Tag ‘ introducción’

«Los cisnes son las alas del alma», un poema de Juan Eduardo Cirlot

  Los cisnes son las alas de las almas, las alas de las alas, las alas de las almas de las alas, los álamos del alma, las almas de los álamos, las alas de las almas de los álamos las almas de los álamos del alma, las almas de las almas, las alas en las

«Exhumaciones», un poema de Juan Eduardo Cirlot

Transito por lugares de abandono y contemplo las fosas desoladas. Las aguas de la noche han descendido a estas costas humildes, deprimidas. Todo está convertido en un lamento sin nombre, acurrucado, irreparable. Los dioses yacen mudos como esclavos, lamiendo el oro rosa y el estiércol. Lentamente yo busco entre las piedras una llama de aquel

«Poema de domingo» de Serafina Núñez

En la antigua pereza del domingo la casa lentamente se recuesta. Cada esquina su luz en oro acrece, va la vida tejiendo sus moradas y abanicos de frío agazapado esparcen el breve polvo de mis días. Mis máscaras deshago, voy por sueños al pozo oculto que descifra el alma. De Serafina Núñez en VV.AA. Álbum

«Triste oficio», un poema de Marilyn Bobes

Poetisas, dijeron. Serán tibias y falsas y pequeñas. Aunque seres livianos, no tomarán altura porque son imperfectas, pero si alguna toca en la palabra como el burro en la flauta, postulemos que es mucho hombre esa mujer y no que es mucha mujer un ser humano. (No una mujer nacida de la sombra donde seremos

Unos epigramas de Luis Felipe Vivanco

1. Un López Tu cabeza es soltera sin sexo utilizable como bombo y platillo Tampoco hay que olvidar tu vaso de elección o indudable servicio de orinar religioso Cubícala y reponte de un exceso de cifras augurales cuando tantos banquetes pesan con disimulo de miembros amputados 2. Otro López Presumiendo gimnástico y armónico partes desconectado