Tag ‘ círculo’

«La línea de ruptura», un poema de Jacques Dupin

  Destruir la escritura de este espacio opresivo y perderse escribiéndolo para la indivisión en el fuego contra el letargo de las fuentes las migas del festín están de pie sobre el mantel irreprochable mimando lo que vuelve ejemplar su execración, el “yo” hostigador y plural, diezmado se mezcla con el agua legamosa de las

«Amen», un poema de Luciana Reif

  En Cali conocí a una mujer que tenía la habilidad de rezar con una sola mano. Para sentirse más cerca de dios le bastaba con hundir sus dedos bien profundo debajo de su falda Rezaba de día rezaba de noche en el nombre del padre del hijo y del espíritu santo. Amén  

«Oficio de la mortaja», un poema de Lêdo Ivo

  Futuro, el vivo yace dentro del muerto y su mano inmóvil no fustiga las moscas circundantes, ni las flores reales y metafóricas que lo rodean. El hombre muerto desvive y forja la fábula de una tumba cambiada en luz y altura. Las moscas abren las alas para verlo pasar en dirección a la eternidad.

«Teoría de la distancia “del lunes se debe hablar el lunes…”», un poema de Izet Sarajlić

  La teoría de la distancia fue inventada por los eternos rezagados los que nunca arriesgan nada. Yo soy de aquellos que consideran que el lunes se debe hablar el lunes; el martes podría ser ya demasiado tarde. Naturalmente, es difícil escribir poesía en el sótano mientras arriba vuelan las granadas. Hay algo más difícil

«Pequeño círculo de gentes…», un fragmento de José Antonio Labordeta

  Llevo seis años golpeando puertas, llamando a editoriales, y las respuestas son siempre las mismas, da lo mismo que vengan de Ariola que de CBS. Y seis años de hacer canciones se resumen en cerca de treinta temas compuestos. Me atraviesa una enorme desgana y durante el año ni una sola canción va a

«Madrigal», un poema de José García Nieto

  Porque te hice de la nada, de la sorpresa y el deseo, de la carne de las palabras y con la forma de los sueños, y porque sólo una mirada, sólo un temblor entre mis dedos eres, y por mis labios pasas dándole alivio a mi destierro, en la alta noche me amenazan tus

«II», un poema de Guillermo de Jorge

  mi cuerpo : espacio donde existías antes de tu llegada; único lugar donde siempre tú y la posibilidad de la vida.   Guillermo de Jorge, Corporeidad de la luz (Idea, 2008).

Un poema sin título de Rafael José Muñoz

  La vida entera se me fue en su día, En su hora blanca, en su pefil rocío. La vida, ese cotejo que fue mío, Se la dejé a su flor y a su rocía. Ella, que se empinaba de grandía, de perfumes akaba en mi dordío; y se vuela y se va. Y en

«Madriguera», un poema de Rafael Espejo

  Al alba, con el sol, la humareda subía de la tierra como el vaho de un horno. Carlos Martínez Rivas Desde las mantas, como vapor de horno, sube su aliento rancio en la mañana: huele a barro el regusto lechoso y fermentado de su sueño en la boca. Como hilillo de baba seca en

Un poema sin título de Esther Ramón

  En la caseta colindante el encierro de un caballo.   En el charco la mirada de una valla blanca que espera el salto.   De Esther Ramón, Sales (Amargord, 2011).

La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.