, lame, amor mío, la sombra.   Antonio Gamoneda, Libro del frío (Siruela, 1992).

«Agosto Octubre», un poema de Víctor Gato Cid

  Caben muchos meses en una calurosa noche de verano, todo el deseo en unas poca horas sofocantes. Es Agosto. Ojalá fuera Octubre.   Agosto Octubre es también el título del último EP publicado por la banda de Víctor, Distryto 13. Distryto 13 regresa en esta primera mitad de año a los escenarios nacionales (elige

«Blues de la piedad», una canción de Cazuza y Roberto Frejat

  Ahora yo voy a cantar para los miserables que vagan por el mundo derrotados A esas semillas mal contadas que ya nacen con cara de abortadas Para las personas de alma bien pequeña revolviendo pequeños problemas Queriendo siempre aquello que no tienen Para quien ve la luz mas no ilumina sus mini certezas Vive

«Blues», un poema de Manuel Rivas

  Só a noite é o paraíso: dormen os homes. Os soños abren las xanelas e lámbense as feridas nas praias e nas beiras dos ríos. Os soños cantan coa gorxa xeada. Como esclavos, fan tocar os tambores.   Sólo la noche es el paraíso: duermen los hombres. Los sueños abren las ventanas y se

«Deconstrucciones ferroviarias I», un poema de Andrés Fisher

La imposibilidad de aprehender el paisaje en su totalidad no debería establecer una limitación en la cognición del conjunto al menos porque: i. la visión fragmentaria de la realidad ayuda a cuestionarla, a modularla: a psicoactivarla. ii. la suposición azarosa de secuencias de un encuadre es tan válida como a quietud de un plano general.

«Blues de la gorda», un poema de Edwin Madrid

Cuando uno es joven cree que puede echar la casa por la ventana, eso me pasó con la gorda y desde el primer momento le empecé a cortejar. Me has hecho recordar a mi bien amada Janis Joplin, le dije; y era verdad, desde que empezó a cantar se convirtió en la atracción de la

«Frutos extraños», un poema de Abel Meeropol

Los árboles del Sur tienen frutos extraños. Sangre en las hojas y sangre en las raíces. Cuerpos negros balanceándose con la brisa del sur. Extraños frutos colgando de los álamos. Una escena pastoral del Sur galante, los ojos fuera de sus cuencas y la boca torcida, aroma de las magnolias, dulce y fresco, entonces, el

«God’s Gonna Cut You Down» + «Folsom Prison Blues» del gran Johnny Cash

«La luna debajo del brazo», Quique González

La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.