Antonio Salas: Periodista de investigación

Antonio Salas siempre ha realizado todas sus investigaciones equipado con una cámara oculta con la que documenta todo porque, según sus propias palabras, esta es la única manera de demostrar que todo lo que dice es verdad, a pesar del grave riesgo que esto conlleva.

“La cámara oculta es la herramienta del periodismo encubierto por antonomasia. Si Nellie Bly o Hunter Thompson hubiesen tenido una oculta, sin duda la habrían utilizado. Como han hecho Günter Wallraff, Donal Macyntire, etc. Creo que cuando el objeto de tu reportaje es la denuncia social su uso está más que justificado. Pero cuando se trata de reportajes de prensa rosa, o del corazón, su uso no es ético, sino una invasión de la intimidad”, declaró en una entrevista.

Una vez fue descubierto: “Durante la infiltración en los grupos antisistema. Estuve grabando en Gerona, Madrid, Barcelona, y en Santiago de Compostela, mientras estaba con un grupo anarquista que había preparado ya “el material” para las cargas en una manifestación, de repente nos rodeó la policía y al cachearnos a todos a mí me pillaron la cámara. Afortunadamente un amigo policía me había dado la contraseña que usaban sus agentes encubiertos en ese operativo y los policías me llevaron aparte para cachearme pensando que era uno de ellos. Pero los anarquistas ya habían visto la cámara y esa parte del reportaje se jodió en ese momento”, comentó.

Antonio Salas afirma que siempre tiene miedo ya que “sería absurdo no tener miedo cuando sabes que este tipo de reportajes tienen consecuencias”.

antonio salas

original antinio salas

Sin embargo, ahora este periodista de investigación lo tiene más difícil para poder hacer su trabajo debido a que el uso de la cámara oculta fue declarado ilegítimo en 2012, algo polémico y con lo que, obviamente, se muestra en desacuerdo.

Bajo constante amenaza

Nadie sabe quién es Antonio Salas, ni siquiera sus amigos más cercanos. El periodista afirma que se ha encontrado presente en reuniones en las que se ha comentado su trabajo, sin que nadie de los participantes supiera que él era el autor.

“Así es. La mayoría de mi familia, y casi ninguno de mis amigos sabe que soy Antonio Salas. Y eso da lugar a situaciones muy paradójicas. La última el pasado fin de semana. Poder estar presente en una conversación en la que la gente opina sobre ti, sin saber que estás presente, es la única forma de saber lo que piensan realmente. Y resulta muy divertido” explicó.

En sus escasas apariciones públicas, lo hace a través de un pasamontañas que oculta casi todo su rostro y su voz es distorsionada para que nadie pueda reconocerle.

Y aun así, ha sufrido intento de agresiones: “Un joven neonazi, que tenía 9 años cuando se publicó Diario de un Skin, intentó colarse en el  I Congreso Nacional sobre Servicios de Inteligencia de la Universidad Rey Juan Carlos para, según sus palabras: cortarme el cuello. El odio en estos grupos se hereda de generación en generación. Nunca creo que pueda hacer una vida personal ni profesional normal” narró Antonio Salas.

Un sacrificio que merece la pena

A pesar de los riesgos y de poner toda su vida en peligro, Antonio Salas afirma que todo merece la pena cuando consigue convencer a una persona a través de sus libros de que no se introduzcan en estos mundos.

“Recibes miles de correos de chicos y chicas que abandonaron el mundo neonazi tras publicar Diario de un skin (2003), de hombres que dejaron de consumir prostitución después de salir El año que trafiqué con mujeres (2004), o el de un joven árabe que se salió del camino del terrorismo tras leer El Palestino (2010); entonces te das cuenta de que todo esto merece la pena”, sostiene.

En definitiva, Antonio Salas es todo un ejemplo a seguir como profesional y como persona que busca aportar su granito de arena para transformar la sociedad actual.

El Gran criterio de Google

Para conseguir esto, Google usa un algoritmo con muchos parámetros que valoran cuáles son los webs que mejor resuelven las investigaciones efectuadas; y los webs que mejores resultados obtienen por aquella investigación, se situarán a las primeras posiciones.

Esta es una cuestión importantísima, capital para muchísimos negocios, especialmente para aquellos que viven del transit a su site. Cuanto más arriba sales al listado, más visitas tienes; muy especialmente si acostumbras a salir el primero a las investigaciones, puesto que más del 50% de las visitas, se lo llevan sites situados al primer lugar. Es así pues como las empresas sienten la imperiosa necesidad de salir a Google lo más arriba posible. Para resolver esta necesidad, se crea el SEO, que busca conseguir precisamente esto.

La “cara amarga” del SEO

Y aquí viene el motivo de mi falta de confianza en el SEO (o más muy dicho, en cómo se enfoca actualmente).

Para conseguir posicionarse lo más arriba posible, el SEO mira de entender el mejor posible como está configurado el algoritmo de Google, algoritmo que nunca podrá conocer del todo porque, evidentemente, Google nunca hace público. Entonces, se elaboran unas técnicas para obtener los mejores resultados posibles dentro de este algoritmo. Por ejemplo, es sabido que para Google es muy importante que tengas muchos links apuntando a tu *site; por lo tanto, una de las técnicas del SEO, consistirá al conseguir estos links que enlacen a tu web. A esto se le dice, linkbuilding.

Ahora bien, aquí viene mi desconfianza hacia el SEO: La manera en cómo se enfocan todo este seguido de técnicas.

Buena parte del *SEO que se hace actualmente es preocupa básicamente al conocer e implementar toda una serie de técnicas que maximicen el algoritmo. No se preocupa para crear un buen contenido, no se preocupa para hacer un site agradable y fácil de navegar, entre otros. De este modo el que se hace es ignorar completamente la filosofía y las necesidades de Google. Al fin y al cabo, nuestro web es como un producto o servicio y Google como un cliente, nosotros le ofrecemos y él lo compra (lo sitúa arriba de las listas) o no (lo sitúa bien abajo de las listas).

Por lo tanto, si una buena estrategia de marketing se tiene que basar imperiosament al solucionar de la mejor manera posible las necesidades de tu cliente y al aportarle el máximo valor posible, como no nos cansamos de repetir; es evidente que buena parte del *SEO esto no lo está haciendo ni mucho menos, porque en ninguna parte de centrarse al crear el mejor web posible, con la mejor información y hacer un site muy estructurado y donde sea agradable navegar (qué es más o menos el que demanda Google), el *SEO de hoy en día se centra al descubrir el algoritmo de Google y aplicar las técnicas que permitan maximizar el resultado. En otras palabras, la filosofía de buena parte del *SEO actual se basa en el engaño, al hacer creer a Google que tu *site es el mejor cuando en realidad no lo es y el único que haces es hacerle creer que lo eres. Te maquilles, te pones guapo, te operas si hace falta, pero en realidad no eres el que se lo estás haciendo creer a Google.

Volviendo al que hemos dicho más arriba, la relación web – Google, a la hora de posicionarse online es totalmente comparable a la relación cliente – consumidor a la hora de comprar un producto; y precisamente el marketing se dedica a gestionar esta relación de forma eficiente. Entendiéndolo y recordando esto que decimos tantos golpes y no nos cansamos de repetir, que una buena estrategia de marketing (como la vida misma), tiene que basarse al decir la verdad a tu cliente (porque entre otras cosas y estela de banda valores morales, que te atrapen engañando, a buen seguro que te saldrá carísimo); podremos deducir que una estrategia basada al engañar a tu cliente (Google en este caso) no nos puede acabar trayendo a buen puerto. Y esto es exactamente el que pasa con buena parte del SEO; de la manera que se enfoca actualmente, el que se está haciendo de una manera u otra es intentar engañar a Google.

Para poner un ejemplo y comparar, se cómo si tú haces zapatos (un web), las vendes como si fueran unos zapatos de una enorme calidad (estrategias SEO que maximizan el algoritmo), el consumidor te las compra (Google te posiciona al primer/s lugar/s) y a la cabeza de una semana, estos zapatos se se lo desgarran sin haberlas maltratado (Google hace un nuevo algoritmo y descubre que has usado todos los trucos  y por haber para maximizar el algoritmo). Es evidente que aquella persona, casi con toda seguridad, no se volverá a acercar por tu tienda ni por casualidad. Es el mismo que hará Google: por un lado te penalizará por haberlo engañado y por la otra, cuando descubra que en realidad tu *site no era tanto bono, lo bajará de posición todavía más.

Pero no todo lo SEO es así, hay el SEO que el que busca realmente es mejorar su site de verdad, este es el *SEO que me gusta, este es el *SEO en el que confío. Aunque desgraciadamente, mucho me temo que hoy por hoy, la mayoría no actúan así.

Calcular la competencia de las palabras clave

como-funciona-google-posicionamiento-web1-1024x819Antes de hacer una keyword research tenemos que asegurarnos del nivel de competencia de las palabras que queremos posicionar. La competencia de las palabras clave está muy relacionada con el grado de dificultad para posicionar dichas palabras.

Muchos profesionales calcular la dificultada de las palabras clave a posicionar con la herramienta de Moz “Keyword Difficulty” de Moz. Con esta herramienta podremos obtener valor numérico que nos indicará el grado de dificultad para posicionar. El único inconveniente de esta herramienta es que es de pago.

Pero también podemos calcular la competencia de nuestras palabras clave y comprobar la dificultad de las mismas, de forma gratuita gracias al buscador de Google. Es fase es de vital importancia dentro de nuestra estrategia de posicionamiento web.

 

-         Competencia global: consiste en introducir la palabra en Google y buscar. Los resultados de esta búsqueda pueden ser demasiado genéricos pero ya puede servirnos para hacernos una idea. Si queremos unos resultados más concretos buscaremos la palabra entre comillas, de este modo “keyword”.

-         Competencia en title: el comando de búsqueda para calcular este tipo de competencia es allintitle:keyword. Esta búsqueda nos mostrará los resultados que poseen la keyword en el titulo.

-         Competencia en URL: el comando de búsqueda para calcular este tipo de competencia es allinurl:keyword. Esta búsqueda nos mostrará los resultados que poseen la keyword en la URL. Tenemos que vigilar con las palabras que incluyen tilde, pues la gran mayoría de las URL son amigables (no incluyen tildes) y por consecuente, los resultados pueden hacer que nos confundamos.

-         La competencia en el anchort text: el comando de búsqueda para calcular este tipo de competencia es allinanchor:keyword. Realizando esta búsqueda vamos a poder visualizar la cantidad de dominios que reciben enlaces con ese anchort text. Este comando de búsqueda es cada día menos utilizado, pues ahora lo más importante es la calidad y no la cantidad de links.

 

Calcular la calidad de nuestra competencia

Una vez sabemos que dominios están situados en las primeras posiciones de las SERPS, tenemos que conocer la calidad de los mismos. De este modo podremos hacernos una idea de la dificultad de posicionarnos y de superarlos. Para hacernos una idea de la calidad de las web de la competencia podemos utilizar métricas como el PageRank o el Page Authority el Autorithy Domain.

Pero lo primero que tenemos que hacer para empezar un proyecto SEO es formarnos. La demanda de profesionales especializados en posicionamiento está creciendo exponencialmente, por esas razones escuelas de negocio están lanzando Master en SEO para cubrir la demanda.

La cara amarga del SEO

Y aquí viene el motivo de mi falta de confianza en el SEO aunque forme parte de una agencia SEO (yosoymarketing) (o más muy dicho, en cómo se enfoca actualmente).

 

Para conseguir posicionarse lo más arriba posible, el SEO mira de entender el mejor posible como está configurado el algoritmo de Google, algoritmo que nunca podrá conocer del todo porque, evidentemente, Google nunca hace público. Entonces, se elaboran unas técnicas para obtener los mejores resultados posibles dentro de este algoritmo. Por ejemplo, es sabido que para Google es muy importante que tengas muchos links apuntando a tu site; por lo tanto, una de las técnicas del SEO, consistirá al conseguir estos links que enlacen a tu web. A esto se le dice, linkbuilding.

Ahora bien, aquí viene mi desconfianza hacia el SEO: La manera en cómo se enfocan todo este seguido de técnicas.

Buena parte del SEO que se hace actualmente es preocupa básicamente al conocer e implementar toda una serie de técnicas que maximicen el algoritmo. No se preocupa para crear un buen contenido, no se preocupa para hacer un site agradable y fácil de navegar, entre otros. De este modo el que se hace es ignorar completamente la filosofía y las necesidades de Google. Al fin y al cabo, nuestro web es como un producto o servicio y Google como un cliente, nosotros le ofrecemos y él lo compra (lo sitúa arriba de las listas) o no (lo sitúa bien abajo de las listas).

Por lo tanto, si una buena estrategia de marketing se tiene que basar imperiosament al solucionar de la mejor manera posible las necesidades de tu cliente y al aportarle el máximo valor posible, como no nos cansamos de repetir; es evidente que buena parte del SEO esto no lo está haciendo ni mucho menos, porque en ninguna parte de centrarse al crear el mejor web posible, con la mejor información y hacer un site muy estructurado y donde sea agradable navegar (qué es más o menos el que demanda Google), el SEO de hoy en día se centra al descubrir el algoritmo de Google y aplicar las técnicas que permitan maximizar el resultado. En otras palabras, la filosofía de buena parte del SEO actual se basa en el engaño, al hacer creer a Google que tu site es el mejor cuando en realidad no lo es y el único que haces es hacerle creer que lo eres. Te maquilles, te pones guapo, te operas si hace falta, pero en realidad no eres el que se lo estás haciendo creer a Google.

Sobre Google y su algoritmo

El otro día por la noche, estaba dando un vistazo al Twitter y me topé con un artículo sobre SEO que me gustó mucho, que me hizo reflexionar y me ayudó a acabar de aclararme una cuestión que rondaba mi cabeza desde hacía mucho tiempo: la perspectiva negativa con la que actualmente se enfoca el SEO, en la mayor parte de los casos.

Me explicaré, porque el título es bastante contundente y puede traer a interpretaciones erróneas. El SEO consiste en la aplicación de toda una serie de técnicas ideadas para conseguir que tu site se situé el más arriba posible en el resultado de las investigaciones a Google y a otras buscadores; y así lograr el número de visitas más alto posible. Mi falta de confianza en el SEO recae en la manera en cómo mayoritariamente este se enfoca, aparte de que formo parte de una agencia sem. Aún así, creo que hay una filosofía diferente a la hora de implementar el SEO y es esta en la que creo. Vamos por partes:

Cuál es el objetivo de Google?

Google (y los otros buscadores), entente como empresa que ofrece un servicio a sus clientes, el que busca es que este servicio ofrecido sea de la mayor calidad posible. En este caso, el que Google nos ofrece es un buscador que nos permita encontrar el que buscamos (el web idóneo) lo más rápido y directo posible. Y una cosa básica para que este servicio sea de la mayor calidad posible, es que los webs que mejor resuelven esta necesidad, salgan a los primeros lugares.

Su diferenciación es baza, en buena parte, en el hecho que la gente a Google encuentra habitualmente el que busca y además, de una manera rápida. Para su negocio hay dos cuestiones básicas: ofrecer siempre los mejores webs en primera posición y que la investigación sea lo más rápida posible (si nos fijamos, cada vez que realizamos una investigación, nos dice el número de resultados encontrados y el tiempo que se ha tardado a elaborar el listado, que suele ser muy inferior al segundo).

Investigación a Google

Ejemplo de una busca a Google: Podemos ver el número de resultados encontrados y el tiempo que se ha tardado a realizar el listado.
Nota: El hecho que Marketing en Català posicione tanto bien en esta busca, probablemente es porque Google ofrece resultados de buscas personalizados.
Para conseguir esto, Google usa un algoritmo con muchos parámetros que valoran cuáles son los webs que mejor resuelven las investigaciones efectuadas; y los webs que mejores resultados obtienen por aquella investigación, se situarán a las primeras posiciones.

Esta es una cuestión importantísima, capital para muchísimos negocios, especialmente para aquellos que viven del transit a su site. Cuanto más arriba sales al listado, más visitas tienes; muy especialmente si acostumbras a salir el primero a las investigaciones, puesto que más del 50% de las visitas, se lo llevan sites situados al primer lugar. Es así pues como las empresas sienten la imperiosa necesidad de salir a Google lo más arriba posible. Para resolver esta necesidad, se crea el SEO, que busca conseguir precisamente esto.

 

Software de gestión empresarial ERP para PYMES

Hoy en día, a causa de la crisis que afronta España, las PYMES no están pasando por su mejor momento. No obstante, estas están ofreciendo más del 20% de la totalidad de puestos de trabajo actualmente.

Las PYMES nunca se han identificado demasiado con las nuevas tecnologías, una de las causas de este hecho es la falta de recursos. Como normal general, las tecnologías empresarial diseñadas para optimizar la gestión y los procesos empresariales, siempre han ido de la mano de las grandes organizaciones.

Pero desde hace relativamente poco, las PYMES han conseguido pasar la frontera y apostar por las nuevas tecnologías para aumentar la productividad y la eficiencia. Muchas de estas empresas ya están implantando (sistemas de gestión empresarial), también conocidos como ERP.

Los sistemas de gestión ERP nos ayudan a mejorar nuestro negocio

Los objetivos principales del software de gestión empresarial son: reducir costes y aumentar la rentabilidad. Estos objetivos son superados gracias a un mejor flujo de la información, que nos permitirá poder tomar mejores decisiones y optimizar los procesos.

El ERP es un sistema de gestión empresarial que une todos los departamentos de nuestra organización: ventas, marketing, logística, RRHH… El sistemas de gestión ERP está diseñado para empresas con un mínimo de 200 empleados.

Ventajas de un sistema de gestión empresarial

-          Mejor control de los pagos y los cobros

-          Mejorar las funciones del almacén

-          Automatización de todos los documentos

-          Automatización de las comisiones a los comerciales

-          Mejor control de nuestros empleados

-          Potenciar nuestras ventas

-          Un mayor  flujo de información

La correcta implantación de nuestro sistema de gestión empresarial ERP, nos aportará un mayor flujo de información que nos permitirá ser capaces de tomar mejores decisiones. Los resultados serán notorios: mejor productividad y una coordinación más fuerte entre las diferentes áreas de nuestro negocio.

Antes de empezar a implantar un sistema de gestión empresarial en una PYME, tenemos que tener muy claros nuestros objetivos. La empresa proveedora de este tipo de software nos tiene que asesorar y guiar en todo los procesos previos a la instalación del mismo.

¿Quieres saber más acerca del software de gestión empresarial ERP? ¡No dejes de leernos! 

La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.