Tag ‘ gijón’

«De agudo mal el golpe no esperado», un soneto de Gaspar Melchor de Jovellanos

  De agudo mal el golpe no esperado asusta, Clori, tu preciosa vida; y al mirarte doliente y afligida mi enfermo corazón tiembla asustado. Dos veces con influjo porfiado ejerce el mal su saña enfurecida, una turbando mi alma dolorida, otra afligiendo tu ánimo angustiado. ¿Cuál, Clori, de las dos, pues la inclemencia del mal

«Las noticias de las 08:00», un poema de Sofía Castañón

  El mundo es muy exigente. No hay que perder de vista a los chinos a los indios a los árabes, porque son más productivos. Trabajan y trabajan y no quieren esos lujos nuestros. Vacaciones. Tiempo. El mundo es ahora muy exigente y Europa se rompió el otro día. Mantenemos entonces los ojos abiertos a

«La soledad», un poema de Francisco Umbral

23-IV-2001. Hablo de soledad porque estoy solo. Soledad es un pez que nada el tiempo, la soledad es una puerta abierta que da a puertas abiertas y vacías. No es ausencia de gente el estar solo. Es ausencia de mí entre la gente. El que no está soy yo, y ellos no saben, soledad es

«Huele a salitre», un poema de Luciano Castañón

  Estas ellas y estos ellos también son personas, pero con sumisión, sexo, harapos y edad indefinible. Escasas de dinero y con más indigencia que descanso, trasladan los peces muertos —caja o cesto o balde de la cabeza en lo cimero— desde la Rula a las bodegas que pueblan las estrechas —y muy redondamente deshuesadas—

enBlanco: diario de grabación #2

19/11/2010. A las 10.00 h. comenzamos la jornada. Por parte de enBlanco está, lógicamente, Héctor, a la batería, y ojeando para que todo esté en orden Gorka y un servidor. Descansar le ha venido bien e imparable y exigente, a las 13.16 h., Héctor da por concluido su trabajo. Dan está contento, nosotros un poco

«Yo mismo en el espejo», un poema de Pelayo Fueyo

Desconocidos entre desconocidos, Un extraño me espía en los espejos. J. L. García Martín I Todas las sensaciones de este cuerpo por un tiempo y espacio, y el modo de encauzar tantas visiones sin perder estos ojos, me convierten en símbolo de mí ?de mi esencia mostrada? en carne temblorosa de una estatua que me

Tríptico del optimismo III

Poema incluido en Últimas cartas a Kansas (La Bella Varsovia, 2oo8). Palabra y voz: Sofía Castañón Imagen: Juan Tizón (Señor Paraguas, 2010)

«La vida internacional» de Roger Wolfe

Palma de Mallorca. Castillo-Hotel Son Vida. Lujo extremo. Esto es lo que solía llamarse la «vida internacional». Antes de la globalización, por supuesto; antes de que viajara hasta el gato. En el cuarto de baño, un cartelito: «He puesto lo mejor de mí misma para preparar su habitación». Firma Isabel. ¡Ah, Isabel! ¡Lo mejor de

Un poema sin título de Sofía Castañón

Familia fue aquello que se rompió por una herencia o un chisme, un rumor vecinal —estos pueblos pequeños, esas vidas vacías, ya se sabe— y nadie lloró desde entonces al morirse un primo o un hermano. Unamuno ya nos avisó de los estragos de Caín: un siglo después este país sigue apretando demasiado al dar