Tag ‘ norte’

«Mi tiempo, padre…», un poema de Víctor Sandoval

  Mi tiempo, padre: Himnos de guerra y tableteo de metralletas. Lo estoy viviendo apenas pero lo estoy viviendo. Soy el aire del arquero y su brazo. Te veo escribiendo tus poemas, como éste, padre, como éste. ¿Para qué, para quiénes? ¿Para quiénes abres tu cartapacio, tu horrenda máquina de escribir como dentadura postiza? A

«Retrato desde el fondo de la calle», un poema de Augusto Olarte

  Tú, que traes las sombras, embajador de la tormenta final, hombre minúsculo, mezquino, diminuto, poco, lívido bajo el arnés sacerdotal; tan diminuto que necesitas todo un dios que te rellene; héroe inventado de un tierra inventada, paladín de un mundo que agoniza, borrego de hierro, arcángel de carnaval, de mirada incandescente, de fusil incandescente,

La poesía de Carlos Aganzo y la de Eduardo Pérez protagonizan el próximo jueves de Agosto Clandestino

JUEVES 30 DE AGOSTO DE 2012 | 20.00 H. IRJ (INSTITUTO RIOJANO DE LA JUVENTUD) | LOGROÑO LA MUSICALIDAD DE CARLOS AGANZO Y LA POESÍA DE LO COTIDIANO DE EDUARDO PÉREZ EN AGOSTO CLANDESTINO  En el acto se presentarán los libros Técnica mixta. de Carlos Aganzo y Paso de peatones de Eduardo Pérez, los dos publicados

«VI», un poema de Carlos Aganzo

  Como erupción de vida en los desmontes de la primavera, las amapolas gozan del aroma apacible del instante. No se acuerdan de ayer y saben que mañana no está escrito en los planes del verano. Quién pudiera, inconscientes amapolas, afrontar cada día ignorando el perfume de la muerte.   Carlos Aganzo, Las flautas de

«Puente de sueños», un poema de Carlos Aganzo

  Hay un puente de sueños que une las hazañas de los hombres con el sacrificio secreto de los héroes, y sobre él los brazos que se elevan, los brazos del que sabe que no hay victoria si no es para los otros ni derrota sino para uno mismo.   Carlos Aganzo, Caídos ángeles (Algaida,

«El herrero de Ituren», un poema de Gabriel Celaya

  (Variación sobre «Ituringo Arotza») El herrero de Ituren, Joxe Ramón Iribas, le ha dicho a su mujer: -Vete a buscar el Santo, que lo tengo que fundir para hacer unas esquilas. -¡Hombre, hombre!, ¿lo has pensado? ¿No será eso un gran pecado? -Las esquilas hacen falta, ¿y para qué sirve el santo? Joxe Ramón en

«Plaza del mundo», un poema de Ramiro Fonte

  Tantas veces canté tu profundo vacío de teatro, que hace del hombre gárgola indefensa en la turbia plenitud de las auroras pero no dije dónde. Fui estancado río y llegué junto a ti; fui feliz en las estaciones de la flor y buscaba tus noches. sabedor me sé de cierta inclinación que tengo hacia

Macho: «La plaga del siglo XXI»

Escribiendo en mi cuarto. Track 9 de La plaga del siglo XXI nuevo álbum de Macho.

«Deconstrucciones ferroviarias I», un poema de Andrés Fisher

La imposibilidad de aprehender el paisaje en su totalidad no debería establecer una limitación en la cognición del conjunto al menos porque: i. la visión fragmentaria de la realidad ayuda a cuestionarla, a modularla: a psicoactivarla. ii. la suposición azarosa de secuencias de un encuadre es tan válida como a quietud de un plano general.

Un haiku de Rafael Fombellida

Ciegan los copos el camino. Ya nunca sabré quién fui. De Rafael Fombellida, Montaña roja (Prensas Universitarias de Zaragoza, 2008).

La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.