Tag ‘ mano’

Ay, la mano…

  Ya lo decía Arthur Rimbaud: La mano que maneja la pluma vale tanto como la que conduce el arado.    

«Declaración sobre la escritura», un poema de Flòbert Zapata

  Las palabras son hilos con los que tejes una red. Frente al papel en blanco comienzas tu trabajo. Pero los hilos no siempre te obedecen: se revientan, se enredan, son insuficientes, muy gruesos o demasiado delgados, su textura no es la apropiada, no los encuentras del color que necesitas, su tono no es el

«La mano de Schidoni», un poema de Giambattista Marino

  Toma el hielo y la luz, ellos son sólo los temerosos poderes oscuros de la sombra; son también la palidez de muerte, la condición indispensable, la mezcla extraña; Toma lo que rescates de la oscuridad en el rastro negro, el dolor y la oscuridad se entrelazan la amargura amada, el nunca anhelaba la suerte,

«Mano tendida», un poema de Pedro Lastra

  ¿Quién te exilió de mí, o me exilié yo mismo como de mi tierra? Fue un día lobo, un día tigre fue de oscuras madrigueras, o acaso un día halcón, ave de presa y no de cetrería que te diera el alcance y te trajera a mi mano tendida. Se borraron las líneas de

«Una mano extraña», un poema de Miguel Ángel Curiel

  Mano de otro. Incluso cuando escribo con ella es la de otro. No sé de quién es mi mano. La miro y hace lo contrario de lo que le ordeno, y cuando escribo va más rápido que yo. Escribe para alejarse de mí.   Miguel Ángel Curiel, Los sumergidos (Almud, 2011).

Un poema sin título de Glauce Baldovin

  No eligió el silencio. Quizás desde niña alguien la fue empujando. Alguien que dijo no te tires al suelo no saltes a la soga No toques ese gato. Alguien que hablaba mucho. Que no escuchaba ¿Quién sabe? Sólo ella lo sabe. O no lo sabe. Y deambula por los puentes Se para en las

«Las líneas de la mano», un poema de Joseba Sarrionandia

  El arado de la vida trazó los surcos de nuestras palmas y en ellos residen todos nuestros caminos. Ahí están las calles de las ciudades que recorreremos, ahí las doncellas llorosas y los bueyes bermejos, ahí los trenes interminables y ballenas con un arpón clavado, ahí las carreras de los rinocerontes al otro lado

«Blues», un poema de Manuel Rivas

  Só a noite é o paraíso: dormen os homes. Os soños abren las xanelas e lámbense as feridas nas praias e nas beiras dos ríos. Os soños cantan coa gorxa xeada. Como esclavos, fan tocar os tambores.   Sólo la noche es el paraíso: duermen los hombres. Los sueños abren las ventanas y se

«XXI», un poema de Benito del Pliego

Justificas tu vida Ahora más allá de dedo alguno justificas tu vida Lo que se hundió se hundió todo se vuelca: junturas de una ruptura Allá Abajo junto a las hediondas hierbas hacedoras del petróleo Allá Abajo Formación de un solo bloque catedral sin peso se hunde te desgarra hacia un afable fondo de petróleo

«Huelga», un poema de Gioconda Belli

Quiero una huelga donde vayamos todos. Una huelga de brazos, piernas, de cabellos, una huelga naciendo en cada cuerpo. Quiero una huelga de obreros de palomas de chóferes de flores de técnicos de niños de médicos de mujeres. Quiero una huelga grande, que hasta el amor alcance. Una huelga donde todo se detenga, el reloj

La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.