Tag ‘ cuarenta’

«Viajes», un poema de Rocío Arana

  Mi corazón doméstico y descalzo, de andar por casa, de mirar el fuego con su magia primera, de paisajes interiores; ventanas y ventanas, mi corazón que duerme por el día, que siente la llamada de las tres tiendas, que no se quiere levantar y vuelve al escenario cada noche, mirándote mirar me quedaría toda

Distryto 13 presenta en directo su último trabajo «Cuarenta noches…» en El Dorado

Viernes, 16 de marzo de 2011 | 23.30 h. El Dorado (C/ Portales nº 81 ) | Logroño Distryto 13 presenta su último trabajo «Cuarenta noches…» en Logroño Distryto 13 no abandona los escenarios en 2012 y sigue presentando “Cuarenta noches…”, el primer álbum largo de estudio de los madrileños. El escenario del Café Bar El

«En los bolsillos», un poema de Bosko Iniesta

  Los niños de mi generación perdían la inocencia al descubrir que papá noel y los reyes magos y el ratoncito pérez eran sus amados padres… A mí, en cambio, me duró hasta la primera lección de anatomía en conocimiento del medio. 4º de primaria y, de repente, descubro que junto al bazo, el hígado,

«Cuarenta pulgadas», un poema de Bosko I.

  He fundido las noches y los días, he quemado mi tiempo de dieciocho quilates, mientras mis pupilas de cuarenta pulgadas veían desaparecer el último copo de nieve de encima del lavabo del último bar… Veinticuatro años en blanco, blanco como el blanco polvo que aspiro en mi opel corsa blanco, o sobre la blanca

«James Cook reconoce su muerte en la playa de Kou-Rou-A (14-2-1779)», un poema de Fernando Quiñones

«El capitán Cook hizo un segundo disparo, esta vez con bala, y mató a un nativo de elevado rango. Hubo entonces un ataque en masa, al que respondieron los marinos ingleses con disparos de fusilería, así como los hombres de los botes. Nuestro infortunado capitán fue visto por última vez a orillas de la playa,

«Memorias corporales», un poema de Fernando Quiñones

Marta la que lloraba al despedirse. Mariana con un lucero en el muslo. Paca la de Arcos, que se llevaba la noche en una cesta. Antonia de ojos inviolables, áspera María Luisa de Zamora junto al silbido de los trenes, ¡ah Extremeña de bata roja y boca pálida, Manolita la Verde tocando en la noche

Voltaire vindicado

«No hace mucho tiempo, el caballero Roginante, gentilhombre de Ferrara que quería hacerse una colección de cuadros de la escuela flamenca, se fue de comprar a Amsterdam. Regateó el precio de un cristo bastante bonito de la tienda del señor Vandergru: ‘¿Es posible, le dijo el ferrarés al bátavo, que vos, que no sois cristiano

La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.