La Rioja

img
Etiquetas de los Posts ‘

Noboo

Soziedad Alkoholika, una receta de furia
mirocklloeselblog 23-05-2013 | 11:55 | 0

Sala Noboo de Tudela (Navarra), 18 de mayo del 2013

Entrar hoy en día a una sala como la Noboo de Tudela y encontrarla prácticamente llena es un oasis feliz dentro del desierto que está atravesando la música en directo como consecuencia de la unión de la crisis económica y de la industria sonora (ninguna de las dos parece saber hacia dónde se encuentra su final).

Esta grata estampa en la que encontramos a decenas de rockeros riojabajeños ocurrió el pasado sábado en la gira con la que los vitorianos Soziedad Alkoholika presentan su disco ‘Cadenas de odio’. Los S.A. son una de las pocas bandas que pueden presumir de que les siguen tanto los veteranos que nos enganchamos a su furioso thrash crossover en los albores de los 90 como a los que hoy se inician en el mundo del rock. Y lo consiguen gracias a mantener durante más de dos décadas la fórmula de descargar sonoramente rabia, furia y la protesta ante un sistema que no convence.

Con esa mezcla de público, también reuniendo desde metaleros a punks, a las 23.22 horas concluía la intro y saltaban a escena a toda velocidad con ‘Barrio oscuro’, que también abre su último disco, con el que junto a ‘Mala sangre’ (2008) han recuperado la velocidad, rotundidad y parte de la esencia de sus sonidos, alejándose de los guiños hardcore y nu-metaleros de sus producciones de principios del 2000, caminos con los que muchos de los seguidores noventeros nos sentimos algo perdidos.

Con el magnífico batería Alfred Berengena sustituyendo todavía a Roberto Castresana, el primer bloque lo dedicaron a los discos del nuevo milenio con ‘Tiempos oscuros’, ‘Política del miedo’ o ‘Niebla de guerra’ y, sobre todo, al último con ‘Procrastinación’ y ‘Corruptos’. Los seis cuerdas Íñigo y Jimmy a cada lado del escenario, Pirulo al bajo ante el set de Berengena y un dinámico Juan animando al personal ponían en marcha la rotunda apisonadora bajo un efectivo juego de luces y un poderoso sonido.

Las primeras filas respondían y ya estaban alborotadas con los más jóvenes entregándose en el pogo. Pero el concierto empezó para todos cuando los menos familiarizados con sus últimos discos reconocieron ‘Palomas y buitres’ y ‘Pelota’. A partir de ahí, la Noboo fue una caldera y los S.A. intercambiaron temas de los 90 y del nuevo milenio como ‘Ratas’, ‘No kiero participar’ o ‘La aventura del saber’ con ‘Estado enfermo’, ‘Piedra contra tijera’, ‘Buenos momentos’ o ‘Pauso bat’.

Tras tanto guiño ‘moderno’, alejado de la raíz de los S.A. noventeros, la tripleta ‘Cuando nada vale nada’, ‘Sin dios, ni patria, ni ley’ y ‘Civilización degeneración’ nos recordó lo que les distinguió en sus inicios: rotunda velocidad, originalidad al cantar Juan, cambios de ritmo, profundidad en las composiciones… Se despidieron y la gente pidió más. Y volvieron con otra tanda totalmente ganadora y arrasadora: los clásicos ‘S.H.A.K.T.A.L.E.’, ‘Cienzia asesina’, ‘Motxalo’ y ‘Nos vimos en Berlín’.

Con la sala totalmente alborotada y entregada, se despedían tras una hora y 22 minutos. Acababa así un efectivo y rotundo concierto, pero excesivamente corto teniendo en cuenta la técnica de sus músicos y su amplia discografía –lamentablemente, olvidaron su segundo disco, el que redondeó su sonido-. Con todo, disfrutamos de lo que S.A. comparten, una absoluta y necesaria descarga de furia sonora.

Ver Post >
Asfalto, patrimonio de la Humanidad (menos en España)
mirocklloeselblog 06-11-2012 | 11:56 | 0

Asfalto en la sala Noboo de Tudela, 3 de noviembre del 2012


Pocos grupos cumplen 40 años de música, carretera, escenarios y emociones. En España, los ejemplos escasean. Y este sábado pudimos disfrutar en la vecina sala Noboo de Tudela del único que me viene a la cabeza: Asfalto, con el corazón desnudo de Julio Castejón siempre a la cabeza -que el jueves había compartido con Sherpa en Logroño-.

Pero mientras en otros países se idolatra a las bandas que bautizaron el rock –Rolling, Eagles, Black Sabbath, Zeppelin, B.B. King…-, mientras llenan estadios, en este país de triste incultura musical abandonamos a los nuestros. Sí, cuando los Rolling, Roger Waters u otros padres de esta historia nos visitan llenan estadios. Pero el público no apoya como debe a nuestros Barón Rojo, Ñu, Burning, Asfalto… bandas que merecen monumentos, salir en los libros de texto, tener el respeto máximo…

Tristemente, la historia se volvió a repetir este sábado. Que si la crisis, que si el fútbol, que si la pérdida de una generación en el techno… pero apenas estábamos un centenar de personas en la Noboo. Y de ellos, más de la mitad éramos alfareños, donde la apuesta por el rock sigue viva entre asociaciones, pubes, grupos y público, que siguen alimentando la escena local.

“Está claro que no hemos venido todos”, sonrió Julio Castejón al saludar al público. Pese a que la sala vestía muchos huecos, banda y público se compincharon para llenar de calor la noche. “Lentamente al amanecer, bajo la paz del silencio, la batalla va a comenzar y la ciudad va rugiendo”, a capela Julio abría la noche con la fuerza de ‘La batalla’ y su grito de libertad. Y arrancó el viaje por la historia de nuestro rock, en el que el público se zambulló disfrutando de cada tema, de cada clásico.

‘Espera en el cielo’ daba paso al característico teclado de ‘Más que una intención’, que fue toda una declaración de fuerza entre público y banda: “Cantar hasta que aguante el corazón”. Para entonces, el espectacular y poderoso sonido de la banda, la magnífica e intacta voz de Julio y la enorme comunicación que lograron con el público envolvió a todos en la magia de la música.

Sí, han pasado 40 años y varios magníficos músicos por sus filas, pero la formación actual de Asfalto es de lujo: junto a Julio Castejón ha regresado a los teclados, 25 años después, Jorge García Banegas; ya son cuatro años con Alejandro Ollero ‘Pollo’ –al que vimos con Sugarless- al bajo; a la batería se ha sumado Marcos Parra (Hiroshima, fundador de Saratoga, larga carrera en musicales…); y completa el quinteto Paul Castejón a la guitarra y flauta travesera.

‘No estás solo’, ‘Nadie ha gritado’, ‘El hijo de Lindbergh’… la atmósfera es mágica con guiños a Pink Floyd, Marillion, Police… Entonces Julio presenta ‘Quién castigó a la mujer de Lot’, de su último trabajo ‘Music’ (2011), que cuestiona qué hay de malo en volver la vista atrás. Junto a la historia bíblica, la lección musical es directa: necesitamos saber de dónde venimos para saber a dónde vamos.

Y en esto que Ollero arranca con los pasajes que introducen a la enormidad de ‘Días de escuela’, y la emoción se desborda. Verso a verso, todos cantamos la genial letra hasta llegar con la piel de gallina a ese mandato necesario “Enseña a tu hijo a amar la libertad”. ¡Maestros!

La caña de ‘Contrarreloj’, el dueto acústico de Julio con Banegas al teclado en ‘Mujer de plástico’ y ‘Canción para un niño’, la llamada a la libertad de ‘Capitán Trueno’, la nostalgia emocionante de ‘Viejo’… dos horas mágicas que llegaron a su colofón con la frescura optimista de ‘Es nuestro momento’. Pedimos más y Asfalto regresaron a escena, con la petición de Julio Castejón de apoyemos la música, a los grupos… Y arrancó con “una que es patrimonio de la Humanidad”, esa bella metáfora que es ‘Rocinante’. Y con la fuerza de ‘Déjalo así’ hicieron vibrar el final de un concierto que muchos guardaremos en la memoria, como la charla posterior con los músicos, que bajaron a compartir brindis con su público.

Ver Post >
Infamia + Seven Differences en Alfaro y El Reno Renardo + Los Gandules en Tudela, hoy sábado 12 de mayo de 2012
mirocklloeselblog 12-05-2012 | 8:00 | 0


**********

Ver Post >
Cartelera de conciertos destacados para mañana sabado 28 de abril de 2012
mirocklloeselblog 27-04-2012 | 11:48 | 0

M.C.D. y Rotabator en el Biribay Jazz Club de Logroño (La Rioja)

La Fuga y Dikers encabezan el festival de la verdura en la Sala Noboo de Tudela (Navarra)

Siniestro Total en la Sala Totem de Villava (Navarra)

Corizonas y Clarisse en la Sala Movie de Pamplona (Navarra)

Ver Post >
Doctor Queen, el Freddie Mercury argentino
mirocklloeselblog 29-02-2012 | 9:51 | 0

Doctor Queen Sala Noboo de Tudela (Navarra) – 24 de febrero del 2012

 

Doctor Queen es una banda argentina de tributo al grupo británico Queen. En plena gira por España, el viernes 24 de febrero actuó en la sala Noboo de Tudela, Navarra, ante una audiencia de unas 250 personas. El cantante Jorge Busetto es el fundador de Doctor Queen (antes One and Doctor Queen), llamada así porque este artista es médico. Además de Busetto, el guitarrista Alvaro Navarro Khan, es el integrante más antiguo con más de diez años ocupando el rol de Brian May.

La actuación fue de menos a más y eso se notó también en la implicación del público compuesto por muchas parejas y cuadrillas que pasaban los cuarenta años aunque también había algunos jóvenes. Another One Bite The Dust, Under Pressure, Love Of My Life y una larga lista de clásicos de Queen sonaron en La Ribera de Navarra para beneplácito de los presentes.

Las luces, el sonido, el ambiente, el servicio y la buena visibilidad son de agradecer en una sala como la Noboo, ideal para los directos.

El bajista Fernando demostró su habilidad en diversas ocasiones como muestra la imagen, tocando con el bajo sobre el hombro. Al fondo el batería Ezequiel.

Doctor Queen cantó I Want To Break Free entre el público y ataviado para la ocasión como aparece Freddie Mercury en el video de dicho tema. El público, sorprendido al principio, no paró de fotografiar y grabar al entregado cantante que cambió de indumentaria en numerosas ocasiones durante el concierto y demostró su habilidad no sólo vocal, también al teclado y con la guitarra española.

El tema Innuendo supuso un punto de inflexión, el culmen que dio paso a interpretaciones muy buenas de Radio Gaga, Somebody To Love, We Will Rock You, Bohemian Rhapsody, We Are The ChampionsShow Must Go On.  

Doctor Queen también cantó entre y ayudado por el público Somebody To Love. El grupo se despidió con Show Must Go On y la gente pidiendo más. Los cuatro músicos volvieron y el doctor comenzó a tocar al piano A Kind Of Magic pero tras un remix abordó magistralmente Too Much Love Will Kill You.

No faltó en la recta final de la actuación un último cambio de indumentaria y el Freddie Mercury argentino vistió la capa y corona de reina. Llegó el final y la apoteosis con Don’t Stop Me Now.

Los cuatro músicos se despidieron por segunda vez del público -tras dos horas de concierto- entre aplausos y gritos pidiendo más. Al rato salieron a la pista para charlar con los fans.

Cartel del concierto

 

 

Ver Post >