La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

Logroño

El reencuentro con Extremoduro, lo que nos espera en Logroño
mirocklloeselblog 26-05-2014 | 6:24 | 0

16 de mayo del 2014 – Zaragoza, Pabellón Príncipe Felipe

Para cientos de riojanos, la fecha del 26 de septiembre está marcada en el calendario: será la noche en la que Extremoduro arriben en el Palacio de los Deportes de Logroño. Es una de las treinta y seis fechas en grandes recintos de la gira más gigante del rock de este año, en la que Robe Iniesta y los suyos presentan su último disco, ‘Para todos los públicos’.

La expectación en todo el país es máxima, como muestran las más de 125.000 entradas anticipadas que ya han vendido a pesar de rehuir de la promoción mediática. Y como evidenciaron en la primera noche de la gira los 9.200 entregados seguidores que llenaron el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza, primera cita tras dos años sin actuar que muchos riojanos no nos quisimos perder.

Pese al deseo de la banda de ser puntuales, la fila que rodeaba todavía el Palacio minutos antes de las 22.00 obligó a retrasar el inicio. Pero la espera se olvidó cuando comenzó a sonar ‘Al cantar’, el himno de los Platero que todo el público coreó con emoción. Se apagan las luces, el griterío de bienvenida es ensordecedor y un vigilante del puerto observa el puerto marítimo al que están a punto de llegar Extremoduro. Es entonces cuando podemos admirar el espectacular montaje de esta gira, lejos de su sobriedad habitual: el escenario emula a un muelle de carga con decenas de contenedores de mercancía apilados. Y ahí llega uno nuevo, a base de pesados riffs de guitarra y una base rítmica alrededor de ‘Extraterrestre’. Se abre el contenedor y el público estalla al reencontrarse con Extremoduro.

Por esas cosas de la primera noche, en la que todo está a prueba y los nervios afloran, la guitarra de Robe falla. Iñaki ‘Uhoho’ solea a las seis cuerdas y Colino y Cantera improvisan una base hasta que se solucionan los problemas, Robe se asoma al frente del enorme escenario y saluda con un grito a su público. “Me juego el tipo mirándote a los ojos”… y todos recitan ‘Sol de invierno’ en el estallido inicial del concierto.

Entre el público, que trasciende más allá del rock, todas las edades: los más jóvenes apretándose en las primeras filas, sabiéndose cada verso, sobre todo de las últimas obras; a medida que avanza el Pabellón, los más curtidos, aquellos que se toparon con la banda en los primeros 90 o los que se vieron embrujados a finales de esa década, con las obras que los catapultaron. ‘Entre interiores’ del último disco y el emocionante himno ‘La vereda de la puerta de atrás’ crean la total simbiosis ya entre banda y público. Es una noche especial, de reencuentro, y también de aniversario: Robe sonríe cuando le cantan el ‘Cumpleaños feliz’.

Como es habitual en la banda, el concierto tiene dos partes bien diferenciadas. En la primera, se sumergen sobre todo en sus tres últimos trabajos -recorriendo prácticamente completo el último- además de un tema inédito que Robe pidió que nadie grabara con el móvil para que sea un regalo cada noche, medios tiempos de mayores desarrollos instrumentales y guiños progresivos que arropan su cruda visión poética, temas recitados por todos y que tienen a su servicio un espectacular juego de luces, además del poderoso sonido y una banda comunicativa con su gente; en la segunda, tras el habitual descanso de 20 minutos, se suceden un puñado de clásicos que todos esperan –siempre se echa de menos alguno- y que provocan la absoluta algarabía entre pista y grada, convertidas en una absoluta fiesta.

En esa última parte, la voz desgarrada de Robe comulga con un público que le recita cada palabra con piel de gallina; admira la destreza y sentimiento de Iñaki ‘Uhoho’, que se recorre el escenario multiplicando la energía; Cantera y Colina marcan una base contundente y puntual; y Félix a la tercera guitarra y percusión y Aiert al teclado incorporan los matices que precisa cada tema.

Con el pabellón enloquecido en ‘Ama y ensancha el alma’, ‘El camino de las utopías (el pájaro azul)’ es la sentida despedida. Con la ovación del pabellón, Robe descuelga su guitarra, recorre las primeras filas y saluda a todo el pabellón con la mano en el corazón, de verdad. Dos años después, el regreso de Extremoduro deja una noche de emoción, de locura, de fiesta… tenemos por delante una gira de las que no se olvidan.

Ver Post >
Letz Zep, el intenso viaje al corazón del Zeppelin
mirocklloeselblog 04-02-2014 | 9:04 | 1

Cuando les premiamos con una estruendosa ovación en el final del ‘Inmigrant song’ que sacudió nuestras cabezas tras dos horas de exhibición y sentimiento, a muchos de los que llenamos el Biribay en la noche de este domingo nos vino una pregunta a la cabeza: si lo de Letz Zep fue una barbaridad musical, ¿cómo fue vivir aquellos conciertos abrasadores de los 70 con los verdaderos Led Zeppelin, con su maestría y esa colección de maravillas musicales que son fundamentales en el legado de la historia de la música?

En la proliferación de bandas tributo de los últimos años –un síntoma más de la grave crisis musical-, pocas tienen sentido. Una de ellas es la británica Letz Zep, considerada la mejor banda tributo a los Zeppelin y de quienes el propio Robert Plant ha dicho que “viéndoles me veo a mí mismo en escena”.

Los riojanos tuvimos la fortuna de que una de las diecisiete fechas de su gira nacional recalara este 2 de febrero en el Biribay Jazz Club de la mano de la promotora Boogy Music. Tras varias visitas a nuestro país, cada vez con más éxito, Letz Zep anunciaron que en ésta honrarían los 45 años de los dos primeros e históricos álbumes de los Zeppelin, publicados el 12 de enero de 1969 y el 22 de octubre de ese año respectivamente alumbrando el sonido heavy desde el blues y pasando a la historia como dos de los álbumes más influyentes.

Con esa premisa, y el Biribay abarrotado de un público de todas las edades, desde jóvenes a curtidos veteranos, la descarga de Letz Zep arrancó como lo hace la discografía de los Zeppelin, con la enérgica ‘Good times, bad times’ (I). Y desde el principio, el sonido fue perfecto y contundente y la banda se mostró en imagen, gestos y, sobre todo, interpretación como una fiel revisión de los originales. De hecho, Andy Gray vestía la misma imagen que el Jimmy Page del mil veces visionado ‘The song remains the same’.

‘Heartbreaker’ (II), ‘Living loving maid (she’s just a woman)’ (II) y ‘Ramble on’ (II) enlazaban un inicio rockero en el que Billy Kulke alcanzaba los registros de Robert Plant y jugaba con desparpajo con el público, chapurreando castellano; Benjy Reid ‘el Vikingo’ se mostraba como un enloquecido batería totalmente embriagado del legado de John Bonham; y Steve Turner, como el mismo John Paul Jones, fortalecía sin excesos la retaguardia con su bajo y teclado.

Tras el poderoso inicio, el concierto entró en zona intensa y desgarradora, con unos arrebatadores ‘Babe, I’m gonna leave you’ (I), ‘Dazed and confused’ (I) con el solo con arco de violín de Gray incluido emulando al del extenso de Page, y ‘What is and what should never be’ (II) con un feliz viaje al riff embriagador de ‘Hoy many more times’ (I), temas de extensas exhibiciones instrumentales, mucho sentimiento y público absolutamente atrapado. Una absoluta salvajada musical con parte del mejor legado de la historia musical.

Turner se sentaba al teclado para rubricar ‘Thank you’ (II), en la que la intensidad mágica de la noche siguió en ascenso. La exhibición continuó con la instrumental ‘Moby dick’ (II), en la que Reid se marcó un bestial solo de batería. Como comentó un amigo, para versionar a Led Zeppelin tienes que tener a un grandísimo batería, porque Bonham fue el mejor. Y Reid estuvo a la altura con su larga melena rubia y su contundencia y velocidad.

La calentísima ‘Whole lotta love’ (II) ponía el final a la actuación, pero el público reclamó con fervor más. El bis alcanzó a las dos siguientes obras maestras de Zeppelin, gozando todos de tres himnos monumentales: la coreadísima ‘Black dog’ (IV), la emocionante ‘Stairways to heaven’ (IV) con Gray empuñando la Gibson Les Paul de doble mástil y la frenética ‘Rock n’ roll’ (IV). Con la sala rendida a Letz Zep, Kulke preguntó qué queríamos. ‘Kashmir’, ‘Achiles last stand’, ‘In my time of dying’… pedimos de todo, pero esa noche no se iban a salir de los álbumes numéricos, Turner dio un paso adelante y atacó el riff icónico de ‘Inmigrant song’, volviendo loco al público. Un final apoteósico para un concierto inolvidable, que nos hizo viajar por algo más de dos horas al corazón de la historia de la música, al corazón del Zeppelin.

Ver Post >
Ratos de Porao, la autenticidad brutal
mirocklloeselblog 02-07-2013 | 12:17 | 0

Biribay Jazz Club de Logroño, 27 de junio del 2013

Hay un ingrediente fundamental en la música que es la autenticidad. Es el requisito básico para convencer al público, aunque hay muchas bandas que una vez han conseguido el éxito prescinden de él para poner el piloto automático y seguir funcionando por la inercia del talonario gracias a un repertorio nacido de ese primer espíritu. Por fortuna, hay bandas que lo mantienen intacto pese al paso de los años, a la ausencia de éxito o cualquier revés que les llegue.

En el último jueves de junio, el Biribay Jazz Club se volvió a convertir en un refugio irreductible de esa sensación. Con 32 años de crudo underground a sus espaldas, los brasileiros Ratos de Porao pisaban La Rioja para regalarnos otro de esos conciertos que no se olvidan, una carnicería de rabiosos harcore-punk y grindcore que hizo las delicias de un público heterogéneo –desde punks a metaleros- que llenó la pista de un pogo bestial.

Abrieron la noche los logroñeses Matanza, una de las sorpresas de la temporada en la música extrema riojana. Death metal de la vieja escuela, crudo, sin concesiones y sin pulir, con ritmos aplastantes destrozacuellos guiados por una rotunda ejecución musical y la imponente presencia y voz gutural de Morbid. Tras disfrutarlos una vez más, ya tenemos ganas de una grabación que muestre la fuerza avasalladora de la banda.

Entre los que gozaron de Matanza estuvo el Gordo, el cantante de Ratos. Pese a ser una banda con nombre en la escena musical, se mostraron muy cercanos al público, antes, durante y después del concierto. Esos detalles de mostrarse como uno más del público engrandecen.

Tras el cambio de instrumentos, llegaba el turno de los brasileiros. ‘Contando os mortes’ iniciaba una descarga rabiosa, acelerada, que salía de las tripas cabreadas de quien no cree en el sistema establecido. La imagen la mostró el Gordo cuando al ver una bandera brasileira entre el público dejó claro que ellos no creen en ningún nacionalismo sino en la gente. Y a su gente se entregaron sin control. Y el público respondió de una manera alocada, montando un pogo constante sobre la pista del Biribay.

Rabia adrenalítica arriba y abajo del escenario regalaban una estampa que remontaba a lustros pasados. Y es que el underground es así, se mantiene intacto y puro. Con 32 años de caña a sus espaldas, como recordó el Gordo, daba gusto ver a la banda sonreír y pasarlo en grande mientras lanzaba un repertorio hiriente, ácido y veloz. ¡Todo era de verdad! Repasaron sus diversas etapas y lograron los momentos de mayor desquicio con clasicazos como ‘Crucificados pelo sistema’, ‘Morrer’ o ‘Beber até morrer’ (tema que Gordo se toma muy en serio). Tras echar 24 temas en cincuenta y pocos minutos, la peña pidió más y se lo dieron… Y tras el bis, en un guiño que nos dejó sorprendidos, Gordo se fue a la barra a pedir y dejó a la banda haciendo una jam de blues-rock que quedó a las antípodas de la velocidad brutal que reinó una gran y auténtica noche.

Ver Post >
DEPEDRO HOY EN LOGROÑO
mirocklloeselblog 30-05-2013 | 4:45 | 0

Depedro, proyecto musical de Jairo Zavala, actúa esta noche (jueves 30 de mayo de 2013) en el Biribay Jazz Club de Logroño.

***

El concierto forma parte de la gira de presentación de su último disco ’La increible historia de un hombre bueno’, publicado el 9 de abril.

 ***

La apertura de puertas está prevista a las 22 horas.

***

Las entradas cuestan 15 euros anticipadas (Santos Ochoa, Biribay y www.ticketea.com ) y 18 en taquilla.

******

www.depedro.net

*********

A continuación mostramos el videoclip del primer single ‘Hombre bueno’

Ver Post >
Hoy sabado Elcuartoverde e Insolencia y La Banda del Desfiladero en Logroño, Laburra Rock en Arrúbal, Cuzcumental en Briones y La Suite F. en Navarrete
mirocklloeselblog 23-03-2013 | 8:03 | 0

Ayer viernes fue un día intenso a nivel de concierto en La Rioja, hoy no se queda atrás.
A continuación mostramos unos cuantos previstos para hoy sábado 23 de marzo de 2013:


Elcuartoverde presenta su nuevo videoclip ’21 iguales’  de su disco Narcoiris. También ofrecerán un concierto con el grupo aragonés Insolenzia como telonero.
***

La segunda jornada del Cuzcumetal de Briones incluye conciertos de Xerion, AtaxiaF., Nakkiga y Matanza. Por segundo día consecutivo el infierno arde en Briones.
***

En Arrúbal han preparado un concierto punk con tres grupos: Envidia Kotxina, Manolo Kabezabolo y Sulfato Sozial.

***

 

La Suite F. en El Patio del Camino en Navarrete a las 20 horas.

*****

La Banda del Desfiladero en el III Concurso ‘En Directo’ en el Coffee Single Rock de Logroño, a las 23 horas, gratis.

 

Ver Post >