La Rioja
img
Llega el verano, empieza la temporada de baño en el embalse González Lacasa
img
Javier Ezquerro | 20-06-2012 | 11:53

Hoy acaba la primavera y empieza el verano, un momento oportuno para hablar en este espacio del embalse González Lacasa y su área dedicada al baño y los deportes náuticos sin motor. El enclave, de sobras conocido en La Rioja, constituye algo así como una pequeña playa enclavada en el corazón de la sierra riojana, en una zona de una gran riqueza natural. Tranquilo y apacible entre semana, el embalse atrae a numerosos visitantes durante los fines de semana del verano, que gozan de interminables jornadas de asueto sin sufrir el agobiante calor que castiga el valle del Ebro la mayor parte del verano. Pero además del beneficio de una meteorología menos extrema, el enclave reúne otros muchos alicientes. La zona de baño está delimitada para que puedan bañarse los más pequeños junto a un embarcadero, y para los más atrevidos siempre queda la opción de nadar hasta la plataforma vecina, en donde hay toboganes y trampolines para desfogarse haciendo piruetas. A los amantes de la sombra, les gustará más cobijarse en el pinar o en las arboledas cercanas o bien acudir a la cafetería del Club Náutico, con una gran terraza panorámica desde la que se divisa todo el pantano. Si el visitante prefiere consumir el día entero en el embalse y no se ha traído la nevera con las provisiones, le queda entonces la posibilidad de comer en el restaurante del Club Náutico o bien acudir a los establecimientos cercanos en El Rasillo, Ortigosa o Villanueva de Cameros, las tres localidades más próximas al González Lacasa.

 

Además del baño, los visitantes disponen de otras opciones para matar el rato: alquilar un patín a pedales o una piragua son los pasatiempos más comunes, aunque también se puede optar por recibir unas clases de windsurf o echar la caña de pescar en las zonas indicadas para ello. En el Náutico preparan además actividades de manera esporádica para amenizar el verano. Hace unos años, por ejemplo, se programó una actividad que gustó mucho, un concierto sobre las aguas del pantano al caer la noche enmarcado en el ciclo denominado ‘Música en el Paisaje’. Sería de agradecer que retornará. Por cierto, el embalse enseguida será (a finales de julio) escenario de otra edición del Triatlon del Rasillo, en la que compiten deportistas de varios puntos de España. Y bien, no me extiendo más. Doy paso a las imágenes, tomadas el pasado fin de semana, y a un par de vídeos (mis primeros pinitos para el blog).

Enlace al Club Náutico del Rasillo, en el embalse González Lacasa

 

 

Y para finalizar, otro vídeo

 

 

 

 

 

  • chebaca

    ¡Vaya vaya! aquí si hay playa…Saludos.