Tag ‘ vida’

«La máquina de escribir», un poema de Antonio Fernández Molina

  La máquina de escribir es igual que una habitación. La máquina de escribir es como pipa de fumar. La máquina de escribir anda a lo largo del pasillo como una criada coqueta. Dan ganas de invitarla a pasear, dan ganas de invitarla a bailar. Se arregla el moño cada día se coloca el sujetador,

«Marzo», un poema de Eloy Sánchez Rosillo

  PENSANDO EN MARZO En su momento, marzo volverá, según los calendarios nos indican. Y no es que piense yo que no sea cierto que ha de ocurrir su vuelta. Sin embargo, cuánto lo echo de menos esta tarde de mediados de enero. Se diría fábula en la memoria e ilusión de todo el bien

«A Roque», un poema de Mario Benedetti

  Llegaste temprano al buen humor al amor cantado al amor decantado llegaste temprano al ron fraterno a las revoluciones cada vez que te arrancaban del mundo no había calabozo que te viniera bien asomabas el alma por entre los barrotes y no bien los barrotes se afojaban turbados aprovechabas para librar el cuerpo usabas

«Mañana de sábado», un poema de Joaquín Juan Penalva

  En el patio, juegan los niños al fútbol, al baloncesto, a la vida… y todo sigue su curso. Los observo desde la ventana del segundo piso; me siento en la mesa del profesor, en mi mesa, sobre la tarima, rodeado de nada: los corredores vacíos, el aula en silencio… pero, de repente, todos regresan

Un poema sin título de Eduardo Milán

  hora de decir no con los dedos hora de decir tartamudeó el habla sonó, cortó el desierto hora cortada desierto paró, que lo parió la hora arena, que negó la parte  

«Contra la verosimilitud», un poema chino del siglo XI

  Judgar una pintura por su verosimilitud denota el nivel mental de un niño. Si un poema se escribe como debe ser escrito, puedo asegurarte que esto no es un poeta.   En Textos de estética taoísta. Selección y prólogo de Luis Racionero. Ediciones de Bolsillo. Barcelona, 1975, p. 187. Citado en T.S. Norio, De

«Mañana será una canción», un poema de Vicent Andrés Estellés

  Ab dol, ab gauig, ab mal, ab sanitat. Pere March Animal de recuerdos, lento y triste animal, ya no vives, sólo recuerdas. Ya no vives, sólo recuerdas haber vivido alguna vez en alguna parte. Felicidad suprema, la hora de escribir los versos. No los versos astillados, apresurados, que escribías, sino los versos solemnes —¿solemnes?—

«Miedo», un poema de Raymond Carver

  Miedo de ver un coche de la policía pararse delante de casa. Miedo de dormirme por la noche. Miedo de no dormirme. Miedo de que resurja el pasado. Miedo de que el presente emprenda el vuelo. Miedo al teléfono que suena en medio de la noche. Miedo a las tormentas eléctricas. Miedo a la

«La vida», un poema de Pietro Metastasio

  ¿Por qué la vida nos parece bella? ¿Qué placer nos ofrece mientras dura, si no hay edad ni condición en ella que dolor no se vuelva y amargura? Niños, un ademán nos intimida; juguete somos en la edad florida de la fortuna y del amor insano; y al fin, cubiertos de cabello cano, abrumados

«Jueves clandestinos», un poema de José Antonio Labordeta

  Los jueves por la tarde las visitas acudían a casa como viejas gaviotas fatigadas. Mamá nos preparaba, engalanados, para los turbios besos de las viejas visitas desdentadas. Con nuestros escapularios de la Virgen del Carmen y engominados a tope nuestros cabellos las tardes nos parecían una tortura insoportable. Durante más de una hora chismorreaban

La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.